Bahía Blanca | Sabado, 18 de mayo

Bahía Blanca | Sabado, 18 de mayo

Bahía Blanca | Sabado, 18 de mayo

La tecnología blockchain podría suponer un ahorro de un 25 % en el gasto de agua

Un informe de la EAE Business School resalta que la aplicación de la tecnología blockchain en la gestión del agua ofrecerá una serie de beneficios significativos. 

Actualmente, hay dos novedosas tecnologías que están dando de qué hablar por estar cambiando el mundo. Hablamos, por supuesto, de la inteligencia artificial o IA, y, por otro lado, de la tecnología blockchain.

Quizá esta segunda menos conocida, pero igual de poderosa, porque nos ha abierto la puerta de las criptomonedas y los NFT o Tokens No Fungibles, que también se utilizan como moneda de cambio en mundos virtuales o metaversos.

Igualmente, estamos ante una tecnología que ha impactado en sectores tan importantes como el de los casinos y juegos en línea, mejorando la seguridad y experiencias del usuario. Gracias a ella, en casinos online tan populares como PokerStars ya se han incorporado pasarelas de pago como Neteller, para que los jugadores puedan hacer sus transacciones en criptomonedas, reduciendo así la necesidad de introducir datos personales detallados. 

Pero si en algo estamos seguros de que destacará esta tecnología es en la mejora de la sostenibilidad, y en concreto la del agua a nivel mundial. Y es que, según las últimas estimaciones que han sido realizadas por la autora de un informe de EAE Business, Virginia Mijes, la aplicación de esta tecnología supondrá en el futuro un ahorro del 25% del gasto de agua.

Estamos ante un avance muy prometedor, no solo porque representa un hito en términos de eficiencia, sostenibilidad y conservación de recursos, sino que también porque plantea una solución innovadora para abordar los desafíos relacionados con la gestión del agua en todo el mundo; sobre todo, podría reducir las emergencias por sequía en el futuro. De este modo, podrían evitarse restricciones tan estrictas como las que se van a llevar a cabo en la ciudad de Barcelona este 2024.

El informe de la EAE Business School que mencionábamos resalta que la aplicación de la tecnología blockchain en la gestión del agua ofrecerá una serie de beneficios significativos. 

Nos explicamos. Actualmente, las empresas están obteniendo los llamados créditos de carbono que permiten compensar sus emisiones de carbono y que sirven para financiar nuevos proyectos que reducen significativamente las emisiones de gases de efecto invernadero.

El problema actual de estos créditos es que muchos no son transparentes o que los métodos de compensación resultan poco fiables. Gracias a la blockchain se puede crear un “libro de contabilidad transparente” como el que se crea para realizar transacciones con criptomonedas. Gracias a este libro, las operaciones vinculadas a estos créditos de carbono serían rastreables e inmutables. Es decir, con este libro de contabilidad se podría seguir todo el ciclo de vida de los créditos de carbono, garantizando así la integridad del sistema que tanto beneficiaría al ahorro del agua en el mundo.

La posibilidad de errores y fraudes usando tecnología blockchain se reduciría al mínimo de inmediato para estas transacciones. Además, gracias a los contratos inteligentes, también llamados Smart Contracts, se podrían automatizar muchos de los procesos como el de la medición de consumo de agua o el de la facturación, lo que agiliza y reduce las tareas administrativas, por lo que también estaríamos hablando de un ahorro en recursos y tiempo.

En un momento en el que la escasez de agua es una preocupación global tanto de presente como de futuro, ya que según los últimos estudios más de 2.400 millones de personas sufrirán escasez de este recurso para el año 2050, es importante tomarse en serio estas iniciativas e incorporar estas tecnologías que tanto pueden ayudarnos a reducir estas cifras.

Aunque, a pesar de que es innegable el amplio potencial de la blockchain para la gestión del agua, hay que mencionar que la aplicación de esta novedosa tecnología conlleva superar algunos desafíos y una inversión significativa por parte de las empresas y las grandes instituciones. 

No obstante, vamos por buen camino, ya que se prevé que para el año 2025, el mercado blockchain a nivel mundial aumente en un 52%, por lo que no será de extrañar que veamos avances relevantes en los próximos años.