Bahía Blanca | Martes, 16 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 16 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 16 de agosto

"Me gusta mucho como juega Olimpo"

"Perdón, ¿me dijiste que la nota era para diario o para radio?" Para diario. Ahhh... Preguntaba porque escuché sólo el "io". Además, no hablás de la misma manera para un medio que para otro. En tu caso puedo pensar un poquito más cada respuesta. ¿Me lo permitís? Por supuesto.

 --"Perdón, ¿me dijiste que la nota era para diario o para radio?"


 --Para diario.


 --Ahhh... Preguntaba porque escuché sólo el "io". Además, no hablás de la misma manera para un medio que para otro. En tu caso puedo pensar un poquito más cada respuesta. ¿Me lo permitís?


 --Por supuesto.


 El diálogo telefónico entre Hugo Tocalli --entrenador de Vélez-- y "La Nueva Provincia" no se interrumpió más allá de un ruidito persistente en la línea, que terminó por desaparecer cuando el ex DT de las selecciones juveniles argentinas (Sub 15, 16, 17, 20 y 21) alzó su voz gruesa y sus palabras se cargaron de autoridad al referirse a lo que más sabe: el fútbol.


 --En el debut de este Clausura, Vélez jugó un gran primer tiempo y se puso 4-1 arriba sobre Colón, pero después, increíblemente, se quedó. El rival metió dos goles y casi lo empata. ¿A qué atribuye los vaivenes?


 --Al partido lo divido en dos partes. En la primera etapa Vélez fue un lujo; trabajó muy bien el partido, nunca regaló la pelota y fue contundente. En el complemento seguimos con esa tónica sólo en los primeros diez minutos. Y se empezó a dar la lógica: Colón cargó con mucha gente, nos bombardeó el área con centros y pelotazos y nosotros apostamos a definirlo de contra. Tuvimos tres o cuatro situaciones muy claras, pero no lo definimos y sufrimos.


 "También es cierto que once contra once lo teníamos casi controlado, aunque con la expulsión de Lima (Pablo) fue otro partido. A los 38 minutos nos marcaron el segundo gol y en la cancha era Colón y nadie más. Pero bueno, hay muchos aspectos por mejorar. Quedé conforme con la actitud y la dinámica del equipo, aunque un plantel de Primera división no se puede equivocar tanto como lo hicimos nosotros".


 --Estando 4-1 arriba, ¿cuántas veces pensaste que el cotejo estaba definido?


 --Antes de la expulsión estaba tranquilo, pero después no. Hoy en día el fútbol argentino es tan parejo que si vos jugás con diez y el otro con once, das una ventaja enorme. Ellos debían convertir tres goles, y no era descabellado. Sin embargo, defendimos bien y a diez minutos del final miré la hora y respiré más aliviado; pensé que ya estaba.


 "Colón se puso 4-2 y me entré a poner nervioso, las pulsaciones aumentaron y quedé atónito con el 4-3 pese a que el tiempo reglamentario ya se había cumplido".


 --En ese instante, ¿se te cruzó por la cabeza que Colón podía llegar a la igualdad?


 --Sí, claro que sí. Había que sacar del medio y Colón estaba entusiasmado. Pedí tranquilidad, pero en ese momento...


 --Lima se hizo expulsar infantilmente cuando Vélez ganaba 4-1. ¿Hablaste con él?


 --Sí. Charlamos mucho; incluso con el grupo. El sabe cómo actuó y espero que no vuelva a suceder.


 --¿Cuál es el punto fuerte de este Vélez?


 --La actitud de cada uno de los jugadores y la velocidad y la dinámica en el juego.


 --¿Y la parte débil?


 --Ante Colón ganábamos 4-1 y regalamos la pelota como si todo estuviera definido. Jugamos al mismo ritmo que el rival, nos equivocamos por completo.

Sorprendido con Leandro González




 --Como Olimpo es de Bahía Blanca y no tiene tanta prensa en Capital Federal, ¿existen menos referencias del equipo para los técnicos del fútbol argentino?


 --No. Ahora televisan todos los partidos y las referencias las tenés al alcance de la mano. Olimpo es un equipo a respetar. Lo vi ante Racing y me gustó; sabe lo que quiere adentro de la cancha, prioriza el orden por sobre todos los factores del juego y, al momento de avanzar, lo hace con criterio buscando los espacios libres y apostando a la sapienza de algunos jugadores que, hoy por hoy, no hay en otros equipos.


 --¿Te referís a "Matute" Morales?


 --Por supuesto. Es un conductor de lujo y representa a una raza en extinción. Además, Olimpo cuenta con dos delanteros astutos y "picantes". Es un típico equipo de Roberto Saporiti. Ordenado, equilibrado y con buen trato de balón. Me gusta mucho como juega Olimpo.


 --¿Nada más?


 --En Bahía será sumamente difícil.


 --¿Se merece estar más arriba en las posiciones?


 --Yyy... no sé. Antes no lo veía porque estaba abocado a las selecciones juveniles, pero de la era Rivarola (Guillermo) a la de ahora mejoró un montón.


 "Te hago una pregunta, ¿cuántos profesionales tiene Olimpo?"


 --25.


 --Eso habla a las claras de un plantel parejo donde cualquiera puede llegar a jugar.


 "Te hago otra: ¿Leandro González es de Bahía Blanca?"


 --No, es de Pigüé, una ciudad que se encuentra a 123 kilómetros de Bahía. De ahí, en 2003, se fue a Chacarita, jugó 24 partidos en la quinta y lo dejaron libre. Y se vino a Olimpo...


 --Pero antes de esta temporada jugó poco.


 --Sí, casi ningún técnico lo tuvo en cuenta.


 --¿Cuántos años tiene?


 --22.


 --Es un delantero interesante. Me sorprendió su rendimiento ante Racing. Es potente, rápido, encarador... Ya pedí referencias, y me dijeron que le pega muy bien desde afuera.


 --Es cierto.


 --La verdad, no lo conocía.


 --¿Le vas a poner marca personal?


 --No, no es mi estilo. Vélez va a jugar como lo hizo ante Colón, con dos líneas de cuatro y un delantero y medio. Sé que en la cancha de Olimpo a González se le va a complicar, porque si corre como ante Racing, seguro se va a tragar el alambrado...(risas).


 --¿Preferirías enfrentar a Olimpo en otro estadio?


 --No. Olimpo juega ahí, tiene su escenario habilitado, no veo porqué hay que quejarse. La estadística es nefasta para nosotros, porque Vélez nunca ganó en esa cancha (dos triunfos aurinegros y dos empates).

Se acalló el "diaaariooo, diaaariooo..."




  --Dirigiste a todas las selecciones juveniles argentinas, ¿para cuándo la mayor?


 --No te puedo contestar esa pregunta. Por ahora pienso en Vélez, en este presente, y sé que la selección mayor cuenta con un técnico muy importante, que no necesita demostrar nada.


 --Bueno, ¿pero alguna vez imaginá volver?


 --Por ahora no lo tengo en mente. Nunca hay que decir que no a nada, pero ya cumplí un ciclo. Me apasiona trabajar con juveniles, se verá...


 --Antes de ser DT, cuando eras jugador, ¿hacías alguna otra actividad paralela?


 --Sí. Como del fútbol no podía vivir puse, en sociedad con Alberto Fanessi (actual DT de Quilmes), un kiosco de diarios y revistas en Flores. Al principio lo atendía yo, pero después lo alquilé. También, en algún momento, me quise dedicar a mi profesión, que es perito tornero. Me recibí en la Escuela Técnica de Marcos Juárez.


 "Estuve dos años laburando con el torno, hasta que llegué a San Lorenzo y quedé para jugar en la cuarta. Y como a todo futbolista, esa vida tira más".


 --¿Y qué pasó con el kiosco?


 --Todavía lo tengo. El pobre resiste desde hace 28 años. Ahora es sólo mío, pero ya no se vende como antes. Me sirve para distenderme. Cuando quiero aliviarme un poco de la vorágine del fútbol voy al kiosco a tomar mate, a charlar con los vecinos; me gusta eso.


 "Antes, ese puestito representaba un buen ingreso y todos valoraban al diariero, era como una obligación ir a mirar las revistas, qué podían comprar. Ahora nada que ver, todo cambió. Ya no se gana como antes, cobra más mi empleado que yo, que soy el dueño".


 --¿En serio?


 --Sí. Tengo un empleado desde hace 15 años, y pese a que no me conviene más tenerlo, no lo quiero dejar sin trabajo porque es una persona grande. Es un tano grandote, de esos diarieros que desafiaban todo, y ya es parte de mi vida. La verdad, no lo puedo echar.


 --¿Qué es más fácil, vender una revista de chusmerío o un diario?


 --Una revista con fotos de mujeres, esa es la clave. Además en el barrio hay mucho chusmerío y todo termina en el kiosco. A mi me divierte, se sacan el cuero unos a otros como si nada.


 --¿Y que es más sencillo, vender en un kiosco o darle una indicación a un jugador?


 --A mi me gusta más dar una indicación. La vida de un vestuario no la cambio por nada; y la valoro un montón. Ojalá que lo que hago ahora, que es dirigir, no se termine nunca. Es un deseo, pero...

Sus pasos como DT

Debut. 16 de octubre de 1988, en Vélez (triunfo 2-0 sobre Racing de Córdoba).
Clubes. Además de Vélez, estuvo en Quilmes ("B" Nacional), Tigre ("B" Nacional) y Deportivo Italiano ("B" Nacional).
Selecciones nacionales. Sub 15, 16, 17, 20 y 21.

Sergio Daniel Peyssé/"La Nueva Provincia"