Bolsillos adelgazados

¿Cuánto tendrían que subir los sueldos para estar igual que en 2015?

2/12/2021 | 06:29 |

Para retomar el nivel de vida de hace seis años atrás, los salarios deberían aumentar un 34% por encima de los precios.

Francisco Rinaldi / frinaldi@lanueva.com

   Los salarios tendrían que aumentar un 34 por ciento en promedio por encima de la inflación para que un trabajador argentino del sector registrado de la economía pueda disfrutar del mismo poder de compra que tenía allá por 2015, porcentaje que se estira hasta el 59% para quienes se desempeñan en el no registrado.

   Así, de acuerdo con las estimaciones del Mirador de la Actualidad del Trabajo y la Economía (MATE), un organismo con sede en Rosario, los trabajadores registrados del sector privado deberían percibir un incremento real de 26% (vale aclarar, por encima del nivel inflacionario) al tiempo que los estatales necesitarían de un aumento en idénticos términos del 35% para recomponer la pérdida acumulada del poder de compra.

   La situación se torna dramática cuando se analiza la situación de los trabajadores informales, quienes además de recibir menores salarios y no contar con los beneficios de un empleo registrado, suelen trabajar, generalmente, menos horas frente a sus colegas que están “en blanco”, lo que deriva en menores ingresos laborales.

   De esta forma, los trabajadores informales requerirían alzas salariales reales de nada menos que el 59% para recomponer su estándar de vida al año 2015, de acuerdo con el MATE.

   Desagregando por Gobierno, surge que durante Cambiemos, en sus dos últimos años de gestión, los asalariados no tuvieron ninguno de los ocho trimestres con alzas salariales reales, es decir, a lo largo de todo ese período, los trabajadores perdieron siempre poder adquisitivo.

   Por lo contrario, ya con el actual oficialismo en el poder, la recuperación (+5,2% en el primer trimestre de 2020), se hizo sentir, de la mano de los bonos otorgados por Decreto al inicio de la gestión. Sin embargo, desde el segundo trimestre de ese año y hasta el segundo del actual, sólo hubo variaciones negativas, las que fueron compensadas, en parte, con el 3,1% positivo del lapso julio-septiembre de 2021.

   Menos importancia

   La combinación de subas salariales por debajo de la inflación y pérdidas de puestos laborales para el sector registrado entre 2016 y el corriente derivaron en una abrupta baja de la participación de los trabajadores asalariados en el PBI. Así, representaron apenas el 40% del Producto, cuando en 2016 explicaban más del 54%, de acuerdo con datos oficiales.

   Más recientemente, con 5.890.000 asalariados privados registrados a agosto de 2021, los datos hablan de una fuerte recuperación inicial (marzo de este año), la que muestra un estancamiento en los últimos meses, según las cifras del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA).

   Los datos del SIPA dan cuenta de que los niveles de empleo protegido del octavo mes (último dato disponible), no resultaron suficientes para volver a los más 6.000.000 de puestos laborales de diciembre de 2019, un mes antes del confinamiento forzado por la pandemia.

   De hecho, de acuerdo con el SIPA, de los casi 250.000 puestos formales perdidos durante la etapa más álgida del confinamiento obligado por la pandemia (enero a julio de 2020), tan solo pudo recuperarse la mitad.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias