Nació en Suecia, hace 4 años.

El plogging suma cada vez más adeptos en Bahía Blanca

17/1/2021 | 07:00 |

Es un movimiento que une deporte y conciencia ambiental. y que consiste en recoger basura mientras se corre, se camina o se realiza cualquier actividad física.

Fotos: Pablo Presti-La Nueva.

Por Pablo Andrés Alvarez / palvarez@lanueva.com

   Los adeptos al plogging, el movimiento que combina actividades físicas con el cuidado del medio ambiente, son cada vez más en nuestra ciudad.

   Y eso quedó ratificado la semana pasada en la denominada Ploggathlon, una maratón ecológica que se desarrolló consecutivamente en Bahía (el martes 5), Monte Hermoso (el sábado 9) y Pehuen Co (el domingo 10) con más de 200 participantes.

   “El plogging es un movimiento social que nació En Bahía como hobbie en plena pandemia de Covid-19, como una manera de aprovechar el ejercicio al aire libre colaborando con el medio ambiente. Para eso nos unimos a la Asociación Ambientalistas del Sur, ONG que promueve diferentes acciones que generan fuerte impacto ecológico en la sociedad”, señaló Silvano Marcelo Polla, profesor de Educación Física y fundador del grupo Plogging Bahía junto a Exequiel Cinquegrani (estudiante avanzado de la disciplina) y Claudia Padilla (entrenadora de Patín Artístico).

   Entre los tres pensaron cómo mejorar el ejercicio físico y el cuidado medio ambiente más allá de sus hogares, patio de la escuela, aula y el pizarrón.  

   “Buscamos sembrar conciencia ambiental. Que la gente entienda que el cuidado del medio ambiente es responsabilidad de todos. Cada uno puede realizar el pequeño gesto de recoger residuos cuando corremos, caminamos o andamos en bicicleta”, señaló Polla. 

   En ese tren, organizaron las jornadas en Bahía y las dos localidades balnearias más cercanas. 

   “El balance fue sumamente positivo. En total participaron más de 200 personas y se juntó bastante basura. Las playas estaban mucho más limpia de lo que esperábamos, pero de todos modos encontramos bastantes colillas y bolsas o nailons”, manifestó.

   Para ello, se delimitaron zonas en una distancia menor a los 9 kilómetros y a cada participante se les proveyó de dos bolsas para juntar residuos en un periodo no mayor a los 105 minutos.

   “La hicimos tipo competencia para que tenga más atractivos y había que diferenciar residuos reciclables de los no reciclables. Una vez completada la distancia pautada o finalizado el tiempo se debían tomar una fotografía con la captura de residuos, colocarlos en un lugar adecuado y compartir la fotografía con el tiempo transcurrido en la App indicada y en nuestra red social (en Instagram @plogging_bahia). De esa forma participaban del sorteo de premios”, agregó Polla.

   El licenciado en Educación Física y Gestión de Emprendimientos Deportivos y también guardavidas de Cruz Roja Argentina explicó que no es necesario ser atleta para practicar el plogging.

   “En las jornadas que desarrollamos hubo chicos de 4 años y personas que superaban los 70. Algunos corrían, otros caminaban. Y juntamos lo que encontramos tirado, residuos que no son de nadie. No es que pasamos recolectando lo que tiene cada familia bajo su sombrilla”. 

   Más allá de que el grupo suele organizar actividades, la intención es que el plogging se practique en forma individual, con amigos, en familia y en grupos convocados.

   “Cada vez que alguien sale a hacer actividad física, caminar, correr o andar en bicicleta, aproveche el trayecto para limpiar el planeta. Este entrenamiento mejora las capacidades de quien lo realiza y genera un gran impacto en la sociedad. Sólo hay que llevar una bolsa”.

   Desde el grupo Plogging Bahía, en 2021 se tiene previsto organizar todos los domingos actividades en el Parque de Mayo.

   “Serán coordinadas por profesores de educación física y destinada a todas las edades. Y todo lo que se recoja se dejará en el Estación Sustentable. De esa manera mantendremos limpio ese paseo público”, anticipó Polla.

¿Qué es?

   El plogging es una nueva modalidad deportiva, impulsada desde Estocolmo (Suecia) hace cuatro años, que aúna la practica deportiva con el amor por el medio ambiente: se trata de salir a correr e ir recogiendo los desperdicios que uno se vaya topando por el camino. 

   El término es el resultado de la fusión de la popular palabra inglesa ‘running’ y de la expresión sueca ‘plocka upp’, que significa recoger. 

   Los ploggers aseguran que se pueden quemar alrededor de 300 calorías con 30 minutos de práctica, ya que combina correr con sentadillas cada vez que se recoge un desperdicio.

   Se ha extendido tanto esta práctica deportivo-ecológica que en las redes sociales quienes lo practican comparten imágenes de sus carreras y los trucos que utilizan para recoger más basura en menos tiempo y aumentar la efectividad del ejercicio físico.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias