Tres médicos aseguran que solo con retroceder de fase no alcanza

13/7/2020 | 06:30 |

Creen que habría que volver a fase 1 durante 14 días pero advierten que la medida estaría condenada al fracaso si no se intensifican los testeos masivos y no se aísla a los contagiados.

Laura Giordano, Ezequiel Jouglard y Carla Boschetti. Fotos: archivo-La Nueva.

Por Sergio Prieta / sprieta@lanueva.com

   El aumento de casos positivos de coronavirus de los últimos días provocó el descenso de Bahía Blanca de la fase 4 a la 3 a partir de hoy.

   Mientras algunos creen que volver a encerrarse es la salida a los contagios comunitarios, hay quienes se resisten por motivos laborales o simplemente de agotamiento tras más de 110 días de cuarentena.

   Días atrás un grupo de infectólogos le entregó  al intendente Héctor Gay un documento con varios puntos entre los que se destacaba la necesidad de volver al aislamiento obligatorio de los primeros días de pandemia.

   Sin embargo el bajo factor de ocupación de camas en hospitales es el argumento de quienes sostienen que Bahía debería haber permanecido en fase 4. 

   Tras una consulta de La Nueva., previa a la decisión de Provincia sobre el retroceso de fase, el bioquímico y epidemiólogo Ezequiel Jouglard, y las infectólogas  Carla Boschetti y Laura Giordano ampliaron sus posturas sobre el tema y coincidieron en afirmar que con el retroceso no alcanza si es que la medida no va a acompañada con testeos masivos ante casos sospechosos y la internación de pacientes en las Unidades de Cuidados Mínimo Ambulatorios (UCMAS) para que no tengan contacto con sus familiares.

Ezequiel Jouglard

   —Ante la gran cantidad de casos positivos de esta semana. ¿Creen que es importante retroceder de fase en Bahía?

   —Giordano: Considero que sí, pero en realidad el tema no pasa por retroceder de fase y nada más, sino por tomar medidas en la comunidad: un retroceso de fase sin un incremento de testeos y la identificación y aislamiento de casos positivos para controlar las cadenas de contagios sería un fracaso.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   —Jouglard: Si, creo que se debe retroceder y remarco que el solo regreso a un mayor aislamiento es la única medida. Por la circulación comunitaria del virus y el tiempo de duplicación de casos ameritan retroceder. 

   —Boschetti: creo que por la aparición de más de 20 casos por día y que las consultas en las guardias han  aumentado de manera notoria esta última semana ameritan tomar medidas, posiblemente volver hacia atrás, pero también intensificar los controles en las unidades sanitarias para detectar casos y aislar a los enfermos.

El centro al inicio de la cuarentena

   —¿Inevitablemente habría que volver a Fase 1 o a un aislamiento estricto?

   —Jouglard: Considero que sí porque la realidad es que entre la Fase 3 y 4 no hay grandes diferencias y  las actividades que se permiten en ambas no son las que generan la mayor contagiosidad en este momento. De regresar hay que  ir a la 1. El problema es la resistencia que puede llegar a poner la gente porque hoy vemos que los conglomerados familiares son el principal problema y foco de contagio.

   —Boschetti: La cuarentena ha sido larga y la población se ha ido relajando. Al principio se cumplió muy bien con los pedidos de aislamiento pero la gente se saturó y se relajó mucho. Los encuentros familiares y la gente que sale en grupo rompió la cuarentena y empezaron los casos de conglomerados. Quizás haya que volver a Fase 1 o 2 sin tratar de perjudicar a comercios o empresas, pero como agente de salud corresponde decir que las medidas que se deben tomar son extremas.

   —Giordano: No me corresponde a mí decir  a qué fase hay que retroceder pero lo más importante es que toda medida de aislamiento que se tome debe ir acompañada de la detección de casos. Nosotros pedimos medidas porque vemos que no se  toman decisiones y alguna estrategia hay que aplicar.  Lo único que creo seguro es que de seguir así, inevitablemente los comercios van a tener que cerrar porque se van a enfermar los empleados y el retroceso o cierre de negocios va a ser obligatorio por ese problema.

   —¿Cuánto tiempo se necesitaría retroceder para intentar controlar la situación actual?

   —Jouglard: Cómo mínimo  14 días para ir viendo el tempo de incubación y luego ir viendo si es que esa cantidad sirve para que el sistema de salud pueda prestar el servicio que la gente se necesita. Como mínimo 14 días.

   —Boschetti: Mínimo 14 días y después ir viendo si alcanza y  ver si se puede avanzar de fase o retroceder si vuelve a ocurrir lo mismo. Lo principal es analizar si el sistema sanitario puede dar respuestas en cuanto a la capacidad. De todas formas la clave es aumentar testeos fuera del hospital porque como dijo: con retroceder de fase solamente no alcanza.

   —Giordano: El periodo es de 14 días pero acompañado de la puesta en marcha de las UCMA y mayores testeos.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias