SE FUE A VIVIR A MONTE HERMOSO

Más de una década después, Pablo Víctor Cuchán abandonó la prisión

20/4/2016 | 01:20 | Su excarcelación fue dictada por el Tribunal en lo Criminal Nº 1, en línea con lo que había ordenado la Cámara de Apelaciones bahiense, ya que en dos fallos anteriores ese cuerpo había denegado el pedido de la defensa.

Tras ser notificado de la excarcelación Cuchán sale de tribunales, en Estomba 34, para regresar a Saavedra y tramitar los últimos requisitos procesales.

20.45 de anoche, la puerta principal de la Unidad Penal Nº 19 de Saavedra se abrió y Pablo Víctor Cuchán abandonó el calabozo que desde más de 11 años ocupó luego de ser condenado por el crimen de la joven Luciana Jimena Moretti, ocurrido el 16 de octubre de 2004, en Ingeniero White.

Acompañado por sus padres, Cuchán se subió a un Peugeot 408 y se fue a Monte Hermoso, donde tiene pensado quedarse a vivir.

Su excarcelación fue dictada sobre el mediodía de ayer por el Tribunal en lo Criminal Nº 1, en línea con lo que había ordenado la Cámara de Apelaciones de la ciudad, ya que en dos fallos anteriores ese cuerpo había denegado el pedido de la defensa.

Ahora, en la resolución , los jueces se vieron obligados a dictar la excarcelación por dos razones expuesta por la Cámara: el tiempo de detención, 11 años, y su conducta carcelaria, “ya que en los distintos informes la calificación fue de 10 Ejemplar”.

También señalaron a La Nueva. que "por los informes criminológicos del artículo 13 del Código Penal, no resultan exigibles para la concesión de la excarcelación, resultando inviable argumentar los riesgos de fuga".

A su vez, el beneficio de la libertad asistida le fue otorgado por otro cuerpo de jueces especialmente formado bajo los fundamentos que venía sosteniendo la defensa desde hace un tiempo.

Según explicó el abogado Maximiliano De Mira, el motivo de la excarcelación es que Cuchán estaba en condiciones de obtener esos beneficios como penado, tanto de la libertad asistida y la condicional.

Para el defensor es “fundamentalmente lo que adujo la Cámara de Apelación y Garantías en lo Penal”, integrada por Guillermo Giambelluca, Gustavo Barbieri y Pablo Soumoulou, al momento de decretar la nulidad de dos resoluciones anteriores en la que los jueces de primera instancia habían denegado la polémica libertad. Es, de hecho, en virtud de esa resolución de la Cámara, que el tribunal debe otorgar el beneficio a Cuchán.

“Ahora va a tener la posibilidad de convivir con su familia, con su hermana, por eso obviamente está muy feliz e ilusionado”, expresó De Mira sobre su asistido.

"Mi deuda la pagué"

"Bueno ya está mami, ya pasó", fueron las primeras palabras que Cuchán le dijo a su madre en la puerta del penal al recuperar la libertad.

"Estoy tranquilo, contento, con ganas de estar con mi familia. Ahora a ver que me depara la vida", señaló.

Y agregó que "quiero ver la realidad, no es lo mismo once años acá adentro que estar afuera. No va a ser fácil pero tampoco difícil, mi vida va a tener que ser más tranquila que antes de ser detenido, eso lo tengo asumido desde hace muchos años".

Al ser consultado por la agencia de La Nueva. en Saavedra, indicó que "mi deuda la pagué, cumplí con la justicia, a pesar de seguir procesado" y aclaró que "por supuesto hay una condena social y una condena penal”.

Y respondió que “mañana te digo, yo creo que sí", cuando se le preguntó si siente que está pagando una condena social.

"Es una cárcel tranquila a comparación de otras unidades", confesó sobre la U 19.

“Nos mintieron en la cara”, aseguró Antonella Moretti

Críticas. La hermana de Luciana está enojada con los jueces del Tribunal de Casación provincial. "Ellos se lavaron las manos, nunca se animaron a darle firmeza al fallo y cuando fuimos a buscar respuestas nos mintieron en la cara", manifestó la joven .

"Me desplomé; sentí impotencia cuando me llamó el abogado Juan Ignacio Vitalini. Pero nada me extraña porque se venía hablando de esta determinación hace mucho tiempo", opinó sobre la excarcelación de Cuchán

“Vamos a apelar con la abogada Viviana Lozano, porque este asesino va a estar en Monte Hermoso caminando como si nada", acotó.

Un homicidio que impactó a White

16/10/2004. Pablo Cuchán descuartizó y calcinó el cuerpo de Luciana Moretti (15) en la parrilla del fogón de su vivienda de Juan José Valle 3656, en Ingeniero White.

16/7/2007. El Tribunal en lo Criminal Nº 1 lo condenó a la pena de 18 años de prisión, que luego se redujo a 17. El sujeto estuvo alojado 11 años y 6 meses en la Unidad Penal de Saavedra, sin condena firme. Ayer, minutos antes de las 21, recuperó la libertad.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias