Aumenta la expectativa

Eloy Huarte: “Le hace muy bien a Bahía Blanca recuperar el Autódromo y la actividad”

14/3/2020 | 06:30 |

El campeón del Turismo Regional habló sobre los desafíos para 2020 y del comienzo de las Zonales en la ciudad. La fecha se postergó por el coronavirus.

Fotos: Turismo Regional y Archivo- La Nueva.

Por Tomás Arribas / tarribas@lanueva.com
(Nota publicada en la edición impresa de hoy)

   La postergación de la primera fecha de las Categorías Zonales, prevista para este fin de semana en nuestra ciudad, no hace más que incrementar la ansiedad y la expectativa por el regreso de la actividad regional al Ezequiel Crisol de Aldea Romana.

   Por supuesto, la cuestión de fondo trasciende cualquier tipo de acontecimiento deportivo o social y nos obliga a asumir 100% de responsabilidad como ciudadanos ante la veloz propagación de la pandemia coronavirus.

   “Es entendible lo que se decidió, primero hay que pensar en la salud. Estos días venía pensando qué pasaría con este asunto. Estaba la posibilidad de correr sin público, pero de esa forma no le sirve ni al autódromo ni a nadie. Fue lo más acertado. Habrá qué esperar sobre la reprogramación y ver cómo sigue esto. Hay muchas ganas de acelerar”, expresó el piloto bahiense Eloy Huarte.

Gastón Claverie (chasista) y Huarte posan junto al nuevo Ford Fiesta, con el que irán por el bicampeonato.

   Vaya desafío para uno de los últimos grandes proyectos del automovilismo regional en la venidera temporada 2020: defender el título logrado el año pasado en el Turismo Regional, hoy por hoy, la divisional zonal por excelencia...

   “Se encara un año con mucho entusiasmo y muchas ganas de defender el “1”. No tenemos otro objetivo propuesto. Será una temporada con desafíos nuevos también, porque cambio de marca (deja el Corsa y apuesta al Ford Fiesta) en busca de nuevas metas. Tenemos dos propósitos: que el auto sea competitivo y que rinda lo suficiente para poder pelear el título”, reconoció el bahiense de 28 años.

   “Sabemos que no será un año fácil--agregó--. El pasado no lo fue en absoluto, pero esta temporada será aún más competitiva, con la llegada de pilotos de otras categorías, la incorporación de nuevos autos y los debuts de varios pilotos provenientes del karting. Y ni hablar de cómo se preparan las estructuras, cada vez más profesionales en sus trabajos”.

   Huarte pertenece a la última gran camada de pilotos surgida de la entrañable escuela del karting bahiense de fines de los 90' y principios de milenio, que asiduamente sabía acelerar en el recordado kartómodro de asfalto.

   Aprobado el primer ciclo lectivo del automovilismo, Eloy siguió su camino deportivo en los autos con techo; específicamente en el Fiat Uno Standard Mejorado, categoría en la que alcanzó la cima en 2013 (NdR: el último año con vida de la divisional), logrando el título.

   Es decir, que el actual Rey del Turismo Regional recorrió cientos de kilómetros y conoció cada uno de los secretos del viejo Ezequiel Crisol, trazado que lo vio coronarse subcampeón del Fiat en la temporada 2008.

   “Le hace muy bien a Bahía Blanca recuperar el autódromo y la actividad. Me trae muy lindos recuerdos; ahí me formé en el karting y realicé mis primeros pasos en el asfalto con el Fiat Uno. Estoy muy feliz que se pueda volver a correr acá. Será muy importante nuestra plaza para las Zonales, incrementará el parque en todas las categorías y recuperará mucho de lo que se tenía”, remarcó.

   “Pude ver algo el fin de semana del TN, a través de algunas cámaras a bordo. El circuito mantiene la esencia del anterior, pero la curva N°1 ahora es una horquilla muy lenta y la entrada a la recta es una chicana. Es un circuito muy técnico y con pocos lugares de sobrepasos. Será clave clasificar bien”, agregó al respecto.

“Tengo toda la fe”

   En busca revalidar los laureles, Eloy Huarte apostará nuevamente a la estructura que comanda Javier Weimann y encabezan técnicamente el Claverie 3 Racing y el LCV Racing, responsables del chasis y motor, respectivamente.

   "Tengo toda la fe en este nuevo proyecto y en el equipo que me rodea. Me da mucha tranquilidad a la hora de subirme el auto, porque sé que tengo una herramienta para estar adelante todas las fechas”, expresó.

   “El equipo trabaja de una forma muy seria y profesional, metido de lleno en cada detalle del auto. Javier Weimann tampoco le hace faltar nada a los autos. Como piloto eso es una tranquilidad enorme, saber que solo tengo que abocarme a manejar de la mejor forma posible", contó.

   Restará observar cuán dificultoso (o no) resultará la adaptación al nuevo conjunto mecánico...

   "Si bien son autos con características diferentes, tengo fe que el (Ford) Fiesta va a funcionar bien", cerró.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias