Comenzó hoy

Un policía, un perito, un amigo de Daiana y otros testimonios en el inicio del juicio

11/3/2019 | 11:44 |

Fotos: Rodrigo García-La Nueva.

   El policía Haroldo Calvo habló esta mañana en el juicio por la muerte de Daiana Herlein, tras la declaración de Lorena Zarneri, mamá de la adolescente.

   El oficial dijo que no conoce a ningún testigo y que actualmente está en la Jefatura Departamental de Bahía Blanca como oficial de servicio.

   En 2014, cuando murió Daiana, era oficial de servicio en la comisaría Segunda. 

   "Estaba en la comisaría y personal del móvil decía que había fallecido una chica. Nos dirigimos al lugar y encontramos una rama caída con el cuerpo de la chica ya sin vida, por lo que había dicho personal de la ambulancia a mis compañeros", relató el policía. 

   El oficial dijo que "no era una noche ventosa" y que "al no estar en el móvil, no tengo recuerdo de que haya surgido algún llamado por condición climática".

   Al ser consultado por las medidas del árbol, respondió que "era una planta alta". Y agregó que "estaba seca".

Qué dijo el amigo

   Lautaro Torres, que al momento del hecho era menor, contó que era amigo de Daiana.

   "Nosotros nos juntamos a eso de las 11 de la noche. Fuimos caminando al parque, a un parador que está antes de la isla, a mano izquierda. Fuimos, comimos algo y fuimos a la zona de las rampas de skate", dijo sobre la noche de la tragedia.

   Y agregó: "Cortamos camino para no dar la vuelta y agarramos por el medio. Cuando estábamos al lado del colegio se escuchó un crujido y se cayó el árbol encima nuestro".

   Torres dijo que quedó aturdido y cuando pudo darse vuelta, "ella estaba ahí, con los ojos abiertos, sangrando". 

    En ese momento, salió a pedir ayuda y se cruzó con 4 muchachos: "Yo llamé al 911, pero quería que alguien esté conmigo porque estaba shockeado".

   El joven contó que el ruido fue muy fuerte y no pensó que se trataba de un árbol. 

   Además, dijo que el parque era para ellos un punto de encuentro, un lugar para ir a caminar: "No recuerdo que haya cartelería [de prevención]".

   Por último, se refirió al tiempo de esa noche y aseguró que "no corría una gota de viento, estaba lindo, para una camperita nomás".

Otros testimonios

   Cristian Raúl Botini, licenciado en Criminalística y quien hizo las pericias por la muerte de Daiana, contó que fue al lugar con un camión tras recibir un llamado después de las 2 de la madrugada. 

   "Tomamos todos los elementos que había en el lugar incluyendo fotografías. Estaba el cuerpo boca arriba y una gran rama encima", recordó.

   Botini señaló que los bomberos los ayudaron con la iluminación y detalló que "hacía frío, creo que había viento, el suelo era normal [...] El árbol estaba desgranado".  

   También sostuvo que "en ningún momento" vio carteles que prohíban caminar por ese sendero del Parque de Mayo.

   El empleado municipal Alejandro Grandes dijo que conoce a los imputados porque trabajaban en la Comuna, pero aseguró que no tiene relación con ellos. 

   Grandes, que estaba en la Guardia Urbana, contó que la noche de la muerte de Daiana fue al Parque de Mayo por un llamado al 911.

   "Llegamos y había un móvil y la chica aplastada por el árbol. El chico que estaba en el lugar [amigo de Daiana] dijo que tenía mucho dolor de cabeza y fue trasladado al hospital", relató.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   Y agregó: "El chico decía: 'Esta muerta, está muerta'".

   "El clima era sereno, no había viento. Había como un rocío de la madrugada, nada más", señaló el empleado municipal, quien sostuvo que "después del hecho señalizaron y se pintaron los árboles como medida de prevención".

   También declaró hoy el médico cirujano y forense Mario Vignati, quien hace unos 14 años trabaja en Científica e hizo la autopsia de Herlein.

   "Encontré múltiples lesiones por el traumatismo, pero principalmente en la esfera craneana", dijo el médico.

   Luego agregó: "Por los dichos de quienes estuvieron indudablemente fue un tronco".

   El fiscal le consultó si la chica pudo haber sobrevivido y el doctor respondió: "Fue instantáneo".

   Otro de los testimonios, el ingeniero agrónomo y docente de la UNS Luis Alberto Caro, dijo que conoce personalmente a Marcelo Caramelli, uno de los imputados, y al resto solo de nombre. 

   "Cuando Caramelli estaba como director de Parques le hemos solicitado permiso para hacer tareas de investigación sobre arbolado público", señaló Caro, que fue perito de oficio en la muerte de Herlein.

   "La pericia consistió en contestar las preguntas de Fiscalía y de la parte. Como había que hacer una inspección ocular del sitio tomamos contacto los dos peritos, fuimos al lugar y desde el momento que vimos que teníamos coincidencia de criterios técnicos solicitamos hacer un informe", detalló.

   Y completó: "El informe se basó en lo que teníamos en ese momento: material fotográfico de policía científica y comisaría Segunda y material fílmico de Canal 9. Del árbol solamente nos aportaron un trozo de raíz que no daba certeza".

   El ingeniero contó que le consultaron por las causas endógenas de la caída de un árbol y él respondió que "lo más importante es tener las condiciones del viento que había. El Servicio Meteorológico Nacional registraba que fue muy leve". 

   "Precipitaciones importantes tampoco hubo ni registro de que se hayan hecho trabajos con maquinarias en la zona", agregó Caro.

   "Dentro de las causas endógenas lo que pudimos observar por material fotográfico y fílmico era el tema de como se había producido el rompimiento en forma de estallido. Vemos que el ejemplar cae en forma sólida", detalló.

   El especialista también habló de "daño por hongos", que puede haber hecho que "la planta se debilite y se termine de descomponer". Aclaró que eso "no ocurre de un día para otro y tiene que ver con daños ambientales, que se pueden advertir a través de revisiones periódicas".

   "Por el estado en el que el árbol se veía en la fotografía y la forma en que se rompió, tenía daños bien marcados que podían poner en riesgo la caída del árbol", aseguró el ingeniero, quien aclaró que la universidad no puede intervenir en arbolado público, solamente la Municipalidad.

   Caro leyó todo el informe técnico y cuando le consultaron si el árbol estaba podrido asintió con la cabeza. 

   El ingeniero forestal y profesor en Misiones, Julio César Bernio, fue la última persona que declaró en el arranque del juicio. 

   Bernio trabajó con Caro en la investigación y contó que "pusimos en consideración todos los elementos de la causa, fotografía y parte del material que se pudo rescatar de aquel momento, y cuáles fueron las causas que llevaron a que ese árbol se pudra". 

   "Es esencial que especialmente en plazas, parques y jardines públicos trabaje un ingeniero agrónomo o forestal [para hacer las evaluaciones correspondientes]", indicó el ingeniero. 

   "El árbol muestra su estado sanitario. Tranquilamente se podrían haber dado cuenta de que un problema sanitario tenía: la ausencia de hojas daba cuenta de que estaba enfermo. Se debían haber tomado cartas en el asunto", aseguró.

    Bernio dijo que después "aparecen los hongos que empiezan a pudrir la madera".

    "Este árbol llegó a caer por su peso propio.. Ni siquiera era necesario el viento en ese caso", señaló el especialista, quien además confirmó que advirtieron sobre otros árboles en deterioro. 

   "Nos pareció increíble que hayan estado tanto tiempo en ese estado tan cerca de una escuela. Había árboles con proyección de caída y ese estaba muerto en pie por lo menos desde hacía 7 años", detalló.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias