Una Bahía llena de héroes anónimos a un mes del inicio de la cuarentena

19/4/2020 | 07:00 |

.

Por
Juan Florín

   --Buen día Juan María. ¿Tenés el barbijo puesto?

   --Increíble cómo cambian las cosas. Lo que antes no servía de mucho ahora es obligatorio, de todas formas hace días que varios supermercados de la ciudad no te dejaban entrar sin tapaboca. Ojalá que con esta medida se avance más rápido en la prevención del coronavirus.

   --Igual habrá cuarentena para rato ¿No?

   --Así es, fijate que todos los médicos insisten en que esto recién comienza y el mismo secretario de Salud municipal, Pablo Acrogliano, dijo que se esperan 600 casos en Bahía. Ambos sabemos que el aislamiento y el parate económico están pegando durísimo, pero no queda otra que seguir la cuarentena, aunque cada vez se ve más gente en la calle..

   --Sí, en este mes de aislamiento social, preventivo y solidario hablamos mucho del tema económico y la cuestión sigue empeorando, sobre todo porque muchas de las medidas oficiales que debían llegar aún brillan por su ausencia.

   --¿Te referís a los créditos bancarios para el pago de sueldos?

   --Por ejemplo. Los bancos estatales se agarran de cualquier tecnicismo para decir que el interesado no califica y la banca privada le cortó el chorro a todo el mundo. Plata tienen, pero no al quieren prestar, es así de fácil. Te doy más datos, te piden mil cosas pero sin considerar el estado de emergencia que vive el país.

   --Explicame mejor...

   --Te exigen las mismas cosas que en tiempos normales, es decir, no tener cheques rechazados, tener una carpeta calificada, entre otras cuestiones, por lo cual muchas empresas no califican. Insisto, esto es para la banca pública, la privada está desaparecida en cuanto a líneas de crédito para las empresas. Hay un informe del Banco Central donde menciona que la banca privada desembolsó más créditos de emergencia que la pública, pero acá eso no se nota.

   --El otro día el gerente del Banco Nación dijo que en la sucursal centro llevaban entregados 100 millones de pesos a empresas y comercios para pagar sueldos.

   --No lo niego, pero esa cifra no es nada para el sector industrial y comercial de Bahía. En cuanto a los Repro y otras ayudas para pagar sueldos, no están llegando a tiempo, con lo cual las empresas no saben qué hacer. Por otro lado, la AFIP no ha sacado aún ninguna medida en concreto para aliviar las cargas tributarias.

   --Y todos, con mayor o menos justificativo, le piden al Estado que les dé una mano. El otro día se sumaron los artesanos, que piden alimentos, subsidios para cubrir gastos corrientes y reactivar la producción y créditos blandos a tasa 0 % con un año y medio de gracia, a pagar en 4 años.

   --Los pronósticos económicos no son para nada alentadores. Una cosa era pensar en que esto terminaba en marzo o principios de abril y otra es ahora, donde muchos hablan de pasar el invierno.

   --No seas alarmista, la cuarentena se irá flexibilizando. Fijate que ahora Alberto le dijo a Héctor que avance con el comercio online en Bahía, siempre y cuando que se respeten los protocolos

   --Por supuesto, se irá levantando paulatinamente y los servicios de venta puerta a puerta son un ejemplo. Sin embargo, quien piense que todo será como antes porque su actividad en algún momento será liberada, caerá en un grave error. Esto tendrá secuelas prolongadas en el tiempo.

   --Te habrás enterado de lo que dijo Pichetto, pero por las dudas te lo repito: “El modelo de Argentina debe ser un modelo parecido al de Bahía; síntesis de potencia en la actividad privada, en el puerto, en el gas, en la ganadería, la agricultura y en todo lo que se produce; y no en la mirada del pobrismo, con un montón de curas que ni siquiera rezan porque tienen miedo de agarrarse el coronavirus”.

   --Puedo compartir la primera parte, sobre todo porque muchas veces somos muy duros con nuestra ciudad y la castigamos injustamente. Pensá en la pujanza que tiene hoy su puerto pese a la crisis argentina, con mil camiones que llegan por día y cada vez más barcos que vienen de Rosario a cargar acá por la baja del río Paraná. En cuanto a lo último, me parece lamentable. Lo invitaría al ex senador a que un día de estos, por ejemplo, acompañe los curas de La Piedad a Villa Caracol. No le vendría mal darse un baño de realidad.

   --Bueno, no te enojes. Y a propósito, hace varios domingos que venimos hablando de cómo le pega la cuarentena al comercio, al sector industrial, a los cuentapropistas y a los sectores más carenciados. Podrías tirar una buena. ¿Es mucho pedir?

   --Tenés razón. Además de los cientos de héroes anónimos que todos los días ponen todo lo que pueden de ellos mismos en un hospital, en un control en la calle, en la caja de un comercio, étc, no hemos hablado de los miles de bahienses solidarios que también se exponen y sin cobrar un peso a cambio se dedican a repartir alimentos entre quienes menos tienen.

