La sexualidad después de las vacaciones también es placentera

2/3/2019 | 06:30 |

Por
Elizabeth Schulz

   Terminaron las vacaciones y el tiempo que hemos tenido para disfrutar y relajarnos quedo atrás y llegaron de nuevo las corridas, los horarios y las agendas cargadas de actividades, el estrés laboral y las demandas cotidianas.

   Con lo cual, el tiempo que algunas parejas tuvieron a disposición para recuperar el ritmo de los encuentros sexuales probablemente ha culminado también.

Ese ambiente más relajado que favorecía la creatividad y la recuperación de prácticas dejadas en desuso durante el año, vuelve a quedar atrás.

   Sin embargo, salvo que estés en desacuerdo, todo eso que lograste durante las vacaciones, puede conservarse si le pones un poco de onda y ganas de seguir disfrutando de tu sexualidad.

   Hace un tiempo leí que, cuanto más hacemos el amor más deseamos hacerlo, dado que la frecuencia aumenta el deseo y si durante las vacaciones aumentaron los encuentros sexuales, es posible que podamos seguir con ese ritmo.

   ¿Cómo? Acá te paso algunos tips:

   Conservar un tiempo y un espacio dedicado a la intimidad, eso es fundamental ya que el clima propicio aumenta la seducción y la predisposición para el encuentro. Un espacio con luz suave, ya sea de lámparas o velas, música relajante y aromas, activaran el deseo, porque bajaras el estrés, mejoras el humor y recuperas la calma que pudiste lograr durante las vacaciones. Otro ejemplo es; una bañera con sales de baño, perfumes y una rica copa de vino. Un ambiente adecuado crea un clima propicio para el placer. Algunas personas tratan de cambiar el escenario reservando una noche de hotel, pero si eso no es posible entonces trata de ambientar tu propio espacio y con eso será suficiente.

   Otra idea es preparar una cena con productos afrodisíacos. Se conoce desde hace muchísimos años el poder afrodisíaco de los alimentos, con lo cual al utilizarlos estarías corriéndote de lo cotidiano y de los productos acostumbrados para sumar aquellos alimentos que no forman parte de tu dieta y que a la hora del encuentro erótico puede ser de mucha ayuda. Entre los alimentos más conocidos se encuentran la canela, el chocolate, los frutos rojos, el ginseng, los mariscos, el azafrán, la pimienta roja, entre otros. Te cuento que, para algunos sexólogos, la gastronomía y la sexualidad van de la mano, porque ambos despiertan nuestros cinco sentidos y en algunos casos cuando el erotismo se ha perdido se sugiere recurrir a la gastronomía para recuperarlo.

   Los juegos sexuales también suelen ser excelentes aliados a la hora de romper con la rutina, solo tenés que dejarte llevar por las fantasías y la imaginación, elementos esenciales a la hora de compartir un encuentro sexual diferente. Animate a experimentar escenas, posturas diferentes, lugares de la casa aún no utilizados. Hay un mundo por explorar más allá de los límites de la cama y la habitación.

   Y los buenos besos, las caricias o los masajes con aceites pueden ser súper estimulantes, también despiertan los cinco sentidos y pueden ser el inicio de un excelente encuentro en tiempos en que el estrés y los compromisos están a la orden del día.

   No es necesario esperar a las próximas vacaciones para gozar de tu sexualidad, el placer puede vivirse a diario y con pequeños y simples cambios de rutina!!

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias