Graban nuevo material

Fisura Nativa y la alegría de escuchar a la gente cantar sus canciones

18/1/2020 | 06:55 |

Vienen de tocar en la fiesta de la primavera en Monte y de abrir el Pehuen Rock 2020, que sigue hoy con los bahienses de Zoom y su tributo a Soda y Cerati.

Por Gustavo Pereyra y Rolando Ramos

 

   “Que canten nuestros temas es una alegría inmensa. Sentís que tanto esfuerzo no es en vano y que todo lo que das vuelve cuando la gente nos canta, baila y sonríe. Ese estado de felicidad es nuestra recompensa”, cuenta Julián Mendiondo (26), voz principal de Fisura Nativa.

   La banda puntaltense abrió la semana pasada el Pehuen Rock 2020, la serie de recitales en la villa balnearia rosaleña que sigue todos los sábados de enero. El año pasado ganaron un concurso de música y tuvieron su lugar en la Fiesta de la Primavera de Monte Hermoso.

   Según Julián, la gente adoptó sus temas como propios y se genera “una energía muy grande” cuando hacen “Números en rojo”, la futbolera “Murga del tablón” o “Mosquito”, un ska debidamente ricotero que alienta al pogo mientras fusiona cuarteto cordobés con otros cambios de ritmo.

   Fisura Nativa se autogestiona y el próximo 14 de febrero festeja sus 10 años de trayectoria. Ya grabó su primer disco “Goteras” en 2016 y sus integrantes preparan material para lanzar algunos videoclips de canciones nuevas y otro álbum. En diciembre presentaron el video de “Que vivan los muertos”. Están en Youtube y en Spotify.

   Además de Julián, Fisura Nativa está integrada por Tomás Ávila (segunda voz y guitarra), Marcelo Mendiondo (primera guitarra y voz), Santiago Oviedo (percusión y voz), Axel Espilocín (saxo, percusión y voz), Manuel Ávila (batería), Jonathan Millán (bajo) y Javier Fraihaut (acordeón y teclados).

   Arriba del escenario son 8, pero el núcleo compositivo son casi siempre 4 y cada uno hace su aporte. “No hay un solo compositor. Las semillas de las letras antes eran de ‘Marce’ o de ‘Santi’, pero últimamente traemos una idea y la trabajamos entre nosotros. Con una mirada ya nos entendemos porque estamos en la misma sintonía. Los temas pasan a ser de todos y eso es lo más lindo que logramos y de lo que estoy orgulloso”, revela Julián.

   La banda comenzó como trío cuando Julián tenía 16 años. El primer ensayo fue en la plaza del centro de Punta Alta, “como algo muy de fogón, acústico”. Hacían covers, pero progresivamente fueron reemplazándolos por temas propios. “Nos llamábamos La Fisura, para reflejar el quiebre social y lo que queríamos contrarrestar con las vivencias que transmitimos en nuestras canciones”

   Julián recuerda dos shows muy satisfactorios: el de Monte Hermoso, antes de El Kuelgue, “por la gente y la calidad del sonido”; y cuando presentaron “Goteras” en un boliche de Punta Alta, en 2016.

   “Era la primera vez que organizábamos un recital con todos los detalles para que fuera totalmente nuestro. Fue el primer show con temas propios, la gente cantó y bailó. Un paso gigantesco”, rememora.

   Ahora, el paso siguiente es completar el segundo disco, que graban en la casa del guitarrista y va a tener más fusión de estilos: “Nos gusta que no sea monótono escuchar un tema nuestro”, agrega.

   El Pehuen Rock sigue hoy con los bahienses de Zoom, banda tributo a Soda y Cerati, desde las 23, en el peatonal “Paseo del Mar”. En próximas ediciones actuarán Kaiser Carabela (ska, rock y reggae), Delorean (rock de los 80 y 90) y el Tren de Homero para los más chicos.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias