Bahía Blanca | Lunes, 22 de abril

Bahía Blanca | Lunes, 22 de abril

Bahía Blanca | Lunes, 22 de abril

Otro golpe al bolsillo: rigen los nuevos precios de los combustibles

El ajuste corresponde a la tercera etapa de la actualización de los impuestos al combustible líquido (ICL) y al dióxido de carbono (IDC) dispuesta por el gobierno en febrero.

En pleno fin de semana extra largo por las Pascuas y Malvinas, el precio de las naftas vuelve a aumentar este lunes al menos un 5% en todo el país, por lo que, durante las últimas horas, muchos automovilistas decidieron formar largas filas en las estaciones de servicio para poder cargar con los valores aún vigentes.

En el caso de Bahía Blanca, y según pudo averiguar La Nueva. con fuentes del sector, la suba oscilaría "entre el 5 y 7 por ciento", por lo que el litro de nafta Súper, que actualmente cuesta $937, pasará a un valor de entre $983,85 y $1002,59, mientras que la versión Premium (Infinia) subirá de $1120 a un precio de entre $1176 y $1198,40.

El gasoil Diesel 500 de la petrolera de bandera, por su parte, aumentará en nuestra ciudad de $980 a un costo de entre $1029 y $1048,60, mientras que su versión Premium saltará de $1063 a un valor estimado entre los $1116,15 y $1137,41.

El ajuste corresponde a la tercera etapa de la actualización de los impuestos al combustible líquido (ICL) y al dióxido de carbono (IDC) dispuesta por el gobierno en febrero pasado.

La suba inminente generó el fin de semana filas en algunas estaciones de servicio, a donde los conductores de vehículos se dirigieron para comprar combustible. 

La escena viene repitiéndose en los últimos meses ante el fuerte encarecimiento del costo para llenar el tanque de nafta, sobre todo tras la devaluación del 55% en diciembre y la "liberación de precios" puesta en marcha.

El impuesto a los combustibles fue creado por ley en 1998 y durante la gestión de Mauricio Macri se dispuso su actualización en forma trimestral, ajustado por la inflación oficial, aunque en 2019 se postergó. 

Desde julio de 2021 quedó congelado bajo la gestión de Alberto Fernández, hasta que la gestión de Javier Milei lo volvió a actualizar en marzo pasado.

Pese a que Milei se había propuesto llevar adelante un plan de shock sin subas en los impuestos, el Gobierno decidió "regularizar" la situación en las naftas para sumar recaudación y compensar así el bloqueo de su reforma impositiva prevista en la Ley ómnibus. 

Con esos cambios, se estima que el Ejecutivo podría recaudar 0,4% del PBI para la Nación, unos $760.000 millones.

A través del decreto 107/2024, el Gobierno dispuso un cronograma para revertir el congelamiento en dichos impuestos, con ajustes previstos para el 1° de marzo, el 1° de abril y el 1° de mayo de 2024, inclusive. 

Por otra parte, las petroleras podrían sumar un incremento del 2% correspondiente al deslizamiento del dólar oficial, aunque también miran con atención el mercado de combustibles.

Por la crisis y la disparada de los precios, la venta de naftas cayó un 7,3% interanual en febrero en las estaciones de servicio, según el sitio Surtidores. 

La caída se sintió especialmente en los productos premium, que en el caso de la nafta fue de casi el 23% y en el gasoil, del 8,25%. 

Se trata de la baja más pronunciada desde 2019, pese a que el parque automotor era entonces mucho más reducido. (Con información de NA)