"Ella no lo denunciaba porque tenía mucho miedo"

Murió quemada tras discutir con su pareja por un mensaje que le descubrió en el celular

11/9/2019 | 09:35 |

La chica tenía tres hijos de tres, seis y nueve años.

   Una joven de 27 años murió tras ser quemada por su pareja luego de una discusión en una vivienda de la localidad bonaerense de Berazategui, detonada cuando ella descubrió el mensaje de otra mujer en el celular de él, según advirtieron.

   Después de increpar a su pareja, la joven debió ser trasladada con el 80 % de su cuerpo quemado al hospital del Cruce Varela, donde falleció tras agonizar durante horas. 

   Su concubino, también de 27, asegura que la chica se prendió fuego a lo bonzo, pero los familiares le apuntan a él como el responsable del hecho.

   La mujer fallecida tenía tres hijos de tres, seis y nueve años, según informó el diario Crónica.

   Según relató el joven a los familiares, todo se desencadenó a partir de que ella tomó su celular, encontró el mensaje por el chat Whatsapp de una mujer y lo acusó de infiel.

   Entonces se desencadenó una discusión que en un momento pareció que llegó a su fin y la chica, aparentemente calmada, le pidió a su pareja un encendedor para hacer mate.

   "Una vez que le di el encendedor, agarró un bidón de nafta, se fue a otra habitación, se roció en combustible y se prendió fuego. No le importó que estén sus hijos en su casa, intentó quitarse la vida igual", relató.

   El joven aseguró que su novia también había intentado suicidarse en la misma tarde, pero su hijo mayor lo impidió al sujetarla de un brazo cuando intentó arrojarse de un puente.

   Una de las principales dudas de la familia de la chica, es por el hecho de que el joven recién les avisó unas cuatro horas más tarde de lo que había ocurrido.

   "Si intentó suicidarse esa tarde, no entendemos cómo no nos avisaron. Además, ella amaba con locura a sus hijos, no nos cierra que se haya quitado la vida y que los haya dejado solos con su padre", expresaron los familiares. Por otro lado, expresaron sus sospechas de que la chica era víctima de violencia de género.

   "Le vimos moretones varias veces pero ella se encargaba de cubrir a su pareja. Ahora, que es tarde, sus amigas salieron a hablar y aseguraron que ella les contó que era víctima de un calvario. Ella no lo denunciaba porque tenía mucho miedo, estaba amenazada, él le pedía que no hable", sostienen.

   El hecho comenzó a ser investigado por la fiscal Silvia Borrone, que depende del Departamento Judicial de Quilmes. (NA)

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias