Tips para mejorar tu rendimiento deportivo

11/4/2018 | 12:25 |

Estos cuatro consejos te ayudarán considerablemente a mejorar tus entrenamientos.

1- Dormí al menos 7 horas

La privación del sueño puede ser muy perjudicial para tu salud y forma física; la falta de sueño puede aumentar en gran medida tus niveles de hormonas como el cortisol, la cual favorece a la pérdida de masa muscular y a su vez dificulta la pérdida de grasa.

Si sos incapaz de dormir 7 horas, o crees que tu descanso durante ese tiempo es insuficiente, es muy importante que sigas una rutina habitual para acostarte, podes recurrir a la respiración profunda y evitar la luz azul que emiten los aparatos electrónicos como los teléfonos móviles o los ordenadores durante las horas previas a acostarte.

2- Aumenta el consumo de cafeína

Si no padeces de hipertensión o taquicardia, es posible que te beneficie mucho el consumo de cafeína. Esta se encuentra en alimentos como el café, el té, el chocolate, la guaraná o la yerba mate, pero también de forma aislada en suplementos deportivos o en pre-entrenamientos.

El consumo de dosis de entre 3 y 6 miligramos de cafeína por kilogramo de peso corporal puede reducir nuestra percepción de fatiga y aumentar nuestro rendimiento cognitivo, convirtiéndola en un nutriente ideal al que recurrir en etapas de entrenamientos exigentes o estudio intenso.

3- Come frutas antes de entrenar

La fruta es rica en hidratos de carbono simples, minerales y agua.

Los hidratos de carbono simples se absorben de forma rápida y son una gran forma de conseguir energía durante las horas previas al entrenamiento, los minerales como el potasio y el calcio pueden favorecer la transmisión del impulso nervioso y muscular y el agua de las frutas es capaz de ayudar a disminuir el riesgo de sufrir deshidratación, la cual puede hacer que nuestro rendimiento deportivo decaiga.

4- Evita usar ropa de algodón

La ropa de algodón es muy cómoda y abrigada, y precisamente ese el problema; abriga más que otros tejidos como la lycra o el poliéster.

Al entrenar, el sudor puede provocar que los poros de algodón se cierren, de modo que seremos menos eficientes a la hora de eliminar el calor de nuestro cuerpo. Esto provocará que aumente nuestra temperatura corporal, favoreciendo la deshidratación y, en definitiva, disminuyendo nuestro rendimiento, por lo que, a la hora de entrenar, la ropa de algodón no es precisamente la que más te conviene.

Fuente: Men´s Health

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias