Bahía Blanca | Miércoles, 22 de mayo

Bahía Blanca | Miércoles, 22 de mayo

Bahía Blanca | Miércoles, 22 de mayo

Condenado por robar gorros, vuvuzelas y cervezas durante el Mundial de Qatar

El Tribunal en lo Criminal Nº 1 le impuso seis años de prisión a Lucas Emiliano Villagrán por el hecho ocurrido el 22 de noviembre de 2022.

La justicia bahiense condenó a seis años de cárcel a un joven que asaltó un comercio y sustrajo gorros de la selección, vuvuzelas y cervezas, entre otras cosas, durante el partido que el equipo argentino disputó con México por la fase de grupos del Mundial de Qatar.

El fallo, resuelto por el Tribunal en lo Criminal Nª 1, recayó en Lucas Emiliano Villagrán, quien fue hallado culpable del delito de robo agravado por el uso de armas.

El hecho se produjo el 26 de noviembre de 2022, alrededor de las 17:30, en un almacén ubicado en Brown al 1.000.

En esas circunstancias, el sujeto intimidó a una mujer que estaba al frente del comercio y la amenazó exhibiéndole un fierro que portaba en la cintura, para luego exigirle la entrega de dinero.

Villagrán se apoderó de cinco cervezas, dos gorros con la imagen de Messi, dos vuvuzelas, dos docenas de pares de medias y unos 20 mil pesos.

La víctima indicó que antes de retirarse el procesado le dijo que no llamara a la policía porque de lo contrario volvería y las "cosas se iban a empeorar".

El atraco quedó registrado por las cámaras de seguridad del local e incluso algunos testigos que declararon en la causa lo reconocieron como habitual cliente del sitio.

En este sentido, Villagrán fue señalado en un reconocimiento fotográfico y en otro de personas.

Arrepentimiento

El acusado --llegó libre al debate y continuará de esa manera hasta que el fallo quede firme-- declaró y admitió su responsabilidad, mencionado que ese día "se encontraba bajo los efectos de las drogas" y que "se encuentra arrepentido de todo lo que hizo". Reconoció el hecho y pidió disculpas a las víctimas.

Reiteró su arrepentimiento y manifestó que actualmente trabaja, concurre a una iglesia y "hace las cosas bien".

"Si bien aceptó su participación en los hechos, en su descargo, en pleno ejercido de su derecho de defensa en juicio, intentó mejorar su situación procesal al indicar que no llevaba ningún elemento para intimidar a la víctima, lo que considero que se ve totalmente desvirtuado por la prueba rendida en el presente debate, en especial en la declaración de la víctima", indica el fallo condenatorio.

Por todo ello, lo hallaron culpable del delito de robo agravado por el uso de armas.