Restricciones al dólar: "Es muy grave para el desarrollo local de tecnología"

17/9/2020 | 06:30 |

El excandidato a intendente y empresario del sector del software cuestionó la decisión del Banco Central. "Se están desarmando empresas en la ciudad", advirtió.

Leonardo Valente (Archivo La Nueva)

   Las medidas del Banco Central vinculadas con restricciones en el acceso al dólar dispararon todo tipo de polémicas e hicieron reaccionar a diversos sectores.

   Uno de ellos tiene que ver con la industria del software, la tecnología y la economía del conocimiento. El excandidato a intendente de Bahía Blanca por el vecinalismo y empresario del rubro, Leonardo Valente, criticó duramente la decisión.

   "Tiene dos impactos fundamentales: por un lado, las empresas de software contratan una multiplicidad de servicios tecnológicos que tienen costos en dólares y con tarjeta. Por ejemplo, alojamiento en la nube, servicios profesionales, herramientas de desarrollo, etcétera", dijo.

   "Estos costos --continuó-- van a tener el agregado de la retención de Ganancias, en efecto un préstamo a 'tasa cero' al gobierno por un consumo que resulta imprescindible y que genera valor por muchas veces su costo. En la mayoría de los casos estos servicios no están disponibles localmente, o incluso pueden resultar imprescindibles para lograr competitividad internacional de los desarrollos, ya que los si los clientes se encuentran en el exterior es clave radicar los sistemas lo más cerca posible".

   Valente, licenciado en Economía y magister en Administración, prosiguió: "Por otro lado, el efecto más grave, es que esto acentúa el diferencial en contra de las pymes locales en términos de atractivo para el recurso más escaso: los desarrolladores".

   Y describió un duro panorama para Bahía en este ámbito. "Se están desarmando empresas en la ciudad porque sus programadores están haciendo una 'migración silenciosa' a trabajar en empresas del exterior que pagan en dólares a través de medios internacionales, que aquí funcionan como una tarjeta de crédito prepaga. El destinatario toma lo mínimo y necesario para sus gastos o trae dólares a través de medios informales, y guarda el resto en el exterior para retirarlo en cuanto se pueda, por ejemplo en un viaje a Uruguay".

   Explicó que la misma persona que estaba cobrando entre 800 y 1.200 dólares oficiales empieza a ganar de un día para el otro 2 o 3 mil dólares que no pasan por la Aduana, no pagan impuestos ni ingresan en la forma de divisas.

   "El impacto será muy importante para los clientes de estas pymes e incluso los desarrollos tecnológicos que necesita el Estado, ya que en estas condiciones va a ser prácticamente imposible competir por el mejor talento, pauperizándose las condiciones de desarrollo local de tecnología", concluyó.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias