POR SU DECLARACION EN EL JUICIO ORAL EN EL CASO AMIA

Procesan y embargan por falso testimonio a Matilde Menéndez

30/5/2003 | 09:00 | Matilde Elvira Svatetz de Menéndez fue procesada ayer por el delito de falso testimonio en el juicio de la AMIA sin prisión preventiva y sufrió un embargo de 12.000 pesos. Así lo resolvió el juez federal Jorge Urso en una treintena de carillas, con la intervención del secretario Juan Hermida, al resolver la situación procesal de la ex interventora menemista del PAMI, que en 1994 debió renunciar en medio de un escándalo sobre presunto pago de "retornos" de los prestadores de la obra social.


 BUENOS AIRES (DyN y Télam) --- Matilde Elvira Svatetz de Menéndez fue procesada ayer por el delito de falso testimonio en el juicio de la AMIA sin prisión preventiva y sufrió un embargo de 12.000 pesos.


 Así lo resolvió el juez federal Jorge Urso en una treintena de carillas, con la intervención del secretario Juan Hermida, al resolver la situación procesal de la ex interventora menemista del PAMI, que en 1994 debió renunciar en medio de un escándalo sobre presunto pago de "retornos" de los prestadores de la obra social.


 El 11 de marzo pasado, Svatetz declaró como testigo en el juicio que se sigue por el atentado terrorista a la AMIA y, a raíz de us dichos en la audiencia, terminó arrestada por orden del Tribunal Oral Federal número 3, hasta que al día siguiente prestó declaración indagatoria ante Urso y salió libre.


 En su resolución, el magistrado refrescó "el papel activo" de cualquier testigo en un proceso y, en concreto sobre la conducta de la ex funcionaria en el juicio de la AMIA, que "no resiste la menor lógica su poner que Svatetz no entendía cuando se le preguntaba".


 Su procesamiento se enmarca dentro de uno de los tantos hechos conexos a la causa AMIA, referido a un presunto intento de extorsión por parte de uno de los principales acusados, el ex comisario Juan José Ribelli --entonces patrocinado por el abogado Mariano Cúneo Libarona--, al juez federal que instruyó las investigaciones, Juan José Galeano.


 A Svatetz la citaron a declarar porque en 1997 mantuvo un diálogo telefónico con Cúneo Libarona y allí se habría hecho mención al video que había sido sustraído del despacho de Galeano.


 En el diálogo se hizo mención a un "receptor y un emisor" de un elemento que iba a ser difundido en los medios, sobre los cuales Menéndez no pudo responder con claridad ante los jueces.


 Por eso fue que la abogada de la DAIA, Marta Nercellas, pidió la detención por falso testimonio de Svatetz "por su manifiesta reticencia a aportar datos" y señaló que su declaración constituye "un agravio a la inteligencia y una falta de respeto al Tribunal y al hecho que estamos juzgando".


 En su declaración, la ex titular del PAMI no reconoció que el diálogo tuviera relación con el video, y dijo que, en realidad, había hablado por otros hechos, ya que en ese momento, Cúneo era abogado de su hermana en una causa por el PAMI.


 Señaló que tenía pensado cambiar de abogado, ya que notaba "alterado" a Cúneo Libarona por su exposición pública en los medios debido a su relación con Samanta Farjat, una de las jóvenes involucradas en la causa Cóppola.


 "A raíz de eso me planteó que tenía un problema con un elemento pero jamás le pedí detalles ni lo hubiera hecho. Era un diálogo de sordos", señaló Svatetz ante el Tribunal.


 Sin embargo, los jueces le hicieron escuchar las grabaciones realizadas en base a que había sido pinchado el teléfono de Cúneo Libarona, quien estuvo detenido durante dos meses por el presunto intento de extorsión a Galeano.


 Si bien el contenido de la charla no es lo suficientemente claro, en ningún momento habría referencia a la hermana de la dirigente justicialista ni a la supuesta alteración del abogado.


 Svatetz reconoció su voz en la grabación pero a cada uno de los requerimientos se excusó en señalar que no se acordaba, "ya que pasaron seis años".


 Uno de los detalles que no pudo responder fue cuando le preguntaron sobre una parte del diálogo en el que habría dicho "el muchacho que tenía el elemento, qué hizo con eso" y ante una respuesta dubitativa del abogado agregó "¿el receptor o el emisor?".


 La ex funcionaria dijo no recordar esos términos pero indicó: "Lo que sí puedo garantizar es que yo no estaba hablando con él de la causa AMIA".


 El famoso video había sido sustraído del despacho del juez, pero tiempo después, Ribelli pidió ampliar su indagatoria y en ese momento, solicitó estar a solas con su abogado.


 Urso concluyó que, en esta etapa del proceso, se realizó un "minucioso desarrollo de los hechos que, prima facie, se han comprobado delictuosos y de la responsabilidad del imputado que participó en su comisión".





Mustang Cloud - CMS para portales de noticias