Liga Nacional

El entrenador bahiense que tiene a La Banda como su lugar en el mundo

6/4/2020 | 06:30 |

Juan Carlos Alonso recordó su paso por Olímpico, a 33 años de su debut con el elenco bandeño en la máxima categoría.

Alonso, en una práctica junto a Steve Phyfe (derecha). Fue en el Estudiantes de la temporada 1992-93. Fotos: Archivo La Nueva.

   Una carrera en el profesionalismo que fue breve pero en el más alto nivel logró el bahiense Juan Carlos Alonso en la Liga Nacional de básquetbol.

   Surgido en Napostá, fue un reclutador avezado de talentos y fue haciendo carrera en los seleccionados de Bahía y Provincia.

   En el profesionalismo fue ayudante técnico de Daniel Allende en el equipo de Olimpo subcampeón liguero en 1986, mismo año en el que Flor Meléndez lo llevó como asistente en la selección argentina para el Mundial de España.

   Al año siguiente ascendió a la Liga Nacional dirigiendo a Olímpico de La Banda, en 1989 asumió como DT en Gimnasia de Pergamino por tres temporadas, volvió a Olimpo en la 1990-91 y se despidió de la elite en Estudiantes (1992-93).

   Ayer el departamento de prensa de Olímpico de La Banda lo entrevistó para recordar su paso por ese equipo, a 33 años del debut en la máxima categoría.

   "La Banda es mi lugar en el mundo, siempre dije que es mi casa, una ciudad hermosa. Hice un montón de amigos. La Banda y yo nos queremos. Me gustaría volver y reencontrarme con muchos de ellos”, dijo Juanqui.

   “Llegué a Olímpico a través de una recomendación de (José María) Yoyo Caballero, con el cual no me unía ninguna amistad, casi por el contrario, no éramos de la misma línea. Tuvimos un desencuentro en un campeonato Argentino Juvenil en Comodoro, yo dirigiendo a Provincia y él estando de asesor de Santa Fe", recordó, sobre su arribo al equipo bandeño, a los 30 años.

   “Primero me resistían mucho. Me gritaban `sacá a tu sobrino´ por Martín Ipucha. Después lo terminaron amando porque se tiraba de cabeza a todas las pelotas, era Rambo. Martín tenía un fuego interno que no lo perdió nunca. Después fui querido y reconocido”, destacó.

"Juanqui", junto a Walter Garrone, el histórico DT de Atenas de Córdoba.

   Alonso dirigió a Olímpico en esa campaña debut en la máxima categoría, aunque el equipo descendió.

   “Teníamos a Joel Thompson, que era un jugador tremendo, pero muy indisciplinado. De hecho en muchas oportunidades faltó a entrenamientos y a partidos. En ese año Olímpico tuvo una de las mejores duplas de americanos con Phillip Lockett y después con la llegada de Rick Suttle. Luego la situación se agravó con la partida sin avisar de Phillip a Israel y con las lesiones, primero de Rick y luego Carlos Berrondo", recordó.

   No obstante al año siguiente volvieron a convocarlo para reemplazar al DT saliente (Carlos Banegas) en la categoría de ascenso -hoy Liga Argentina- y volvió a subir a la A.

   A muchos sorprendió que diera por finalizada su carrera tan pronto (98 partidos ganados, 106 derrotas). El declaró que algunas ofertas que tuvo a partir de 1992 no estaban a la altura en lo económico y que le iba bien en su actividad privada.

   “Estoy muy inmerso en mi trabajo. Pasaron muchos años desde que me alejé, pero a veces, al tener trato con gente del ambiente, me voy enterando de cosas. El básquet fue una etapa hermosa de mi vida durante años. Ya retirado fui de los entrenadores que más partidos disputados tenía en la Liga. Y hoy, a veces me veo en las estadísticas y sigo figurando a pesar de que pasaron casi 30 años de que no dirijo”, concluyó.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias