Sexta dama del Midget

A horas de su debut Estival: "Son cosas que no se dan todos los días", contó Florencia Medina

13/11/2019 | 08:39 |

Con pasado en cuatriciclos, la joven de 20 años protagonizará un acontecimiento sin precedentes en la categoría. 

Fotos: Emmanuel Briane- La Nueva.

Por Tomás Arribas / tarribas@lanueva.com

   Varias particularidades maquillan y perfuman el debut competitivo de Florencia Medina en el Midget, categoría que el próximo viernes dará rienda suelta al inicio de la edición N°65 en nuestra ciudad.

   Flor, de 20 años, estudiante de Administración Financiera en el Juan XXIII, será la sexta dama en acelerar en la historia de la categoría, continuando la tradición que inició Viviana Faccio en los 80' y que prosiguió con Carolina Gismondi, Jéssica López, Leiza Grill y Micaela Mata.

   Pero aún más llamativo resultará observarla en acción junto a Gustavo Medina, lo que representará el primer caso de padre e hija compartiendo pista simultáneamente, algo sin precedentes en competencias midgísticas.

   “Correr con papá será genial, siempre quise hacerlo. Él decía que no podía subirse a un cuatri, cosa que igual hizo este año, y como tenía los dos autos casi completos en el taller, cuando le dije de subirme al Midget no lo dudó. En el futuro, lo único que quiero decir es que pude correr con él. Es algo que no tiene precio”, contó la también piloto de cuatriciclos (compitió en dos ediciones del Enduro de Monte Hermoso).

   “Estoy muy ansiosa y nerviosa por el debut. Encima los chicos me bromean y me meten presión con que el verano no es lo mismo que el invierno. Trataré de disfrutarlo y aprender”, agregó Flor, quien conducirá la unidad N°108.

   —¿Qué sensaciones te dejó el Invernal?

   —Me gustó mucho. Pero esto del Midget es totalmente distinto a lo que yo hacía en el cuatri, entonces tengo que aprender muchísimo y acumular millones de vueltas. Me pasó que me puse muy nerviosa al principio. Pero en la medida que fueron pasando las carreras se me fue yendo, tal vez porque pude conocer más al auto y sentirme más cómoda. Ahora no sé si correré tanto tiempo como en el invierno, pero trataré de aprovechar cada momento.

   “En un minuto y un poquito más, puede pasar cualquier cosa y no sabés si te irá bien o mal. Por ahí pasaba el tema de los nervios. Siento que en cualquier momento puedo cometer un error y terminar golpeándome duro y rompiendo mucho el auto”, remarcó.

   —¿Quedaste conforme con lo hecho?

   —Logré la clasificación que era el objetivo. Por ahí no pude acelerar ni probar mucho, porque la idea era completar las carreras, sin importar la posición. Ahora seguramente trataré de acelerar y hacer un poco más, ya que no voy a pelear por nada. Soy debutante y no espero ser más que nadie. Obvio que cuando te engrillás antes de largar, todos vamos a lo mismo. Yo trataré de hacer mi carrera, aprender y disfrutarlo en familia. Son cosas que no se dan todos los días.

   Con seguridad, si algo no habrá de faltarle a Flor en su primera incursión en el Midget serán los consejos y el apoyo logístico. Detrás del volante, la joven dama dispondrá de un más que autorizado personal de acompañamiento mecánico y moral.

   “Mi papá no me dice mucho porque terminamos discutiendo; se pone bastante nervioso al verme. Jessi (López, una de sus concurrentes) es una genia, siempre me explica y me trata de calmar. Maxi (Hardoy, su preparador, ex piloto) es un poco acelerado, pero también ayuda mucho; y ni hablar de Feti (Caputo, actual campeón) y Fernando (Saldamando), quienes en la pista siempre me tiran algún tip antes de correr”, contó.

   “Hasta ahora, lo que más me cuesta es embocar la curva. El tema es cuándo tirarlo al derrape y el miedo que me genera ir al trompo en el intento. Me tengo que sacar ese miedo. Después no tengo problema para acelerar, pero sí me la falta confianza para tirarlo al derrape”, agregó.

“Es parejo, como tiene que ser”

   A diferencia de lo que, según sus dichos, ocurre en los cuatriciclos, Flor se sintió incluida inmediatamente al circo midgístico, sin ningún tipo de distinción de sexo; aspecto en el que la categoría jamás discriminó...

   “Estoy muy contenta por cómo me recibieron y cómo me tratan. Las mujeres y los hombres somos iguales dentro del parque de pilotos. Yo vengo del Enduro, donde las chicas largan últimas; y eso te pone mal, porque tranquilamente podemos correr de igual a igual. De hecho, hay una chica, Mili Pocetti, que les gana a varios hombres, pero siempre tiene que largar última. Pero somos todos iguales, es parejo como tiene que ser”, aclaró.

   “El ambiente está muy bueno. Yo me manejo con el grupo de mi papá y por lo general hacemos la nuestra. Pero se ve y se nota que hay muy buena onda entre la mayoría”, cerró.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias