Un exintendente de la región sufrió un insólito error del juez Claudio Bonadio

23/8/2018 | 17:58 |

Ricardo Moccero, exjefe comunal de Coronel Suárez, fue citado a declarar en Capital Federal por la causa Girsu, que investiga el presunto desvío de fondos millonarios para obras ligadas al cuidado del medio ambiente.

Claudio Bonadio. Fotos: Archivo La Nueva.

   El exintendente de Coronel Suárez, Ricardo Moccero, sufrió en carne propia un insólito error por parte del juez federal Claudio Bonadio: fue involucrado con la causa judicial que investiga el presunto desvío de más de 600 millones de pesos del programa nacional Girsu, entre 2013 y 2015, pese a que jamás ejecutó un solo centavo de la partida que recibió su municipio. 

   “Fui citado a indagatoria, pero en ese período yo estuve de licencia -explicó el exjefe comunal-. Yo no ejecuté dicho programa”.

   Coronel Suárez fue una de las 190 comunas del país que, durante la gestión de Cristina Fernández, recibieron en conjunto más de 600 millones de pesos del Programa de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (Girsu) para obras ligadas al cuidado del medio ambiente.

   Tras el cambio de gobierno, el ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable -a cargo del rabino Sergio Bergman- radicó una denuncia ante el juzgado de Bonadio para solicitar que se investigue el destino de esos fondos y si hubo algún desvío irregular. En este marco, Moccero fue citado esta semana a brindar declaración indagatoria.

   Ayer cumplió con este paso procesal. En el abarrotado juzgado capitalino presentó un escrito en el que dejó en claro que, si bien el 21 de agosto de 2013 firmó el acuerdo con el programa Girsu y casi dos meses después recibió 869 mil pesos, no llegó a ejecutar obras con el dinero que llegó a Suárez; básicamente, porque entre octubre de 2013 y mayo de 2015 estuvo de licencia para desempeñarse como diputado provincial.

Ricardo Moccero muestra las pruebas de que no tuvo nada que ver con el programa Girsu.

   Durante su alejamiento del cargo -explicitó- fue reemplazado por Osvaldo Fuentes Lema, quien tuvo a cargo la ejecución del programa.

   “Los empleados del municipio me cedieron las actas donde figura que en ese período yo estuve de licencia. Fue tal vez un error la citación a mi persona cuando no ejecuté dicho programa”, dijo Moccero.

   En su escrito también precisó que entre 2010 y 2012 la comuna había nivelado el terreno y levantado el galpón donde hoy funciona la planta de reciclado suarense, y dejó en claro que la intención de Fuentes Lema era terminar la obra con los 869 mil pesos del programa Girsu. Para ello -indicó- se llamó a licitación pública y privada, pero ambas quedaron desiertas.

   Con posterioridad -agregó Moccero- Fuentes Lema adquirió materiales de construcción por 79.027 pesos, y dejó un remanente de 789.973 pesos depositados en cuentas de la comuna.

Causa Girsu: intendentes y exjefes comunales de la zona se preparan para enfrentar al juez Bonadio

   Al regresar a sus funciones como intendente -en mayo de 2015-, Moccero se encontró con una delicada situación económica y financiera municipal, por lo cual decidió no dar continuidad a esta y otras obras.

   Los trabajos -añadió- finalmente fueron terminados por el actual intendente Roberto Palacio, quien utilizó los fondos que habían quedado reservados y partidas adicionales por unos 6 millones de pesos que gestionó tras asumir el cargo.

   “El Tribunal de Cuentas aprobó cada rendición que realizamos de nuestra gestión”, mencionó, además de mostrar el acta de traspaso de mando en la que constan los fondos del programa Girsu.

   Por último, consultado acerca de las razones que podrían haber provocado el error de citarlo a indagatoria, Moccero dio a entender que no se realizó un exhaustivo análisis de cada caso.

   “El juez Bonadio tomó al azar unos 90 municipios del Frente para la Victoria y del Vecinalismo, y llamó a sus exintendentes”, finalizó. (Agencia Coronel Suárez)

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias