Se esperan más de 1.000 personas

La banda bahiense que decidió romper con los mitos de Bahía

14/5/2017 | 08:00 | El cantante de Luceros tuvo un mano a mano con La Nueva. antes del show en el club Estudiantes.

Fotos: Facebook Luceros El Ojo Daltónico

Por Damián Vallejos / dvallejos@lanueva.com 

   Desmitificar. Esa es una de las principales cosas que hará Luceros el Ojo Daltónico el sábado que viene en el Club Estudiantes. Terminar con el recontra escuchado “una banda bahiense no convoca”. Acabar con lo de “esta ciudad es mufa, si te va un poco bien, tenés que irte a Buenos Aires”.

   Para Luceros fue un destino sin atajos: 14 años de pelearla y de trabajar para hoy convocar más de 1.000 personas, muchas de ellas con marcas en su piel, con esos tatuajes que tendrán para toda su vida.

   El compositor y cantante Ignacio Boyo sabe que no fue fácil: pasaron decenas de músicos por las filas de Luceros hasta llegar a la formación actual. Para él, hubo una “decantación natural entre los que quieren ser músicos y los que lo toman como para pasar un par de noches divertidas”.

   Trabajar, trabajar y trabajar son las consignas que Nacho mantiene como estandarte. Luceros no es joda. Y Estudiantes es una forma de ponerle el broche a ese laburo: con una puesta en escena increíble de sonido, iluminación y muchos invitados.

Luceros en la cárcel de Villa Floresta

   “Es como un cierre a una etapa de mucho trabajo de toda la banda, de todos los músicos porque fuimos un montón. Estudiantes es tener coherencia. Es decir “empezamos y fuimos hasta lo que pudimos en esta ciudad” pero no nos vamos a quedar con eso, yo algún día quiero tocar en una cancha de fútbol”, dice Nacho, que cumplió hace poco 33 años.

   Es que si le hubieran hecho caso a los que les decían que se tenían que ir de Bahía por meter más de 200 personas, quizás este presente no sería el mismo. Hicieron 8 teatros Rossini y metieron más de 700 almas en El Reino varias veces.

   "Nunca creímos en eso. Nos metían ese rollo de que acá en Bahía no se podía y vamos a tocar en Estudiantes. Si bien podemos ser la primera, no creo que seamos la última que lo haga”, insiste.

   Y dispara: “He ido a otras ciudades y no tenemos nada que envidiarles. Todo eso de que Bahía es careta no me la creo. Vos tenés que pensar qué podés hacer para cambiar tu ciudad en vez de quejarte. Porque sentarte gordo a ver tele y decir ‘Bahía es careta’ es muy fácil”.

   El primer show de Luceros fue en 2003 en Monte Hermoso. Esa tarde Nacho recuerda que salió con una remera de Linterna Verde y que la banda tuvo algunos problemas técnicos. “Todo muy bochornoso”, dice entre risas.

   Ahí arrancó todo: Nacho se puso a escribir y componer y se juntó con sus amigos músicos. Y recibió el apoyo de sus viejos.

   —Siempre me apoyaron. Además la música me rescató. Yo siempre digo que hay pibes que están en situación de riesgo y que dicen que no tienen futuro, hay que fijarse si tiene una veta artística porque por ahí le salvás la vida.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   —¿A vos te salvó?

   —No sé si era un tipo que iba a terminar muriéndome, pero estaba en una situación bastante marginal. Mi viejo es al día de hoy que le gusta lo que hago. A veces me mata. Es bastante crítico, pero me apoya siempre. Si no no lo podría hacer. O sí pero desde el lado de la rebeldía. Tus viejos y tus hermanos te tienen que apoyar porque es en definitiva lo que vos querés. Si venís con un mandato familiar no vas a ser feliz, yo siempre quise ser músico y acá estoy.

Mirá también: Sofía, la siniestra mujer que le lleva historias a Luceros

   Al principio el Nacho adolescente creía que tenía que escribir todo lo que pensaba, luego maduró y empezó a seleccionar. Dice que escribe sobre la vida, la muerte, el odio, el desamor, la calle, la noche y todo lo que lo moviliza.

   —Soy un gran ladrón de historias de amigos. Muchas veces escribo en primera persona y piensan que me pasó a mí.

   —¿Buscan dejar un mensaje?

   —No sé si soy palabra autorizada para bajarle línea a los pibes. A fin de año estaba tomándome una cerveza y les mandé a unos chicos que nos siguen en un grupo de WhatsApp que si toman no conduzcan. En esas cosas sí trato de bajar línea, o en los recitales cuando hay pibes chiquitos y les pido que se porten bien. Ese mensaje siempre está: vivir la vida, amar y querer…

   Nacho toma su medida de whisky, le da un trago a una Coca y brinda: por Luceros, por la música, por Bahía Blanca y por la vida.

Toda la data

Dónde, cuándo y cuánto

Entradas. Las anticipadas salen 200 pesos.

En Bahía. Se pueden comprar en Tribal (Local 31 de galería Plaza), Pitágoras (21 de Drago 63) o en Único, el bar de avenida Alem 1.214.

En Punta. Se consiguen en Bernardo de Irigoyen 7.

El lugar y la hora. Al show en Estudiantes se entrará desde el lado de Ángel Brunel 50. Se estima que arranque a las 21:30.

Todos sus discos. Se espera que repasen temas de sus 4 placas, además de canciones nuevas.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias