Una valiosa lección

“Efecto Villarino”: Tornquist endureció los protocolos sanitarios en la obra de sus parques eólicos

23/5/2020 | 06:30 |

La comuna tomó nota de lo ocurrido en Buratovich y le pidió a la empresa que trabaja en Tres Picos que amplíe el aislamiento de los 4 empleados que trajo de otras zonas del país. Cumplirán 7 días encerrados en Bahía Blanca y luego se les hará un hisopado.

Los parques eólicos de Tornquist están casi terminados. A la firma contratista sólo le resta levantar las últimas 6 torres, de un total de 51. Emmanuel Briane-La Nueva.

Juan Ignacio Schwerdt / jschwerdt@lanueva.com

   Lo ocurrido en las últimas dos semanas en la obra del parque eólico Vientos del Secano, de Mayor Buratovich, dejó varias enseñanzas. Una de ellas -acaso la más valiosa- es que no controlar ni regular la llegada de personas provenientes de ciudades donde hay transmisión comunitaria de Coronavirus implica un enorme riesgo de contagio que podría tirar por la borda, en cuestión de días, todo lo logrado hasta ahora.

   El hecho no pasó desapercibido para ninguna comuna de la zona, pero en Tornquist despertó atención especial. Resulta lógico: allí está en su etapa final la obra más importante de energías renovables que se haya efectuado alguna vez en el Sudoeste bonaerense, la de los parques San Jorge y El Mataco I, de Petroquímica Comodoro Rivadavia (PCR).

   A la firma contratista Milicic SA le queda un mes de obra. Ya terminó de ensamblar 45 torres y apenas le resta erigir 6, para lo cual en los últimos días trajo a la región cuatro profesionales de la ciudad de Rosario.

   “Esto nos lo comunicaron el martes 19, en una reunión que mantuvimos con los responsables de Seguridad e Higiene de la obra. Se trata de empleados con conocimientos muy específicos, que no hay ni en Bahía Blanca ni en Tornquist, y por eso los traen de afuera”, explicó el secretario de Gobierno y Seguridad del distrito serrano, Ezequiel Gabella.

   El funcionario refirió que la empresa contratista tenía alojados a esos trabajadores en Bahía Blanca, haciendo una cuarentena de 72 horas.

   “El protocolo que estaban aplicando contemplaba que al cabo de esos tres días les hicieran un hisopado a los cuatro trabajadores y esperaran 24 horas más. Al cabo de ese tiempo, con los resultados negativos de los tests confirmados, los iban a habilitar para ingresar a la obra”, contó.

   Más allá de que el protocolo parecía el adecuado, se decidió consultar a los médicos infectólogos que están asesorando a la comuna.

   “Lo primero que nos señalaron es que 4 días de aislamiento es muy poco, ya que la enfermedad puede tardar hasta 5 o 6 días en manifestarse. Es decir, si alguno se contagiaba horas antes de iniciar la cuarentena, el hisopado a las 72 horas podía dar negativo”, refirió Gabella.

   “La sugerencia que nos hizo una profesional fue que le pidamos a la empresa que elija entre dos opciones: extender el aislamiento a 7 días y hacer un hisopado posterior en forma obligatoria; o bien a 14 días con testeo opcional”, añadió.

   “Les transmitimos esto al jefe de Seguridad e Higiene, Martín Muñoz, quien nos comunicó que habían optado por la primera alternativa”, completó.

   Según estimó Gabella, los 8 días de aislamiento (7 obligatorios más las 24 horas que demora el resultado del testeo) se cumplirán la semana que viene.

   “Lo que convenimos es que la empresa les hará completar y firmar a los trabajadores una declaración jurada. Con ese documento y la prueba negativa del testeo, podrán ingresar a la obra del parque eólico”, indicó.

   “Nosotros visitamos la obra a diario para verificar que la nómina de empleados que nos pasó la empresa coincida con la realidad. Preguntamos uno por uno, lo que lleva un tiempo, pero es más seguro”, añadió.

   En cuanto al hecho de que Bahía Blanca decretó el cierre de los alojamientos para personas que no trabajan en el distrito, Gabella indicó que la empresa contratista daba por hecho que les permitirían completar la cuarentena sin problemas.

   “De otra forma, estaban dispuestos a alquilar departamentos para seguir con el protocolo. En Tornquist hay 7 mil plazas hoteleras vacías pero, como en el resto de la región, los alojamientos están cerrados por disposición municipal”, informó.

   En cuanto al otro parque en el distrito -Energética I, de la firma AES- Gabella indicó que ya está en operación.

   “No está en obra, sino que está produciendo energía. Su personal -que está a cargo del control y mantenimiento- también viene de Bahía, pero en este caso hablamos de personas que están asentadas en esa ciudad y son trabajadores estables. No hay rotación de personas ni gente que venga de otros puntos del país”, aclaró.


Una obra monumental a la vera de la ruta 33

   Los parques eólicos El Mataco I y San Jorge son de la firma Luz de Tres Picos SA, una empresa de Petroquímica Comodoro Rivadavia (PCR). La contratista es Milicic SA.

   La obra comenzó a fines de 2018, con un plazo de obra de 13 meses, en un predio ubicado a 44 kilómetros de Bahía Blanca que atraviesa la ruta nacional 33.

   Los parques están conformados por 51 aerogeneradores del modelo V136 de la marca Vestas, con una potencia nominal individual de 4,2Mw y una altura de casi 200 metros (136 correspondientes a la torre y 68 a las palas).

   En conjunto, los aerogeneradores tienen una potencia nominal de 201,6Mw, lo que convierte a estos parques en la obra de energía renovable más importante que se haya ejecutado en la región.

   Sus números son impresionantes. Sólo la ejecución de las bases insumió 32.919 metros cúbicos de hormigón armado. Las redes de media tensión, fibra óptica y puesta a tierra se extienden por más de 53 kilómetros.
 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias