Cómo trató la Justicia el caso de Marilina

23/10/2018 | 07:00 |

Foto y video: Gustavo Pereyra - lanueva.com

   La Nueva. repasó el expediente judicial de la causa de Marilina Tolon, violada por 4 hombres el 8 de octubre de 2001 en Puan.

   La investigación duró 422 días desde que Marilina hizo la denuncia. A los acusados no les cayó ninguna pena. Marilina murió el sábado 13 de octubre de este año, sin justicia.

   La denuncia fue realizada por ella el 17 de octubre de 2001 y la fiscalía ordenó el archivo de la Investigación Penal Preparatoria Nº 36.996 el 13 de diciembre de 2002.

   La acción penal se extinguió por prescripción, ya que se superó ampliamente el plazo máximo de 12 años para este tipo de delitos. Esto quiere decir que no habrá posibilidades de reabrir la investigación.

   De hecho, en la última foja del expediente figura un oficio que habilita su destrucción "a partir del 19 de septiembre de 2020".

Otra perspectiva de género

   ¿Por qué no se avanzó? Porque no hubo prueba directa, salvo la denuncia de Marilina quien, por temor y porque su padre presentaba problemas de salud, recién se presentó en la comisaría 9 días después del hecho. Y porque la perspectiva de género era otra en 2001.

   En la causa se puede confirmar que, a excepción de los dichos de Marilina, ningún testigo, ni prueba científica, tecnológica o documental vincula a los 4 sospechosos con el hecho.

   Lo más llamativo es que el fiscal de la causa, Christian Long, nunca citó a indagatoria a los 3 mayores, pero sí lo hizo, en el caso del menor, la exjueza Alicia Ramallo.

   El adolescente, al declarar ante Ramallo, negó los cargos, aunque dijo que conocía de vista a Marilina y "del fútbol" a los otros acusados.

   Esa noche, según el joven, solo compartió una charla con uno de ellos en un boliche, pero que a la chica no la había visto.

El intendente

   En ninguna de las 90 fojas de la causa se menciona el nombre del actual intendente Facundo Castelli, tal como algunos comentarios en redes sociales hicieron circular luego del fallecimiento de Marilina, el 13 de octubre pasado, tras una cruel enfermedad que muchos ligan con el calvario que sufrió desde 2001.

   "No estoy ni estuve imputado, jamás fui nombrado y jamás fui citado por la Justicia", dijo Castelli en conferencia de prensa. 

Las pericias a Marilina

   La pericia a cargo del psicólogo Enrique Borgarelli determinó que no había "indicios de fabulación" en el relato que Marilina hizo sobre la violación.

   También destacó un "perfil y nivel intelectual normal, ausencia de histrionismo, estabilidad emocional muy controlada por inhibición".

   Tampoco detectó daño físico y dijo que se mostraba "muy atemorizada por eventuales represalias de los denunciados".

   De hecho, en el informe incorporado a la causa el 14 de noviembre de 2001, Borgarelli sugirió la continuidad de atención psicológica, en función de prevenir estrés postraumático.

   El médico de policía Carlos Power, al evaluar a Marilina, notó dos pequeños hematomas en la zona pectoral de la chica y una escoriación superficial en la cadera izquierda, todas lesiones compatibles con 7 o más días de evolución, aunque no observó lesiones genitales.

   Las pericias psicológicas y psiquiátricas a los sospechosos finalmente no arrojaron grandes descubrimientos: solo marcaron algunas características que podrían ser compatibles con la personalidad de un abusador. 

 

Más sobre este tema:

   - Puan, un pueblo hundido en el miedo y la culpa tras la muerte de Marilina

   - La visión de una abogada especialista

   - Qué piensa el intendente del pueblo

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias