Bahía Blanca | Viernes, 17 de mayo

Bahía Blanca | Viernes, 17 de mayo

Bahía Blanca | Viernes, 17 de mayo

Sansinena consiguió lo que parecía imposible

El elenco cerrense venció 1-0 a Cipolletti en La Visera de Río Negro y avanzó a 32º de la Copa Argentina.
Merecido festejo, para los jugadores de Sansinena, que dieron el golpe en Cipolletti y avanzaron a la siguiente fase de la Copa Argentina.

Sansinena hizo historia en Río Negro. Tras empatar 1-1 en Cerri siete días atrás, el conjunto de Mauro Laspada mostró personalidad en La Visera de Cipolletti, donde se impuso 1-0 y consiguió el pasaporte a los 32º de la Copa Argentina.

En el primer tiempo, Sansinena fue inteligente para sacarle provecho a la ansiedad del conjunto rionegrino.

El elenco de Laspada mostró firmeza en el fondo, presión en el mediocampo para impedir que el adversario arme juego y peligrosidad en el ataque con la potencia de Mariano Mc Coubrey y la velocidad de Brian Scalco.

En la paridad del trámite, el cerrense avisó con un cabezazo apenas desviado de Nicolás Díaz Bender.

Y a los 28, Brian Scalco usufructuó una buena cesión de Walter Linares en tres cuartos para sorprender a Caprio con un remate de afuera y conseguir el 1-0.

A partir de allí se vio lo mejor del albirrojo. Porque le cedió la iniciativa a su rival, pero lo lastimó en cada pelota parada (Perugini se perdió el segundo a la salida de un córner) y con cada corrida de Scalco, quien desaprovechó una inmejorable ocasión cerca del epílogo, luego de que Evangelisti sacara largo desde su arco y ningún defensor pudiera despejar.

Sin embargo, el ex Olimpo y Villa Mitre la picó ante el achique de Caprio, aunque el balón se fue apenas afuera.

Con un Sansinena mostrando actitud y buen juego se fue el primer tiempo.

Cipolletti salió con otra determinación tras la charla técnica de Henry Homann. Y lo demostró enseguida. Cristian Taborda se perdió el empate ni bien arrancó la segunda fracción. Tras un desborde desde la derecha de Weiner y y el “9”, de frente al arco, tocó apenas desviado.

Tras el sofocón inicial, Sansinena recuperó el protagonismo. Ajustó las marcas, emparejó las acciones, las alejó del área de Evangelisti y se enfocó en el arco adversario, zona en la que siguió inquietando con los balones detenidos.

Con el correr de los minutos, el elenco albirrojo también halló espacios para el contragolpe. Un remate de Schefer y una llegada de Medrano fueron muestra de ello.

Pero después de los 20, con los ingresos de Strak y Del Prete, Cipolletti reaccionó y exigió tres buenas intervenciones de Evangelisti.

El final fue de ida y vuelta. Sansinena lo pudo definir de contra, mientras que Cipolletti tuvo el empate con un cabezazo de Del Prete que Evangelisti evitó en gran forma para asegurar la histórica victoria.