A nivel mundial

Advierten sobre el aumento de la diabetes en niños

4/12/2021 | 06:30 |

Es una de las dolencias crónicas más frecuentes en la infancia. Se calcula que 1 de cada 5.000 niños tiene diabetes.

La enfermedad va de la mano con el incremento de la obesidad. El 30 por ciento de los obesos termina siendo diabéticos.

   Los casos de diabetes en niños y niñas viene en aumento constante desde hace dos décadas a nivel mundial y se estima que 1 de cada 5.000 menores padece algún tipo de esta enfermedad -una de las patologías crónicas más frecuentes en la infancia-, lo que alarma a los especialistas ya que su detección representa un gran desafío para llevar adelante un tratamiento adecuado.

   La Sociedad Argentina de Diabetes (SAD) estimó que en el país más de 4 millones de personas padecen la enfermedad y señaló que es una de las dolencias “crónicas más frecuentes en la infancia ya que se calcula que 1 de cada 5.000 niños tiene diabetes”, aunque esta cifra “varía de un país a otro”, cuando se cumplen cien años del descubrimiento de la insulina.

   La diabetes es una enfermedad metabólica que se produce cuando el páncreas no produce la cantidad suficiente de insulina y esto provoca niveles elevados de glucosa en sangre.

   Existen distintos tipos de diabetes y la 2, que es la más frecuente, ocurre cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce; mientras la tipo 1 se caracteriza por una producción deficiente de insulina y requiere la administración diaria de esta hormona y, a diferencia de la anterior, no se puede prevenir.

   Liliana Trifone, especialista en nutrición y diabetes, aseguró que la tendencia de casos de diabetes en niños “en las últimas dos décadas a nivel mundial ha registrado un incremento” año a año y remarcó que “el aspecto más preocupante de este incremento, es el aumento en menores de 5 años”.

   “En este momento está impactando en niños pequeños, con lo cual el manejo, el tratamiento, el diagnóstico y todos los hitos que hacen al debut de una diabetes representan un gran desafío para los especialistas pediátricos porque es un grupo de muchísima vulnerabilidad donde la sospecha de la enfermedad es mucho menor”, advirtió la ex jefa del servicio de Nutrición y Diabetes del hospital de Niños Ricardo Gutiérrez.

   En este sentido, precisó que gran parte de esta complejidad se debe a que los niños y niñas pequeños no suelen o pueden “transmitir los síntomas y el alerta lo deben tener sus padres”, por lo que es indispensable “el acceso a la salud; en pediatría los niños deben cumplir con sus tratamientos y controles”.

   “Los síntomas son polidipsia, mucha sed; poliuria, necesidad de orinar mucho; pérdida de peso sin justificación; cansancio; irritabilidad y van evolucionando de forma progresiva, con lo que de todo algún alerta hay”, aseguró la especialista y enfatizó que “en los niños menores el alerta es cuando ya llegan muy comprometidos”.

   Trifone advirtió que hay varias hipótesis que buscan explicar el incremento en la cantidad de casos nuevos en niños y niñas.

   De todos modos, la profesional enfatizó que en la diabetes “hay una multiplicidad de factores que inciden en la aparición”.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias