Tras cuatro horas de partido

Guido Pella no pudo con el portugués Sousa y dijo adiós en primera ronda

15/1/2019 | 06:30 |

El bahiense luchó pero terminó cayendo en cinco sets. 

Foto:: Twitter.

   Tras luchar durante cuatro horas, el bahiense Guido Pella se quedó con las manos vacías en su debut en el Abierto de Australia 2019, primer torneo grande de la temporada, con disputa en superficie rápida.

   En un extenso y cerrado partido, el tenista zurdo, ubicado en el puesto N°66 del ranking mundial, cayó ante el portugués Joao Sousa (44°), con parciales de 6-7 (2), 6-4, 6-7 (5), 6-4 y 2-6, y puso fin a su quinta participación en el Melbourne Park.

   En consecuencia, la caída ante el lusitano, compañero de dobles hace unas semanas en Auckland (Nueva Zelanda), le privó a Guido igualar lo hecho en la edición 2016, cuando alcanzó la segunda ronda tras vencer al belga Steve Darcis.

   Para Pella aún resta el desafío de dobles, en compañía del chileno Hans Podlipnik (75°). En primera ronda, la dupla sudamericana chocará con el dúo que conforman el estadounidense Rajeev Ram y el británico Joe Salisbury.

Desarrollo del match

   En el primer parcial, si bien dispuso de una gran oportunidad en el octavo game para encaminar las acciones a su favor (dilapidó tres chances de quedarse con el servicio del lusitano y sacar 5-3), terminó cayendo por 7-2 en el tiebreak, tras un drop shot de revés fallido. 

   La igualdad en el marcador llegó rápidamente, luego de un sólido pasaje de Pella en el segundo set, en el cual se impuso por 6-4. Allí logró dos quiebres contra uno de su adversario, quien se mostró algo errático en relación al set inicial. 

   En el tercer set volvió a reinar la paridad. Fue Sousa quien aprovechó mejor las situaciones para imponerse por 7-5 en el tie break y tomar ventaja de 2-1 en sets sobre el bahiense, algo impreciso en los momentos claves; por ejemplo, en el séptimo game, cuando dispuso de 3 break points y quedar 4-3 arriba.

   La tónica del cuarto set mostró a ambos tenistas muy firmes en sus turnos de servicio. El quiebre se produjo en el décimo game, en favor de Pella, quien capitalizó un par de errores del portugués para sellar el 6-4 e igualar el pleito.

   En el quinto y decisivo parcial, Guido estuvo muy lejos del nivel exhibido anteriormente; por el contrario, se mostró impreciso y errático. Ello lo aprovechó Sousa, quien sin brillar pudo quedarse con el partido e igualar el historial con el bahiense (había caído en Roland Garros 2018).

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias