El monopatín eléctrico: la nueva tendencia de movilidad sustentable que llegó a Bahía Blanca

28/12/2019 | 09:56 |

Está en cientos de ciudades del mundo y va sumando usuarios en todos lados. Y acá hay un exfuncionario de Tránsito que lo utiliza y defiende. Qué piensa hacer el Municipio con estos vehículos.

Fotos: Emmanuel Briane y Pablo Presti-La Nueva.

Por Damián Vallejos / dvallejos@lanueva.com

 

   Las calles (y veredas) de Bahía Blanca comienzan a mostrar a decenas de personas utilizando monopatines eléctricos, una nueva práctica de movilidad sustentable tan valorada como cuestionada alrededor del mundo.

   Es una tendencia mundial y, como la mayoría de las tendencias de esta época, no tardó en llegar a nuestra ciudad.

   Como medio de transporte para desplazarse nació en la costa oeste de Estados Unidos. Hoy hay empresas en cientos de ciudades del mundo que dan el servicio de alquiler para utilizarlos tanto de forma recreativa como de desplazamiento real.

   El secretario de Movilidad Urbana y Espacios Públicos de Bahía, Tomás Marisco, reconoce que esta tendencia está desembarcando y que van a tratar de regularla “como a todos los tipos de transportes alternativos o medios de locomoción alternativos”.

   Si bien el tema está muy verde, asegura que trabajan con la concejala oficialista María Laura Biondini y que tendrán una reunión en las próximas semanas con funcionarios de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), donde ya hicieron una regulación.

   “Nos reuniremos para hablar de las estaciones de bicicletas y monopatines. La idea es tender a eso para la movilidad en el micro y macrocentro”, afirma el funcionario. 

   De paso, Marisco adelanta que las licitaciones para la extensión de las ciclovías (claves para estos transportes) van a comenzar en abril.

 

   —Soy el primero en usar monopatín eléctrico en Bahía—dice Federico Montero.

   —Incomprobable

   —Te lo firmo, fui el primero. Me llegó en abril.

   Montero lideró la Guardia Urbana y estuvo a cargo del tránsito bahiense entre 2013 y 2015. Hoy elige el monopatín eléctrico para moverse al centro desde su casa en el barrio Mariano Moreno. O para salir a pasear. Se pone el casco, auriculares de un solo lado y sale a manejar a 20 kilómetros por hora.

   —Me subí a uno en Barcelona (España) y me encantó. Ahí decidí que quería comprarme uno para usarlo en Bahía—cuenta.

   En Argentina estos vehículos van de 10.000 a 500.000 pesos según la calidad y marca. Los más populares y que por lo general vemos por las calles cuestan alrededor de 50.000 y tienen una autonomía de entre 20 y 25 kilómetros.

   —Lo uso para esparcimiento, para moverme. Es ágil y lo metés en cualquier lado en donde se pueda andar. Por eso decidí usarlo. No gastás combustible, es la inversión de comprarlo y nada más.

   Montero celebra que estos equipos “no atentan contra el medioambiente” ya que “no emite gas ni nada por el estilo”. 

   —Lo cargás con la corriente y está. Me parece sano para todos.

   Obviamente no es fácil andar en monopatín por Bahía: además de los peligros del tránsito, los pozos (por más pequeños que sean) se sienten.

   —Respeto lógicamente los semáforos y voy por la derecha. Para mí Bahía no está preparada por la estructura vial que no es acorde. Las calles están hechas pedazos y se nota mucho en el monopatín. Estaría bueno hacer un buen circuito para moverse.

   Además de la infraestructura, la conciencia del resto de los protagonistas del tránsito en Bahía es muy compleja. Más teniendo en cuenta que es una ciudad en la que muchas personas se resisten por ejemplo a las ciclovías.

   —No hay cultura para que estos vehículos puedan circular acá. Tanto de los que los manejamos como de los demás actores. No respetan nada. Vos tenés la derecha y no te respetan. Te tocan bocina. Vas máximo a 20… va a ser muy complejo. Un desafío muy grande que estaría bueno que se afronte y se pueda llevar a cabo. 

El alquiler, cómo es

   En Buenos Aires se pueden alquilar en varios puntos de la Ciudad. Se desbloquean a través de la app de la empresa que preste el servicio y se paga con tarjeta de crédito.

   El gobierno puso los valores: el desbloqueo a $ 15 y luego $ 8 por cada minuto. Es decir que un viaje de 10 minutos cuesta $ 95.

   En la regulación que se promulgó en julio de este año también le pusieron horarios: su utilización está permitida entre las 7:30 y las 21.


Infografía: Ámbito

La polémica más grande

   La principal polémica alrededor del uso de este transporte es el tema de seguros. En caso de monopatines con dueños particulares, es muy difícil demostrar responsabilidades ante un incidente ya que no existe un registro. 

   Para las empresas que alquilan es más sencillo ya que deben contratar seguros de responsabilidad civil por daños a personas o bienes. Y para utilizarlos las personas deben poner sus datos.  

 

 

También te puede interesar

Deportes

Arte y cultura

Economía y campo

Sociedad y tiempo libre

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias