Bahía Blanca | Domingo, 02 de octubre

Bahía Blanca | Domingo, 02 de octubre

Bahía Blanca | Domingo, 02 de octubre

Martín Trejo, a la Unidad 10 de Melchor Romero

La justicia dispuso el traslado e internación provisoria en la Unidad Nº 10, Instituto Neuropsiquiátrico de Seguridad de Melchor Romero, de Martín Trejo (20), el sujeto que diera muerte de un balazo en la cabeza a una mujer policía en Coronel Dorrego, y a quien peritos declararon inimputable por padecer un trastorno psicótico que le impidió comprender la criminalidad del hecho.
Martín Trejo, a la Unidad 10 de Melchor Romero. Sociedad. La Nueva. Bahía Blanca

 La justicia dispuso el traslado e internación provisoria en la Unidad Nº 10, Instituto Neuropsiquiátrico de Seguridad de Melchor Romero, de Martín Trejo (20), el sujeto que diera muerte de un balazo en la cabeza a una mujer policía en Coronel Dorrego, y a quien peritos declararon inimputable por padecer un trastorno psicótico que le impidió comprender la criminalidad del hecho.


 El juez de Garantías Nº 2, doctor Guillermo Gastón Mércuri, hizo lugar en las últimas horas a un pedido en tal sentido efectuado por el fiscal Christian Long, de la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio Nº 5.


 Una fuente tribunalicia confirmó ayer la resolución y aclaró que se aguarda la existencia de un cupo en el establecimiento ubicado en el partido de La Plata, para hacer efectivo el alojamiento del individuo.


 El vocero dijo que el doctor Mércuri también ordenó la suspensión del proceso judicial en contra de Trejo, hasta tanto no se revierta su cuadro psíquico, y dispuso que una junta médica realice una nueva evaluación respecto de su estado de salud mental.


 Desde el área de Prensa de la Unidad Penal 4, de Villa Floresta, se confirmó a media mañana de ayer que el sujeto continuaba alojado en ese lugar y que aún no se había recibido notificación respecto del eventual traslado del interno al Instituto Neuropsiquiátrico de Seguridad de Melchor Romero.


 Como se informara en estas columnas, el trágico hecho se cometió poco antes de las 6 del jueves 8 de agosto, en la avenida Santagada al 2000, de Coronel Dorrego, donde la sargento de policía Ana Karen Krog (23) y su colega Sergio Torz, en móviles distintos, respondieron a un llamado que alertaba sobre la presencia de un hombre que producía daños en un coche.


 Allí sorprendieron a Trejo en esa acción y cuando intentaron reducirlo, se originó una lucha con el sospechoso, oportunidad en la que éste le habría arrebatado el arma a Torz para dispararle a quemarropa, sin herirlo.


 Luego accionó nuevamente la pistola calibre 9mm en dirección a Krog y la alcanzó con dos balazos, uno de ellos en la nuca, que le produjo heridas mortales.


 Trejo aprovechó que Torz, todavía aturdido por el tiro que le pasó cerca, trataba de auxiliar a su compañera, para apoderarse de un móvil Volkswagen Voyage, con el que huyó rápidamente del lugar. Pero unos doscientos metros más adelante, en la avenida Casal --continuación de Santagada-- perdió el control del rodado, que fue a terminar dentro de una zanja, y allí fue finalmente reducido y aprehendido.

Estructura psicótica




 Los peritos psiquiatras y psicólogos que evaluaron a Trejo a pedido del fiscal y el juez de Garantías, coincidieron en señalar que el sujeto es portador de una enfermedad mental de estructura psicótica, por lo que consideraron que debe continuar con medicación psicofarmacológica y ser internado en una institución psiquiátrica.


 "Presenta una alteración morbosa de las facultades, compatible con un trastorno psicótico del grupo de las esquizofrenias, trastorno que debe seguir evaluándose", expresaron.


 En la parte conclusiva del trabajo se indicó que el individuo "no pudo comprender la criminalidad del acto y dirigir sus acciones", cuando cometió el delito que se le endilga, por tratarse de un inimputable.


 La causa contra Trejo se caratuló como homicidio doblemente agravado, tentativa de homicidio y robo.