   --Me imagino que deben ser muchos.

   --Muchos más de los que te imaginas. Realmente hay que sacarse el sombrero por quienes todos los días  ponen en funcionamiento un comedor o un merendero y salen a repartir viandas por la periferia. Algunos pertenecen a organizaciones religiosas, otro no, pero realmente emociona ver la garra que le pone esta gente.

   --Sé que hablar de la solidaridad bahiense es algo remanido, pero es así.

   --Por supuesto, y sumale miles de otros gestos como los de juntar alimentos en una bolsita que se deja en el acceso a los edificios y cada vecino la va completando con lo que pueden o los jóvenes universitarios y no universitarios que acompañan a gente mayor al banco o les hacen mandados, las señoras que hacen barbijos en los barrios y los donan, los sindicatos que aportan alimentos, los vecinos de Villa Gloria que lavan los refugios para la espera del colectivo, étc étc.

   --Me parece que todos estos gestos de sacrificio puestos de manifiesto por tantos vecinos contrasta un poco con quienes desde el Estado  no acompañan de la misma manera.

   --Creo que estás apuntando a la polémica que se generó días atrás en torno a si los políticos debían donar parte de sus sueldos para acompañar, al menos con ese gesto, el esfuerzo que hacen los privados.

   --Sí, el debate continúa y de hecho me parece que solo los funcionarios y legisladores de Cambiemos lo están haciendo.

   --En el caso del Frente de Todos, acá en Bahía, parece que también, pero no lo han querido decir públicamente. No sé si por pudor o por no quedar mal con el presidente de la Nación, que se había manifestado en contra de la iniciativa. Quizás a tono con Alberto Fernández fueron las últimas declaraciones del intendente de Monte Hermoso.

   --¿Qué dijo Dichiara?

   --Veo que la cuarentena te hace vivir en un raviol amigo. Dijo que no le iba a regalar la plata a nadie y que le "parece una chicana barata la de donar el 20% del sueldo. No sirve para nada. La gente me eligió para que esté al frente de todos los problemas, como en este caso, los problemas de salud, de vivienda, de educación, no para que done el 20% del sueldo, que es nada”.

   --Bueno, pero es un gesto que se le pide a la clase política.

   --Sí, y lo consultaron al respecto y dijo que él reinvidica a la política, que esta orgulloso de trabajar de esto, que lo hizo toda la vida y que no le va a regalar su plata a nadie. Textual: “180 mil pesos por mes es poco para cualquier intendente. Tampoco voy a dejar que lo haga ningún concejal de mi partido. Hay muchos concejales que no compran ni una rifa cuando le piden las instituciones y se quieren lavar las patas donando un porcentaje del sueldo unos meses. Acá en este pueblo nos conocemos todos. Por favor, muchachos, dedíquense a trabajar".

   --¿Qué tal? Polémico y brutalmente sincero. Dijo lo que piensa. Y ya que estamos con la ayuda del Estado a quienes no pueden comer porque el Estado les pide que no vayan a trabajar, me parece que hasta ahora no viene funcionando bien la idea del Municipio bahiense de concentrar en la Comuna todo lo que es la ayuda social.

   --Eso apunta a evitar que la ayuda se canalice por medios que pueden contribuir a propagar el virus, es decir, sin cumplir los protocolos. Al menos esa es la idea en términos teóricos y no está mal, pero en la práctica dudo que sea así en su totalidad. Y como vos decís, la idea inicial me parece que se vio superada, realmente son muchísimos los canales de ayuda a los que la necesitan.

   --¿Quizás por eso la Muni presentó el viernes un nuevo canal para organizar las solicitudes de asistencia y ofrecimientos de colaboración?

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   --Es muy posible, al menos contribuye a organizar un poco la cosa, pero me parece que los canales solidarios, lejos de desaparecer, van a ir aumentando.

   --¿Sabés algo de la familia que está viviendo en una jaula del ex zoológico del Parque Independencia?

   --Es un matrimonio joven con tres hijos muy chiquitos. La Municipalidad ya tomó cartas en asunto a través del servicio social y de niñez, pero todavía no han aceptado las propuestas que les hicieron para abandonar el lugar. Parece que ellos quieren un terreno o una vivienda y un trabajo para que puedan ir pagando mensualmente lo que reciban.

   --Che, ya llevamos un rato hablando y todavía no me comentaste nada de lo que pasó con los contagios en el HAM…

   --Médico no soy, así que no puedo decirte si se respetaron o no los protocolos, si me parece una falta de respeto al personal decir que tomaban mate y no se cuidaban. ¿Qué persona puede poner en riesgo no sólo su salud, sino la de su familia, no respetando los protocolos? No van a ser los únicos contagios en un hospital, incluso dicen que el 80 por ciento de los trabajadores de esos centros asistenciales seguramente se verá contagiado.

