15 historias de superación que se cuentan en Bahía y la región

Nº 77

15 historias de superación que se cuentan en Bahía y la región

8/8/2016 | 07:00 | Cuando hay ganas, no importan la condición, la edad ni cualquier situación adversa.

15 historias de superación que se cuentan en Bahía y la región

Ilustración: Gustavo Pereyra-La Nueva.

Por Belén Uriarte/ buriarte@lanueva.com

   Nos definen nuestras decisiones, pero también el destino. Hay situaciones y condiciones que no elegimos, pero llegan. Y, ¿qué hacer? Eso depende de cada uno.

   Hay quienes hacen de la adversidad una oportunidad. Hay quienes se fortalecen con cada obstáculo y no saben de límites.

   Estos 15 casos de bahienses y gente de nuestra zona son solo un puñado de historias que gritan ¡SE PUEDE!

AGUSTINA SENIOW

Foto: rionegro.com.ar

   Nació con síndrome de Down y el año pasado recibió su título de bachiller en una escuela de Viedma.

   Su sueño: ser profesora de Educación Física.

ALBERTO RANTUCHO

Foto: Archivo La Nueva.

   A los 31 años quedó ciego y dejó Carhué para instalarse en Bahía y completar el secundario. Luego, se graduó de abogado en la Universidad Nacional de La Plata, como alumno libre.

   El año pasado recibió un premio por su programa televisivo Compartiendo valores y presentó su autobiografía.  

   "Se me cerraron los ojos, pero se me abrieron muchas puertas", dijo en aquella oportunidad.

CARLOS MARÍA GIMÉNEZ

Foto: Emmanuel Briane-La Nueva.

   Su papá tenía problemas con el alcohol y su mamá, cansada de esa situación, decidió marcharse. Lo criaron sus hermanas y vivió donde pudo: muchas veces durmió en Alsina y Chiclana, abajo de un cartel, y otras noches las pasó acurrucado en los escalones de la Catedral.

   —Estuve internado en un hogar de menores de Tornquist y en el Instituto Valentín Vergara, de Bahía. A pesar de la miseria nunca se me cruzó por la cabeza salir a robar— le dijo a La Nueva. en una entrevista.

   Más adelante se cruzó con Héctor Manuel Piñeiro, un exboxeador que dedicaba su vida a entrenar, y Carlos se convirtió en el boxeador más importante de la historia bahiense: fue campeón argentino en 1972 y sudamericano un año después. El Gráfico destacó sus logros.

CARLOS VILLAR

Foto: Sebastián Cortés-La Nueva.

   El pringlense sufrió una grave lesión dorsal en 2003 tras un accidente en una competencia de Speedway. A los meses se organizó una carrera de midget a beneficio del piloto para apoyar su rehabilitación en el Reino Unido.

   Unos años más tarde volvió a la Argentina y escribió una carta a sus seguidores y amigos: "Tengo planes y proyectos, solo necesito tiempo".

   El 24 de octubre de 2007, después de dos años de lucha, Villar logró que la Comisión Deportiva Automovilística le aprobara su auto para correr en midget. Y el 16 de noviembre de ese año debutó en el Estival con comandos manuales: salió 4º en la tercera serie.

HERNÁN BEL

Foto: Miguel González

   Cuando tenía 22 años sufrió un accidente laboral y se quemó el 50 % del cuerpo. Estuvo tres años internado en una clínica de Buenos Aires y luego regresó a Ingeniero White. 

   Ya pasaron más de 10 años y nada lo detuvo: su familia y el amor por Comercial lo sostuvieron en los momentos más adversos.

JAVIER PAVLOV

Foto: Emmanuel Briane-La Nueva.

   Sufrió una lesión en la médula en un accidente automovilístico en 2011 y quedó cuadripléjico.

   Con la compañía de Wanda, su mujer, salió adelante. Y el año pasado fue papá de mellizos, Pedro y Lourdes.

JOSÉ Y GONZALO

Foto: Sebastián Cortés-La Nueva.

   José Antonio Medina finalizó los estudios en la Escuela Secundaria Nº 16 en 2014, a sus 51 años. Lo hizo junto a Gonzalo, su hijo menor.

   El taxista, de Tucumán y bahiense por adopción, decidió retomar sus estudios para darle el ejemplo a su hijo que se negaba a estudiar. 

KARINA FASSI

Foto: Facundo Morales-La Nueva.

   Enfrentó un problema de motricidad por espina bífida que casi no le permitía caminar, estudió y se graduó de Contadora Pública en la Universidad Nacional del Sur. 

   Hace un par de años empezó a nadar en aguas abiertas, a la par de los nadadores convencionales. Pese a que por su problema solo utiliza los brazos, alcanza una velocidad de 2 kilómetros por hora.

   La bahiense contó parte de su historia en un libro y le regaló uno de sus ejemplares al papa Francisco.

MARCOS

   A los 12 años cayó en la droga y eso lo llevó a robar. Con la ayuda de su familia, pudo salir adelante: "Ver llorar a tu mamá te pega en el alma".

   Ahora tiene 15 y juega al fútbol en Olimpo.

MARIANA PANDOLFI

    En 1996, cuando tenía 17 años, tuvo un accidente automovilístico en Bahía Blanca y desde entonces sufre movimientos involuntarios. Después de muchos días en el hospital y una larga rehabilitación, conoció al acróbata "Pitu" Blázquez.  

   Los dos armaron una coreografía y llegaron a la tele: estuvieron en Combate y en el programa de Susana Giménez.

MATÍAS CARRICA

Foto: Pablo Presti-La Nueva.

   Fue cartonero y ganó el programa Elegidos de Telefe con sus canciones de rap. Grabó su primer disco independiente y sumó miles de fanáticos.

   —Todo esto arrancó en 2008 queriendo sacar afuera los problemas que tenía— contó el bahiense después de cantar su primera canción en la tele.

PERLA MUÑOZ

Foto: Miguel González

   Es de Bahía, tiene 42 años y sufrió parálisis cerebral. Cuidó chicos, atendió un quiosco en Villa Mitre, trabajó en casas de familia, fue empleada en McDonald's, vendió diarios y golosinas, y siempre encontró tiempo para entrenar.

   Y los logros deportivos llegaron: nos representó en los Juegos Paralímpicos de Sidney 2000, Atenas 2004, Beijing 2008 y Londres 2012.

   La atleta se destacó mundialmente en bala, disco y jabalina; y entre sus logros más relevantes figuran las cinco medallas conseguidas en el marco de distintos Juegos Parapanamericanos.

RUBÉN RODRÍGUEZ

Foto: Archivo La Nueva.

   Padece Parkinson desde 1992, pasó dos operaciones y recuperó la movilidad. En 2014 escaló un cerro en San Luis.

   —Se sigue manejando por sus propios medios. Hace un mes lo encontré jugando al fútbol con su nieto— le dijo el miércoles pasado su hijo Juan Ignacio a La Nueva.

SEBASTIÁN Y SANTIAGO

Foto: Emmanuel Briane-La Nueva.

   Santiago y Sebastián pasaron la infancia en el barrio Anchorena y en el asentamiento Spurr de Bahía Blanca. Y se conocieron en la adolescencia: la droga unió sus vidas.

   Por la familia y la fe, lograron dejarla y fueron padres. El año pasado le contaron sus historias a La Nueva. para ayudar a otros chicos que tengan problemas con las adicciones.

VANESA SULIK

   Nació en Médanos hace 29 años, tiene Síndrome de Down y es bailarina.

   Se consagró tricampeona nacional de danza especial y este año estuvo en el programa de Marcelo Tinelli

   Y vos, ¿de qué otras historias te acordás?

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias