Bahía Blanca | Sabado, 25 de junio

Bahía Blanca | Sabado, 25 de junio

Bahía Blanca | Sabado, 25 de junio

Perdió el arresto domiciliario por vender drogas y ahora lo pide de nuevo

El Tribunal en lo Criminal Nº 2 rechazó la solicitud, pero la Cámara revocó el fallo y sostuvo que se deben solicitar nuevos informes para determinar si Federico Longiarú puede recibir en la cárcel la atención médica que requiere. En 2015 sufrió graves lesiones al tirotearse con la policía.

Fotos: Archivo LN.

   En diciembre de 2015, Federico Jonatan Longiarú sufrió graves heridas al tirotearse con policías tras el asalto a una distribuidora bahiense.

   Los problemas de salud que sufrió determinaron que la justicia le permitiera cumplir la detención en una vivienda de Humboldt al 400, donde a principios de 2017 fue sorprendido con drogas en su poder y luego condenado a cinco años de prisión por venta de estupefacientes.

   Tiempo atrás el Tribunal en lo Criminal Nº 2 rechazó un nuevo pedido de arresto domiciliario, aunque la defensora oficial Paola Panis apeló ante la Cámara Penal y la Sala II revocó la decisión, considerando que fue prematura y debían solicitar nuevos informes médicos para resolver.

   En el enfrentamiento con los uniformados Longiarú recibió dos heridas de bala, una de ellas localizada en la zona abdominal, que le interesó estómago, hígado, intestino grueso y vejiga. También le extirparon el bazo.

   Debió ser intervenido quirúrgicamente y permaneció internado un par de meses en estado crítico. 

   En el fallo, resuelto por los jueces Guillermo Rodríguez, Alfredo Hernán Mones Ruiz y Guillermo Petersen, se destaca que el 3 de septiembre del año pasado desde el área de Sanidad de la Unidad Penal Nº 4 de Villa Floresta se describió la patología de Longiarú, además de señalar que podía ser tratada en la cárcel bahiense.

   Sin embargo, un informe de la Asesoría Pericial realizado 14 días después consignó que "para un tratamiento adecuado de sus dolencias y una mejor recuperación, el peritado no debería permanecer en una unidad de encierro".

   Los camaristas indicaron que a partir de estas conclusiones se omitió dar vista al Servicio Penitenciario Bonaerense, a los fines de realizar un nuevo dictamen.

   Agregaron que posteriormente el detenido fue intervenido quirúrgicamente, por lo que corresponde que la Asesoría Pericial efectúe un informe para establecer su estado de salud y si puede recibir la atención que requiere dentro de un establecimiento carcelario. 

   Posteriormente, el SPB deberá determinar si el penal en el que se encuentra alojado está en condiciones de proporcionarle al detenido los cuidados necesarios.

   Por todo ello, los magistrados resolvieron que las actuaciones regresen al tribunal y se arbitren los procedimientos requeridos para luego emitir un nuevo veredicto.

Reacciones

   La detención de Longiarú en febrero de 2017 generó una gran polémica, ya que nuevamente puso en el tapete los beneficios que la ley contempla para los detenidos, alimentando las críticas de víctimas y diferentes organizaciones, quienes reclaman un límite a las excarcelaciones.

   En ese momento se encontraba gozando de un arresto domiciliario otorgado en la causa por el asalto a la distribuidora Peyssé, en el que intervino poco después de haber sido beneficiado con una libertad condicional tras purgar varios años en prisión por un robo con armas en Monte Hermoso.

   En la causa por la venta de estupefacientes fue detenido junto a Carina Alejandra Gómez. Ambos recibieron una pena de 5 años de cárcel en un juicio abreviado realizado por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal. 

   Durante los allanamientos realizados en Humboldt al 400 y Coronel Morel al 400, la policía incautó  más de un kilo de cocaína (en trozos y fraccionada), 120 mil pesos, balanzas, anotaciones y celulares, entre otros elementos.