   --Tal cual. Si no cómo puede explicarse el elevado índice de contagiados y de muertos en Italia, un país con muchos más medios que el nuestro. Siempre algo falla.

   --Lamentablemente estas cosas no pueden evitarse completamente, pueden pasar. Ojalá que cuando se produzca el pico del coronavirus, en mayo - junio, el HAM pueda atender normalmente la demanda. Y que todos los hospitales funcionen.

   --¿A qué te referís con que “funcionen”?

   --Si los hospitales venían golpeados antes del Covid imaginate ahora. Te doy un ejemplo, existe muchísima preocupación entre los traumatólogos porque no cobran y desde la Asociación Médica les informaron que sobre unos 140 palos que recauda mensualmente la primera quincena de abril habían recaudado apenas 30 millones. Muchas obras sociales o prepagas están cerradas y ni siquiera atienden el teléfono.

   --Es decir que esto llegará a los hospitales.

   --Ya llegó amigo. Habrá que ver cuánto aguantan. Ojalá la sangre no llegue al río, y menos en este momento.

 Preocupan algunos excesos

 en controles policiales

 

   --Bien. Hace rato que estamos dándole al teléfono y no hablamos nada del cumplimiento de la cuarentena. ¿Tenés un nuevo capítulo del "excusómetro"?

   --Las excusas, a esta altura del partido, son recurrentes, igualmente tengo una historia llamativa que sucedió hace unos días en la región y otra novedad, más preocupante. ¿Por dónde empiezo?

   --Arrancá por lo último, así después descontracturamos un poco.

   --Bueno, me enteré de la preocupación, no solo de una sino de varias autoridades de la Justicia Federal de nuestra ciudad, que están llevando adelante las causas judiciales por la violación al aislamiento obligatorio por la extralimitación de algunos policías que actúan en los controles.

   --Claro, supongo que viene a cuento del incidente que tomó estado público el otro día, que tuvo por víctima a Luciano González, en la zona de Bravard al 800...

   --Sí, pero no es solo ese caso. Advirtieron otros hechos violentos, algunas versiones de pedidos de coima, posibles enmascaramientos de operativos para la estadística e incluso me comentaron que existe una causa previa, que está en trámite y se inició durante las primeras semanas de la cuarentena, sobre una serie de actos abusivos, fuera del protocolo. Y todos con policías bonaerenses.

   --¿A qué te referís con el protocolo?

   --A lo que marca la ley para este tipo de actuaciones. El objetivo primordial es que los desplazamientos de la gente sean mínimos y que la policía actúe para que las personas retornen a sus hogares -y acompañarlas si están cerca-, pero siempre a través del diálogo, el buen trato y el respeto. También les marca que identifiquen a los que están en infracción, aunque sin apartarse del uso racional de la fuerza en caso de ser necesario y que no pueden prohibir cualquier registro fílmico de un tercero ante un control.

   --Y a qué punto llega la preocupación.

   --Un boga amigo me dijo que el fiscal Santiago Ulpiano Martínez ya dialogó con los dos jueces federales y hay coincidencia en el diagnóstico y la inquietud. Y no descartan una reunión próxima con las máximas autoridades de la fuerza en el orden regional, para bajarle línea en este sentido.

   --Ah, parece que viene en serio.

   --Sí, porque de hecho lamentan que algunas situaciones puntuales terminen por empañar el esfuerzo que viene haciendo la gran mayoría de los representantes de la institución, así como de otras fuerzas de seguridad.

   --Bueno, veremos qué pasa. Me debés la historia llamativa de la región.

   --Es cierto. Sucedió en Puan y se originó esta semana con un audio de WhatsApp que se viralizó.

   --Ajá, te escucho.

   --Un hombre hizo correr un mensaje intimidatorio contra los camioneros que, según él, iban a trabajar a Trenque Lauquen, "donde están los infectados", dejaban los acoplados en Pigüé y volvían a Puan. Le advertía a "Facundo" (por el intendente Facundo Castelli) que tomara medidas. "Fijate lo que vas a hacer Facundo, porque les voy a prender fuego los camiones...".

   --¿Y...?

   --La policía lo identificó, como Raúl Alberto Bauser, se le inició una causa por amenazas, vino una orden judicial y le allanaron el domicilio, donde secuestraron 4 celulares que ahora son peritados. Pero la historia tiene su moraleja…

   --Dale, te sigo

   --Que un día antes, casi al mismo tiempo que este hombre se quejaba de los camioneros que violaban el aislamiento, la policía de Puan detenía a su padre, de 73 años, por incumplir el decreto presidencial, al circular en una camioneta sin permiso.

   --En definitiva, quiere decir que padre e hijo quedaron acusados de dos delitos casi al mismo tiempo.

   --Así es. Las rarezas de estos tiempos que nos tocan vivir. Bueno, me parece que ya es hora de ir cortando.

   --Tenés razón, me esperan los ravioles del domingo.

   --Dale, nos hablamos en una semana.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias