¿Otro ajuste que se confirma?

Preocupa a Bomberos Voluntarios un eventual recorte de los subsidios

15/7/2018 | 06:30 |

Más allá de la deuda que el Gobierno nacional aún mantiene por el año 2017, los dirigentes permanecen alertas por una modificación de la ley 25.054. De concretarse, perderían casi el 40 % de los aportes.

En los dos últimos veranos, el trabajo de los Bomberos Voluntarios en el SOB fue por demás intenso. / Foto: Archivo La Nueva.

Guillermo D. Rueda
laregion@lanueva.com

   En todo el país existen 987 cuarteles de Bomberos Voluntarios. Están divididos en instituciones de primer grado; de segundo (25 federaciones) y de tercero (Consejo Nacional de Bomberos). En total, hay enlistadas alrededor de 40.000 personas.

   A este viernes, el Gobierno nacional les debe un remanente del año 2017 (por un supuesto error de presupuesto) y solo 370 cuarteles cobraron una parte de lo que les corresponde de 2018. De todos modos, estos no son los temas que más les preocupa a los Bomberos Voluntarios.

   “Tenemos algunas certezas de que el Gobierno bajará a comisión un estudio para reformar la ley 25.054, que regula el porcentaje de aportes de la Superintendencia de Seguros”, dijo Marcelo Godoy, presidente de la Federación Centro Sur bonaerense de Bomberos Voluntarios.

   “No hay nada formal, pero estamos avisados. Si es así, queremos participar para que no nos reduzcan los porcentajes”, añadió.

Marcelo Godoy, presidente de la Federación Centro Sur.

   Godoy —surgido de Ingeniero White— sostuvo que tomaron conocimiento de algunas ideas del proyecto. “Pretenden que nos financiemos con el 3,4 % y no con el 5 % como sucede actualmente. Y ese 1,6 % quedaría en poder el Gobierno”, dijo.

   “De 32 millones de pesos que recauda hoy el Estado con la ley, pasaría a los $ 340 millones”, detalló.

   Las 370 asociaciones de bomberos recibieron —en estos días— un aporte de 1.083.000 pesos. Según Godoy, el aporte debía ser de alrededor del 40 % más, considerando la inflación y que, el año pasado, se aportó $ 1.085.000.

  “Acá conviene aclarar que la Superintendencia de Seguros paga un monto estimativo en base a lo que prevé recaudar y nosotros tomamos el 5 por 1.000. Es el producido de las pólizas que los ciudadanos pagan por los seguros por accidentes, de terceros e incendios, menos los de vida”, dijo.

   “No nos daba que nos paguen menos, ya que las pólizas aumentaron. El Estado nos respondió que, aparentemente, tuvieron un error de cálculo en el presupuesto y de allí la caída del 40 %”, amplió.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   “Es importante insistir en que estos fondos no provienen del Estado y no le estamos sacando plata de un impuesto, sino que, como ente recaudador, nos tiene que hacer las transferencias como mero intermediario. Incluso, tiene una participación del 2 %, que es afectado al ministerio de Seguridad para que nos controle las rendiciones”, dijo Godoy.

   “Es cierto que el Estado tiene el derecho de pagar hasta fin de este año todo lo que debe, pero la idea es que en el durante los cuarteles se vayan financiado para no depender solo del uso cotidiano del dinero”, aclaró Godoy.

   “Hay cuarteles, en localidades pequeñas, donde lo que pone el vecino a veces no alcanza para poder desarrollar mínimamemte la actividad”, afirmó.

   “Por eso estamos intentando explicarles a las autoridades, a los legisladores, a los medios y, por su intermedio, a los ciudadanos para que se enteren de cómo es el tema. Es decir, lo que nos deben no viene de un impuesto y no le estamos sacando dinero al Estado”, insistió.

   Godoy calculó en alrededor de 745 millones de pesos a la deuda total del Gobierno, considerando que $ 145 millones son del remanente de 2017 y lo restante ($ 600) del explicado error de cálculo del presupuesto.

   “Esta es la diferencia que se debería haber pagado, porque el total de lo que va a recaudar la póliza de seguro supera ampliamente el monto”, aseguró. 

“No nos podemos quedar renegando”

   “Los sueldos de los cuarteleros y las cuentas hay que cancelarlos a fin de mes; por eso no nos podemos quedar renegando porque no pagan lo que nos deben. Es una problemática real que debemos solucionar”, dijo Sergio Domínguez, presidente de la comisión directiva de los Bomberos Voluntarios de Sierra de la Ventana.

   Admitió que a la entidad no ingresó en el pago de poco más de millón de pesos correspondientes a 2017, pero también que aún tienen pendiente de realizar las liquidaciones de forma, tal como le sucede a la mayoría.

   “Las normativas para justificar los subsidios te desgastan. No digo que esté mal, porque en un momento cobraban hasta locales que eran carnicerías, pero para quienes hacemos todo a pulmón es muy complejo”, aclaró.

Sergio Domínguez. / Foto: Tornquist Distrital

   Domínguez contó que, en el último verano y como consecuencia de los incendios, la asociación tuvo gastos extra por más de un millón de pesos por la presencia de numerosos cuarteles, a quienes se les debió pagar el combustible y las comidas.

   “A ese costo impensado se le suma la falta de pago del Gobierno”, dijo.

   “Tras haber realizado la celebración de los Reyes Magos, estamos trabajando firme con la Fiesta de la Primavera. Acordamos la presencia de grupos musicales como Pier, La Mississippi y Kaiser Carabela. Esta es la forma en que podemos generar recursos”, sostuvo.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias