Producción y empleo

Villarino: "No se van a perder puestos de trabajo en la producción de cebolla", aseguró Bevilacqua

10/12/2019 | 13:57 |

El intendente sostuvo que la certificación de calidad se seguirá haciendo en los galpones de empaque del distrito. Estará a cargo de un ente municipal que conformarán las asociaciones de productores, ediles y funcionarios. 

Fotos: Archivo La Nueva.

   El intendente de Villarino, Carlos Bevilacqua, aseguró que “no se va a perder ningún puesto de trabajo” en los galpones de empaque de cebolla de ese distrito debido a los cambios en la certificación sanitaria y de calidad que dispuso Senasa.

   “No se va a perder ningún puesto de trabajo. El temor de que no se hagan los controles de calidad y, por ende, la cebolla local no tenga la necesidad de pasar por los galpones de empaque, está descartado”, dijo el jefe comunal a Panorama, que se emite por LU2 Radio Bahía Blanca.


Carlos Bevilacqua, intendente de Villarino.

   En los últimos días productores de cebolla de la zona sur habían expresado su temor de que se perdieran hasta 2.500 empleos por la aplicación de la resolución 35/2019, del ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación.

   De acuerdo con esta norma, dejó de ser obligatorio emitir en la zona de producción el Certificado de Origen para la cebolla fresca que se comercialice en el mercado interno o de exportación, tarea que realizaba la Fundación Barrera Zoofitosanitaria Patagónica (Funbapa).

   “Senasa entendió que para certificar sólo basta con el documento fitosanitario que expide ese organismo y con el DTV-e (Documento de Tránsito Sanitario Vegetal Electrónico), que marca la trazabilidad de origen a destino”, explicó el intendente.

Villarino: una decisión de Agricultura hace teclear más de 2.500 puestos de trabajo

   “Ante esta situación, entendimos que se iba a perder en Villarino un aspecto importante de la fiscalización, como es el certificado de calidad de origen, por lo que hicimos la consulta a Senasa”, añadió.

   El propio organismo nacional brindó la solución: esa cuestión debía ser resuelta en cada distrito productivo.

   “Atento a eso, el 20 de noviembre se creó en Villarino el Ente de Producción Municipal (EnProMu), con la participación de dos entidades de productores del distrito (Aprovis y Agavisa), el Concejo Deliberante y al Ejecutivo”, informó Bevilacqua.

   Por ordenanza, además, se dispuso que de ahora en más será obligatorio hacer el control de calidad de la producción local que va a exportación y al mercado interno.

   “Ese trabajo que antes hacía Funbapa lo hará ahora el EnProMu en los galpones y con un costo menor para la producción, porque tendrá una estructura distinta de precios para hacer los controles”, anticipó Bevilacqua.

   De esta forma -completó- no se perderá ningún puesto en los galpones, ya que necesariamente la cebolla y otras producciones deberán salir empacadas o embolsadas del distrito.

   “El EnProMu tendrá como objetivo promover la sanidad, la calidad y la competitividad de los productos y servicios locales. El trabajo de ese ente va a evitar que se pierda el control de calidad y, por supuesto, los puestos de trabajo en los galpones de empaque”, subrayó.

   Adelantó que los técnicos que trabajaban en Funbapa serán absorbidos por el Ente de Producción Municipal, y que los recursos que genere el organismo serán orientados a “proyectar la producción local a nuevos mercados”.

   “El Estado municipal no puede estar ausente en la producción y el empleo. Cuando hay un problema laboral-productivo, el reclamo siempre termina en el municipio; sin embargo, hasta ahora no había un ente municipal que ordenara todo lo que tiene que ver con la producción y todo lo concerniente a ella”, añadió.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias