Bahía Blanca | Viernes, 12 de agosto

Bahía Blanca | Viernes, 12 de agosto

Bahía Blanca | Viernes, 12 de agosto

Emma Davies cumple 100 años de vida

Emma Davies, hija del exintendente municipal Samuel Davies, festejará hoy nada menos que 100 años de vida junto a su familia, la que le ha preparado una gran celebración en la casa de la familia Herbón. Elegante, cálida, atenta y memoriosa, dijo que se siente muy bien y que no tiene recetas para la longevidad, sino "resistencia".

 CORONEL SUAREZ (A) -- Emma Davies, hija del exintendente municipal Samuel Davies, festejará hoy nada menos que 100 años de vida junto a su familia, la que le ha preparado una gran celebración en la casa de la familia Herbón.


 Elegante, cálida, atenta y memoriosa, dijo que se siente muy bien y que no tiene recetas para la longevidad, sino "resistencia".


 Con buen sentido del humor --como indicó la sobrina que la acompañó durante la entrevista con este diario, Alicia Herbón--, Emma recordó que su padre Samuel era luchador, pero que ella sólo es "resistente".


 "Los años se me han venido encima y no me di cuenta", dijo.


 "Recorrí el siglo de los inventos, y si algo me enseñó el tiempo es que la vida sigue y uno siempre tiene que seguir adelante", opinó.


 Emma no se casó, sino que cuidó de sus padres --Samuel Davies y Matilde Andersch-- hasta sus últimos días. Y ahora también cuida a una de sus hermanas. En total, Emma tuvo 10 hermanos, tres de los cuales eran varones.


 Dijo que disfruta del afecto que recibe de su gran familia, compuesta mayormente por sobrinos y sobrinos-nietos que la visitan a diario.


 También opinó que la vida de hoy ofrece mayores oportunidades de crecimiento intelectual, laboral y social, fundamentalmente para la mujer.


 "¡Qué linda es la vida de hoy, fundamentalmente de la mujer! Nosotros (ella y sus hermanas) nos criamos en un ambiente muy restringido y condicionado, pero ahora hay más igualdad de oportunidades, ya que todos pueden estudiar, lo que te da alas para pensar, volar, ser independiente... es decir, muchas cosas que antes no se le permitían a la mujer", dijo Emma Davies.


 "Con todo lo desagradable que puede existir, la vida de hoy es mejor", agregó.


 Dijo también que la diversión de antes era muy limitada.


 "Hoy tienen muchas posibilidades deportivas. Yo a tenis no faltaba nunca, pero iba porque debía, no porque me gustara mucho. No obstante, era un lugar de encuentro con amigos y lo disfrutaba", recordó entre risas.


 Respecto de su padre, Samuel Davies, quien fue intendente de este distrito, rescató su espíritu de lucha.


 "De papá tengo un buen recuerdo, porque era luchador. Le hacía frente a todos los problemas, y nunca faltaba a su deber. Le tocó vivir la crisis del '30, que fue grave, con una notable depresión mundial, y a nosotros nos golpeó particularmente. Pero la vida sigue y hay que seguir luchando", dijo.


 Recordó que su padre vivió hasta los 85 años y que se destacó también por el buen humor.


 "Hoy mi familia se compone de mi hermana, que tiene 91 años y vive conmigo, una multitud de sobrinos tan buenos como ella --en alusión a Alicia--, y mis sobrinos nietos. La gran mayoría viven en esta ciudad o cerca".


 Radiante, elegante, admirablemente lúcida, Emma dijo que sus días transcurren como ama de casa, pero aclaró que durante 35 años fue la titular de Selecciones, reconocida firma comercial dedicada a la regalería y lencería, en la histórica esquina de Brandsen y Lamadrid.


 A su lado, Alicia Herbón definió a Emma como "una persona que siempre te recibe bien, vive con una sonrisa en la cara y no se enoja jamás, por lo que es muy querida por todos".


 Emma, quien escuchaba muy atenta, respondió que no puede ser más feliz, ya que quienes la rodean la tratan muy bien.


 "Además, puedo hacer lo que quiero. Por ejemplo, cocino. Y lo hago muy bien porque me gusta comer de todo. No me cuido, pero siempre he conservado el peso adecuado. Lo que sí hago es comer despacio y, de vez en cuando, me tomo un vinito", confesó.


 "¿La receta para estar tan bien? Como ya dije, la resistencia, pero también el trabajo de mi cómplice, el doctor 'Titino' Caccavo. No hay mejor médico", añadió.


 Con una memoria privilegiada, Emma es capaz de recordar cada número de teléfono de sus sobrinos y allegados, al igual que los de los hijos de su hermana que viven en Punta del Este.


 De antaño, recordó casi con detalle cuando en calle Villegas, donde se ubicaba su casa paterna --y donde creció junto a sus hermanos-- se construía el asfalto de adoquines y jugaban incansablemente con los chicos del barrio.


 "Nos reuníamos a jugar todo el barrio, éramos muchísimos. También recuerdo los carnavales, tan entretenidos, cuando se desfilaba en calles de tierra. Ojalá que en mi cumpleaños pueda recrear esa alegría", concluyó Emma.