"Mamá muerta", una obra bahiense, incómoda, catártica y liberadora

20/10/2019 | 06:30 |

Charlamos con el dramaturgo más productivo del condado bahiense. Además de escribir, a veces también actúa (como en este caso) y dirige. Todos los sábados, a las 21, en Alvarado 818 (Espacio Juanita Primera).

"Mamá muerta" está protagonizada por Leandro Marcos González, Belén Sosa y Flavia Majluf. Foto: Gentileza Diego Castares.

   Leandro Marcos González es uno de los dramaturgos que más cantidad textos teatrales publica en nuestra ciudad y en la región. Pero no se queda sentado detrás del monitor esperando que a alguien los elija, los lea y los lleve a escena. Muchas veces pone el cuerpo. A veces como director y otras, como en este caso, como protagonista.

   Estamos hablando de “Mamá muerta” (2019), en donde es el protagonista, un hombre agobiado que está sentado en el medio de un patio esperando una mala noticia. Completan el elenco Flavia Majluf y Belén Sosa.

Una comedia negra es como esas cacerolas a presión que cada tanto deja escapar un chifle de aire caliente", ilustró el "Toma".

   “El final de esta fábula nace simultáneamente con el inicio; todo principio sabe que indefectiblemente es la punta de un final. Los finales llegan solitos, no hay que buscarlos, se atraviesan con uno todo el tiempo”, aclara el “Toma”, un experto en adelantar pero sin spoilear.

   La obra se presenta todos los sábados, a las 21, en Espacio Juanita Primera (Alvarado 818). Completan el elenco Flavia Majluf y Belén Sosa. A cargo de la dirección está Liliana Vicente. Claudia Pappalardo es la maquilladora y Julián del Río el iluminador. Reservas al 155019234.

    —¿Cómo manejás el hecho de que te dirijan habiendo escrito la dramaturgia y siendo el protagonista?

   —Siempre me entusiasma que compañeros y compañeras lleven adelante el proyecto (dirigiéndola, poniéndola en escena, representándola) Suman aportes, miradas, van a desafiar mi forma de ver y contar las cosas. Y si me toca actuar y ser4 dirigido en uno de mis textos todo se vuelve más nutrido, toma más volumen. Los textos terminan despegándose de lo plano, de la página, de la convención escrita. Me siento mucho más dramaturgo cuando otros trabajan mis textos y le encuentran otras facetas.

   —Familia y muerte. Los conceptos se contraponen, pero existen y conviven. ¿Cómo hacés para hacer reír?

Me gustaría un mundo un poco menos ficticio, y más sincero, pero este me resulta bastante más entretenido, e inspirador".

   —La gente utiliza el mecanismo de la risa frente a la incomodidad de la situación. Es un acto liberador (Un forma física, distinta del: “¡No puede ser que esté pasando esto!” “¡No puede hacer eso!”). El humor en este tipo de comedia dramática (oscurita, con cierta particular tonalidad) está muy ligado a lo disparatado de la situación, o a lo inesperado. Es como circular por un camino recto y esperable, y encontrarse con un escalón o algo que nos hace perder el paso, y nos hace reír.

   —Festejo que encares tus proyectos y que ocupes distintos roles. Se nota que sos un apasionado ¿Lidiás con prejuicios? ¿Qué es lo que verdaderamente te importa a esta altura del partido?

   —Me importa concretar cosas. Me importa no dejar de intentarlo. Me importa creer que, siempre puede salir mejor. Mi importa comunicarme, y que cada tanto funcione. Soy muy prejuicioso conmigo mismo, no me tengo mucha fe. Soy un hombre que lidio con mis pasiones, y cada tanto empatamos.

   —¿Podés decir que sos actor? ¿Estás orgulloso de serlo?

Es muy difícil escribir teatro, tratando de competir con la fábula que nos presenta la vida diaria".

   —Por ahora me cuesta presentarme como una cosa o la otra. Soy un teatrista, que trata de ser útil-efectivo en el espacio que ocupa. Trato de que estén orgullosas de mí, las tres integrantes de mi familia, con las cuales convivo y son mi orgullo.

   —Dentro de tus referentes a nivel mundial, nacional o local ¿qué trabajo teatral podrías volver a ver una y mil veces y seguirías sacando nuevas conclusiones?

   —Me gusta mucho ver a mis referentes teatrales locales (clásicos y nuevos) No podría darte nombres, seria incómodo y quizás (sin querer) olvidadizo. Bahía Blanca cuenta con una gran cantidad de artistas, que resultan ser muy inspiradores, y motivadores. En lo nacional no soy para nada original, me gustan mucho, seguramente, los mismos que a muchos... pero voy a darte un ejemplo: Me gustaría ver una y mil veces un par de obras en las que estén: Julio Chávez, China Zorrilla, Pompeyo Audivert, De la Serna, Soriano, Grandinetti y muchos más.

   —¿Qué hacés los días que no pensás en teatro?

   —Hago y pienso cosas que indefectiblemente luego me llevaran a pensar en el teatro. Lo teatral es mucho más común para mí que lo no teatral. Estamos rodeados todo el tiempo de situaciones teatrales. La vida cotidiana es una larga escena, muchas veces mal escrita, pero la mayoría de las veces: bien actuada (por villanos, y bonachones). Me gustaría un mundo un poco menos ficticio, y más sincero, pero este me resulta bastante más entretenido, e inspirador. Es muy difícil escribir teatro, tratando de competir con la fábula que nos presenta la vida diaria.

   —Definime "Comedia negra".

   —Incomoda. Catártica. Liberadora. Es como esas cacerolas a presión que cada tanto deja escapar un chifle de aire caliente.

   —¿Qué te gustaría agregar que aún no te pregunté?

   —Gracias a la gente que me acompaña a diario y me permite comunicarme (o intentarlo) con mucha paciencia, de esta y otras maneras. Gracias a las tres mujeres maravillosas que me acompañan a diario (Carla, Lola y Manuela).

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias