Bahía Blanca | Martes, 04 de octubre

Bahía Blanca | Martes, 04 de octubre

Bahía Blanca | Martes, 04 de octubre

La paritaria 2019 de los municipales fue una de las mejores de todo el país

“Para nosotros es un gran logro y se lo agradecí personalmente al intendente Héctor Gay", señaló Miguel Agüero, secretario general del STMBB.

Foto: Pablo Presti-La Nueva.

Por Pablo Andrés Alvarez / palvarez@lanueva.com

   “Cerramos una paritaria única”.

   Con esa frase, Miguel Agüero, secretario general del sindicato de Trabajadores Municipales de Bahía Blanca, definió el incremento salarial que logró para 2019, en base a un sistema de cálculo inflacionario innovador y, a la vista, sumamente eficiente.

   De diciembre 2018 al mismo mes de 2019, el STMBB consiguió para todos sus afiliados un aumento del 54,34% merced al aumento automático trimestral acordado según el promedio de los índices de inflación que arrojaran el INDEC (Instituto Nacional de Estadística y Censos) y el CREEBBA (Centro Regional de Estudios Económicos de Bahía Blanca).

   “Con el último 4 por ciento llevamos el incremento anual al 53,34%, pero a eso hay que sumarle un 1% que se dio en marzo, que faltaba de 2018. Por lo tanto, los empleados municipales vieron incrementados sus salarios casi un 55%, lo cual demuestra que fue una muy buena negociación”, explicó Agüero.

   Y agregó: “Para nosotros es un gran logro y se lo agradecí personalmente al intendente Héctor Gay, porque hizo un gran esfuerzo para cumplir su palabra y lo que se firmó en paritarias. Y, pese a que la inflación se disparó, nunca se originó un foco de conflicto”.

   Según manifestó el secretario general del STMBB el incremento salarial se debe valorar en retrospectiva a lo que sucedió en el resto de los trabajadores del país.

   “Muy pocos consiguieron un incremento semejante. A veces se pierden perspectivas al acordarse aumentos trimestrales, pero para que el municipal se dé cuenta de este logro sólo tiene que mirar el recibo de sueldo de diciembre de 2018 y compararlo con el de 2019”.

   Pese a la excelente paritaria, Agüero reconoció que muchos de los trabajadores municipales vivieron vicisitudes.

   “Pese a que con ese sistema de cálculo fuimos acompañando la inflación, el gremio debió realizar un gran trabajo de contención, porque hubo momentos que ni siquiera alcanzó con tener un salario bueno y muchos compañeros debieron recurrir a las ayudas sociales económicas. Eso también es una realidad de lo que fue 2019 para todos los argentinos, porque los precios se dispararon de una manera alocada”.

   Otro de los puntos que resaltó el máximo dirigente del gremio fue que no se incrementó la planta municipal políticamente, pese a que fue un año electoral.

   “Eso impidió que se desmadre la situación, porque el Ejecutivo pudo ajustarse al presupuesto que tenía y pudo cumplir con lo que había pactado. Se cumplió la relación alta por baja, porque sólo se incorporó personal cuando alguien se fue”.

  --Allá por marzo de 2019, la lectura de lo que se venía fue muy acertada.

  --Nos anticipamos a lo que preveíamos y pudimos implementar una paritaria muy inteligente. Pero para eso, debo reconocer que el Ejecutivo también hizo su parte. Porque nos escuchó y avaló la propuesta, que no era ni más ni menos que sacar un promedio de inflación trimestral del INDEC y el CREEBBA y ese número aplicarlo a los sueldos.

   “Todos entendimos que era un año eleccionario y que era necesario mantener la tranquilidad entre las partes, para que no se entrometa la política partidaria. De ambos lados supimos separar las cosas y mantener la tranquilidad en los trabajadores”.

   Agüero remarcó el diálogo que se pudo implementar con el Ejecutivo tras el conflicto con DOSEM, a fines de 2018.

   “Hubo muchas cosas que las pudimos solucionar desde el mismo disenso, lo que habla a las claras que se logró una relación madura con el Ejecutivo. Y en ese sentido, Gustavo Mena fue muy importante para acercar las partes en momentos álgidos y fomentar el diálogo. El otro gran actor fue Tomás Marisco, que fue un muy buen interlocutor del intendente. Después del conflicto de DOSEM, la relación dio un giro de 180 grados y marcó el punto del antes y el después”.

   --Así como anticipaste 2019 para firmar una paritaria muy bueno, ¿qué analizás para 2020?

   --Es un año distinto. Hay dos cuestiones a tener en cuenta: una es el cambio de la estructura política, en la que ya no hay alineación comuna-provincia-nación. Bahía tiene autonomía propia, que se la otorga la alta cobrabilidad que tiene, a lo que se suma la fuerte productividad del polo petroquímico e industrial y el puerto.

   --Se mencionan montos fijos, como una alternativa.

   --Eso está enmarcado en una suerte de pacto social y fiscal, que no nos convence. A mi modo de entender, se estaría achatando la escala salarial. Otra alternativa es paritarias libres para cada sector, en la que habría negociación permanente por el hecho de que será otro año inflacionario.

   “Yo estimo que en marzo, cuando comencemos con las reuniones paritarias, habrá un panorama más claro, pero creo que el Ejecutivo debe analizar las ventajas que le otorgó acordar una paritaria automática como la de 2019, aunque somos conscientes que va a depender del contexto político provincial y nacional. El mecanismo que implementamos en 2019 fue muy sano”. 

La continuidad

   “A fines de febrero o principios de marzo tomaré una decisión. Debo poner en la balanza muchas cosas, entre ellas mi salud y otras cuestiones personales-familiares. No estoy especulando, sino que debo poner la cabeza en frío y evaluar muchas cosas. Han sido años muy intensos y uno lo empieza a sentir”, señaló Miguel Agüero de cara a un año eleccionario en el STMBB.

   Y agregó:  “Me encanta este trabajo y creo que, junto a la comisión directiva que se conformó, hemos conseguido logros históricos, pero no todo pasa por allí. Esta labor es muy absorbente y la vida pasa rápido”.