12 crímenes que horrorizaron a Bahía y la zona

1/8/2018 | 07:00 |

Fotos: archivo La Nueva. Video: Francisco Villafáñez.

Por Sofía Frugoni / sfrugoni@lanueva.com y Matías Mugione / mmugione@lanueva.com

 

   Bahía Blanca y la zona fueron escenario de diferentes hechos de inseguridad en los últimos años, sin poder escapar a la realidad del país.

   Algunos se volvieron tristemente célebres por el horror que causaron en los vecinos, quienes aún hoy recuerdan esos detalles que los marcaron.

   Juan Pablo Gorbal, editor responsable de la sección Seguridad, seleccionó 12 resonantes episodios. De la mayoría de ellos participó en la cobertura.

 

Filicidio en Villa Delfina

   Irma Gianassi asfixió, quemó y mató a su hija de 5 años el 8 de mayo de 1993.

   El cuerpo de la nena fue encontrado en un baldío de Misiones al 2.400.

   Gianassi fue condenada a 14 años de prisión, pero quedó en libertad en 2007 por la ley del 2x1.

 

Caso Ivonne Gallardo

   Ivonne Gallardo tenía 9 años cuando desapareció el 14 de agosto de 1993.

   El 30 de marzo del año siguiente, la encontraron muerta bajo una montaña de sal en una barraca de Río Negro al 1.000.

   El único sospechoso por el crimen de la nena fue Héctor "Cheto" Medel, padre de la amiga a la que Ivonne fue a visitar cuando fue vista por última vez.

   Las pruebas no fueron concluyentes y Medel quedó en libertad. El caso sigue impune.

 

El crimen de Las Mochileras

   El 18 de febrero de 1998, María Dolores Sánchez, de 18 años, fue asesinada de un balazo en la espalda.

   Su compañera, Irina Laura Montoya, de 25, quedó en coma por un tiro en la nuca y murió poco después.

   Ambas eran santafesinas y viajaban rumbo a Comodoro Rivadavia, pero cuando llegaron a Guaminí, Eduardo Eliçabe se ofreció a llevarlas, se desvió y, según lo que pudo establecer la justicia, fue quien las mató. Cumplió parte de la condena y hoy está en libertad.

 

Doble crimen Chiaradía-Iglesia

   María Victoria Chiaradía y Héctor Horacio Iglesia, ambos de 19 años, eran novios y desaparecieron el 27 de agosto de 2000.

   El 30 de ese mes encontraron el auto en el que estaban la noche de la desaparición.

   El 5 de septiembre encontraron sus cuerpos en un monte cercano a Coronel Suárez.

   Fueron asesinados a balazos luego de que les robaran el auto.

   En 2009, el Tribunal en lo Criminal Nº 3 condenó perpetua a Gustavo Javier Ravainera por el doble homicidio; y absolvió por el beneficio de la duda a Héctor Fernández y Gustavo Aguilar. A Ravainera se le otorgó hace menos de un mes la prisión domiciliaria.

 

Caso Margiotta

   Federico Margiotta tenía 13 años cuando lo violaron y asesinaron a fines de agosto de 2002, en Coronel Pringles.

   Los únicos imputados por el crimen son Jorge Alberto Fabrizio y Pedro Arturo Martínez.

   Ambos fueron absueltos, pero ese fallo se revocó y tendrán que ir a juicio otra vez en octubre próximo.

 

Caso Glasman 

   El 28 de agosto de 2002 el médico Felipe Glasman fue asesinado a balazos.

   Las primeras hipótesis arrojaron que a Glasman lo mandaron a matar.

   Por el caso del también presidente de la Asociación Médica bahiense condenaron a 23 años de prisión a Vicente “Tito” Colman como autor material. Nunca se avanzó hacia el posible ideólogo del hecho.

 

La masacre de Patagones

   El 28 de septiembre de 2004, Rafael "Junior" Solich, de 15 años, disparó contra sus compañeros de la Escuela de Enseñanza Media Nº 202 "Islas Malvinas" de Carmen de Patagones, mató a tres de ellos e hirió a cinco.

   El arma pertenecía a su padre, Rafael Solich, efectivo de la Prefectura, a quien condenaron a 45 días de prisión por negligencia.

   "Junior", por su parte, fue confinado a un centro de internación para jóvenes delincuentes en Ensenada.

   Al ser declarado inimputable, la jueza Alicia Ramallo se hizo cargo de su tutela y lo internó en un centro psiquiátrico juvenil en San Miguel.

 

Caso Luciana Moretti

   Luciana Moretti tenía 15 años cuando fue descuartizada y quemada sobre una parrilla el 16 de octubre de 2004.

   Sus restos fueron hallados en la casa de Pablo Cuchán, de 25 años, en un descampado de Villa Rosas y en una chatarrería de White.

   Cuchán fue condenado a 18 años de prisión, pero la condena nunca estuvo firme y cuando cumplió los 11 quedó en libertad.

 

El brutal ataque a Rocío en Dorrego

   Mauro Emilio Schechtel fue condenado a 40 años de prisión por abusar sexualmente de una nena de 10 años y prenderla fuego en Coronel Dorrego.

   Schechtel chocó su auto intencionalmente contra la bicicleta en la que andaba la nena en la tarde del 18 de junio de 2008.

   Tras el impacto, subió a la nena a su auto y la llevó a un descampado, donde la ató de manos y pies y abusó de ella.

   Luego intentó matarla rociándole nafta y prendiéndola fuego, pero la pequeña pudo sobrevivir al ataque. Fue un camionero quien la encontró y la auxilió.

 

Crimen de Ricardo Pelayes 

   Ricardo Pelayes murió el 24 de abril de 2009 tras ser baleado durante un robo en el corralón del que era empleado, en Vieytes al 2.200.

   Por la muerte, Claudio Guillermo Morales fue condenado a 25 años de prisión, mientras Manuel Ángel López recibió una pena de 9 años y medio como cómplice.

   Pelayes estaba casado y era padre de dos mellizos.

 

La beba violada que se salvó de milagro

   El 30 de noviembre de 2012, Juan Pablo Rodríguez abusó sexualmente de su hijastra de 16 meses y la tiró abajo de un camión que fue detenido justo antes de arrancar.

   La beba, con el tiempo, mejoró. A Rodríguez le cayeron 30 años de prisión.

   Ahora se espera a un nuevo juicio para otros 2 acusados.

Caso Katherine Moscoso 

   Katherine, de 18 años, desapareció el 17 de mayo de 2015 en Monte Hermoso.

   Seis días después, un bombero encontró su cuerpo enterrado en un médano. Había muerto por asfixia.

   Esa misma noche, hubo una pueblada que duró tres horas, donde quemaron distintos sectores de la ciudad balnearia y lincharon a Juan Carlos "Canini" González, abuelo de una amiga de Katherine.

   Por el hecho no hay condenados ni acusados.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias