El futuro gabinete y la extrema austeridad

3/12/2019 | 14:40 |

La columna semanal de Eugenio Paillet, corresponsal de La Nueva. en Casa Rosada.

Archivo La Nueva.

Por
Eugenio Paillet

   "Nooo, no será en el Jardín Botánico ni menos anunciando que tenemos el mejor equipo de los últimos cincuenta años", responde entre risas una fuente habitual de "Encarnación", como se bautizó a las oficinas de la transición que ocupa Alberto Fernández y su equipo en la calle Encarnación Ezcurra, de Puerto Madero.

   Por el contrario, la presentación en sociedad del gabinete de hombres y mujeres que acompañarán al presidente en la gestión a partir del martes de la semana que viene estará rodeado de una extrema austeridad, casi "cero escenografía", insiste la fuente. Será este viernes a las seis de la tarde, en formato todavía por confirmar, cuando Alberto Fernández comunique la lista de ministros y secretarios, y otros cargos claves de la administración. La mayoría de los cuales, hay que decir, extraoficialmente ya están confirmados.

   La poca información que entregan los confidentes sobre la modalidad de presentación del gabinete del Frente de Todos apunta incluso en dos direcciones, siempre cuidadosos en descartar cualquier gesto pomposo o del marketing político tradicional.


Martín Guzmán

   "Acá no hay nada para celebrar, recibimos un país de tierra arrasada y lo que se trata es de anunciar quiénes son los que se encargarán junto a Alberto de sacarnos de este desastre, nada más", dijo aquella fuente tras el ataque de risa por la comparación con la escena de hace cuatro años de Mauricio Macri y su flamante gabinete en los parques del Jardín Botánico de Buenos Aires.

   Esas dos variantes que se manejan difieren totalmente una de otra. La primera, que podría ser la que efectivamente se ponga en escena, es una presentación de todo el equipo en un local de Costa Salguero, que desde ya no es el tradicional que utilizó Cambiemos para las elecciones de 2015, 2017 y 2019.

   La siguiente, que quienes conocen los modos de Fernández no descartan, podría decepcionar la enorme expectativa que ha generado en los medios, en la política y en alguna medida en la sociedad la revelación de los nombres del elenco que lo acompañará: Fernández utilizaría un simple mensaje a través de Twitter, su red social preferida (al revés de Macri, que sacralizó su comunicación a través de Instagram) para informar sobre el acontecimiento. 


Martín Abeles

   Al margen de la escenografía, en las oficinas de Puerto Madero concedían que a estas horas la mayor incógnita, y la que a la vez genera el desvelo del arco empresario de aquí y del exterior, es quién será el elegido para conducir la economía.

   En esa recta final hacia los anuncios del viernes parecían quedar solo dos candidatos: Martín Guzmán, profesor de la Universidad de Columbia y coautor de un libro con el premio Nobel de Economía, Joseph Stiglitz (el preferido de Cristina), y Martín Abeles, director de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), quien en verdad viene trabajando desde hace un par de meses en los equipos de Alberto en la preparación del plan económico con el que el nuevo gobierno aspira a gobernar y salir de la emergencia durante los primeros seis meses de gestión. Bautizado por Santiago Cafiero como el "Plan Verano".

   Otra expectativa que según los confidentes de ningún modo está cerrada, que podría constituirse en su caso en la "bomba" noticiosa de los anuncios del próximo viernes, es que entre los elegidos por Fernández figure el nombre de Roberto Lavagna. Tal vez no ahora pero sí en el futuro cercano, cuando se conforme el tan promocionado Consejo Económico y Social entre el Estado, los empresarios, los sindicatos, las organizaciones sociales y la Iglesia, entre otros actores. "Alberto no pierde las esperanzas, lo va a esperar hasta último momento", sostienen las fuentes.


Sabrina Frederic

   Un dato de última hora asegura que la casi segura confirmación de Sabina Frederic al frente del ministerio de Seguridad, una antropóloga que ya trabajó en el ministerio de Defensa entre 2009 y 2011, y está asociada a la "línea garantista" que pregona Eugenio Zaffaroni, lejos de la "tolerancia cero" que encarnaba el frustrado Diego Gorgal, responde a un compromiso que Cristina Fernández asumió personalmente con organismos de derechos humanos. En Puerto Madero insisten en que el gabinete "lo armó Alberto".

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias