Puan, un pueblo hundido en el miedo y la culpa tras la muerte de Marilina

23/10/2018 | 07:00 |

Fotos y videos: Pablo Goicochea / Edición de video: Gustavo Pereyra

Por Sofía Frugoni / sfrugoni@lanueva.com

y Pablo Goicochea / pgoicochea@lanueva.com

   

   Sobrevuela un tema del que todos saben pero pocos se animan a hablar.

   La gente camina y sus ojos enfocan en las veredas grises, pocas cabezas se levantan tímidas y asombradas ante la llegada de quienes buscan sus palabras.

   Años con la voz silenciada, sin poder decir lo que estaba pasando, con el miedo de que lo que pase sea contra ellos.

   El temor los atraviesa, las amenazas vuelven a hurgar en sus recuerdos más lejanos para callarlos. Para tirarlos para atrás.

   —No sé de qué miedo hablan. Si alguien fue amenazado debe hacer la denuncia—dice el intendente de Puan, un pueblo de 4.700 habitantes que está a 167 kilómetros de Bahía Blanca.

   Marilina Tolon tenía 25 años cuando fue violada y torturada por 4 hombres del pueblo el 8 de octubre de 2001.

   17 años después murió: tenía un cáncer y otras enfermedades que comenzó a padecer desde aquel día.


Marilina Tolon

   Nunca lo superó y la justicia nunca llegó: los involucrados fueron denunciados pero la causa se archivó en pocos meses. Desde ahí en Puan solo quedaron el miedo, el silencio y la impunidad.

   Recién 2 días después de la muerte de Marilina hubo un espasmo, con una manifestación a la que fueron más de 500 personas y la cual no dejó ni un solo cartel de justicia en el pueblo.

   Ana Miraz es una de las que caminó las 7 cuadras que hay entre la plaza San Martín y la comisaría. 

   La única diferencia con los 30 años que ella vivió en Puan es que ahora las camina dejando atrás el miedo. Hablando. 

   —La gente tiene miedo porque hubo muchas amenazas luego de la violación— lamenta.

   Irene Cortés es periodista, tiene 68 años y hace 40 vive en el pueblo. Cuando violaron a Marilina trabajaba en FM del Lago, donde contó lo que había ocurrido.

   —Callate la boca o te vamos a reventar— le dijeron por teléfono.

   Irene denunció —como pide el intendente Facundo Castelli— y el rastro llevó hasta uno de los acusados en la violación. Pero todo quedó ahí, dice. Y calló.

   Y no fue la única periodista callada. A Oscar Luján Romero también le sugirieron que parara con sus reportes en FM Génesis. 

   —Me dijeron que todo bien con que diga que Marilina fue violada, pero que no insista con el tema—recuerda hoy con 55 años.

   El "no te metas" era frase de todos los días y el sufrimiento de Marilina quedó en el olvido, sepultado.

   Insistieron tan poco todos con ese tema que ni la familia llegó a enterarse bien de todo lo que pasó.

   Edgardo Marcaida, primo hermano de Marilina, se enteró recién ahora de las amenazas que recibió la familia para que se queden callados.

   —Nunca pensé que la gente tenía tanto miedo, que habían sido amenazados. Me estoy enterando de cosas que no supe nunca, que nunca me las dijeron— cuenta entre lágrimas y mucho dolor.

   Karina Morales tiene 41 y no entiende por qué hubo tanto miedo, pero sabe que existió.

   —El pueblo dio la espalda y las mujeres estuvimos muy solas— dice.

   El silencio se escuchó durante 17 años. El pueblo calló y hoy aflora un nuevo sentimiento que los ahoga en lágrimas: la culpa.

   Ana la siente y llora. Afirma que todo el pueblo es culpable.

   Irene se consuela, ella quiso hablar y no la dejaron.

   Oscar afirma que todos sienten culpa y que por eso hoy hablan, porque Marilina tuvo que morir para que Puan se active.

   Edgardo desea haber sabido todo antes, se culpa por no haberlo hecho. Para él las cosas hubiesen sido distintas.

   Karina siente culpa por no haber hecho nada en su momento. Todos los días se pregunta por qué no hizo algo por Marilina.

   Al pueblo puanense le queda la esperanza de que la condena sea social y que el caso que los mantuvo callados durante tanto tiempo sirva para que no haya otra Marilina.

 

Más sobre este tema:

   - Qué dice y cuál es el estado de la causa por abuso a Marilina

   - La visión de una abogada especialista

   - Qué piensa el intendente del pueblo

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias