La descuartizó e incineró

Policía que investigó el crimen de Luciana insiste: "Cuchán tuvo ayuda de alguien"

21/4/2016 | 06:58 | En 2004 tenía 25 años y ahora es subcomisario. Sigue sospechando de una mujer.

Fotos: archivo La Nueva.

Por Damián Vallejos / dvallejos@lanueva.com

   Un policía que investigó el crimen de Luciana Moretti en 2004 continúa creyendo hoy, en diálogo con lanueva.com, que Pablo Cuchán no pudo haberla matado, descuartizado y quemado en una parrilla sin ayuda de alguien.

   Se trata de Sebastián Toarmina, que por entonces tenía 25 años y trabajaba en la Delegación Departamental de Investigaciones. Ahora es subcomisario de Médanos.

   Cuchán quedó en libertad este martes, luego de 11 años y medio en la cárcel. Y se instaló en Monte Hermoso, donde se armó una marcha para repudiar su presencia.

"Renormal"

   El oficial Toarmina y sus compañeros buscaron a la chica de 15 años que había desaparecido en Ingeniero White.

   -Todo nos llevaba a Cuchán -recuerda.

   Sin embargo, en principio no lo vio tan sospechoso.

   -Le había tomado declaración días antes y me pareció lo más normal del mundo. Es la personalidad del psicópata: gente que tiene problemas pero que se inserta sin drama en la sociedad. Y no lo percibís.

   Cuenta:

   -Nos pusimos a hablar y era un flaco renormal. Me quería morir. Siempre te llevás sorpresas siendo policía... pero eso fue tremendo. Mucha bronca.

El descubrimiento

   Un día, trabajando en la casa de Juan José Valle al 3.600, en el barrio 26 de Septiembre de White, Toarmina estaba cerca del fogón con un colega de la Policía Científica.

   -Él se puso a revisar un tarro con cenizas y sacó un mechón rojo. "¿De qué color era el pelo de la chica?", preguntó. "Estaba teñida de rojo", le dijeron.

   Entonces, según Toarmina, les cayó la ficha.

   -Empezamos a encontrar restos pequeños. El padre de Cuchán, llorando, nos dijo que nos fijáramos en el lugar donde el perro había estado escarbando. Y ahí había más restos.

   Otras partes del cuerpo de Luciana aparecieron en un descampado frente al frigorífico San Martín, en cercanías de la estación Spurr y en un terreno de Avenente al 4.000.

La "tía"

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   Toarmina está convencido de que la mujer que salía con el tío de Cuchán, Julia Rosa Oses, sabe todo lo que pasó. Incluso sigue creyendo que juntó las pruebas necesarias para considerarla partícipe del hecho, aunque la Justicia se las desestimó.

   -Estuve 7 meses investigando y mediante llamadas telefónicas probé que ella estaba presente mientras Cuchán hizo lo que hizo. Iba todos los días. Quedó imputada pero nunca la detuvieron. Si hubiese estado presa, estoy seguro de que habría hablado y ahora se sabría quién participó.

   El fin de semana del 16 de octubre de 2004 hubo varias llamadas entre la casa de Cuchán y otra de Monte Hermoso, donde los padres habían ido a pasar unos días. En el juicio Julia Oses aseguró que se hablaron para consultar cómo funcionaba el secarropas.

   -Lo que dijo fue un bolazo, porque ella laburó 10 años en limpieza. Una de las comunicaciones duró más de 40 minutos... Cuchán la descuartizó arriba de una mesa y la fue haciendo a la parrilla cacho por cacho. Y es imposible que ella no supiera nada.

   Es imposible, repite.

   -Le cortó la rodilla, un pedazo de pata, los brazos, ¡un enfermo! ¿Y qué: lo va hacer solo?

Bronca retroactiva

   El policía dice que se indignó al enterarse por Facebook que Cuchán quedaba libre.

   -Es peligroso para la sociedad. No digo que va a volver a hacer algo, pero es un hombre que tomó una determinación como descuartizar en su casa a alguien...

Cómo fue

   El crimen de Luciana ocurrió el 16 de octubre de 2004. Desde ese día Cuchán declaró varias veces y trató de justificarse.

   En el juicio dijo que la chica murió de sobredosis y que no supo qué hacer con el cuerpo.

   Lo condenaron a 18 años de cárcel, aunque luego la Cámara de Casación le redujo un año debido a una cuestión técnica sobre los agravantes.

   La Corte Suprema ordenó luego que se dictara una nueva sentencia porque el agravante de la incineración se había considerado 2 veces. Pero eso no se cumplió y el fallo no quedó firme.

   Cuchán cumplió los 2 tercios de su condena y tuvo un comportamiento ejemplar, así que el martes quedó libre otra vez.

Más sobre el tema

·Excarcelaron a Pablo Cuchán: "Mi deuda, entre comillas, ya la pagué".

·"Rocié todo y prendí fuego", relató Cuchán durante el juicio en el que resultó condenado.

·"Sale un Pablo distinto, maduré y crecí" y otras frases de Cuchán después de dejar la cárcel.

·Harán una marcha en Monte Hermoso para repudiar la presencia de Pablo Cuchán.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias