Bahía Blanca | Viernes, 12 de abril

Bahía Blanca | Viernes, 12 de abril

Bahía Blanca | Viernes, 12 de abril

Paraguay: repudian declaraciones de un ministro que prohibió la "tendencia homosexual" en escuelas

El ministro de Agricultura, Carlos Giménez, sostuvo que la presencia de estudiantes gays podría ser un “problema”.

Carlos Giménez, ministro de Agricultura.

El ministro de Agricultura de Paraguay, Carlos Giménez, generó controversia en el país tras pronunciar unas declaraciones discriminatorias que parecieron prohibir la entrada de estudiantes homosexuales en las escuelas agrícolas.

Sus comentarios, captados en un video durante un discurso por el inicio del año lectivo en una escuela de educación agraria, provocaron reacciones diversas y críticas por su postura discriminatoria.

En el video, Giménez expresó: “Personas de tendencia homosexual, no quiero ni uno en esta escuela”. “El que es hombre es hombre y la que es mujer, mujer”, argumentó, antes de amenazar a los estudiantes: “El que está perdido y no sabe a dónde está no está permitido en ninguna escuela agrícola y le vamos a echar”.

Esta declaración ha sido ampliamente difundida en redes sociales y medios de comunicación, desencadenando una ola de indignación y condena.

El ministro justificó su postura argumentando que la presencia de estudiantes gays podría "causar inconvenientes y problemas en el ambiente escolar".

En declaraciones a la radio Monumental, Giménez afirmó: “Un chico con tendencia homosexual será un problema. Tenemos la obligación de proteger a los niños. Normalmente, sabemos que una persona con esa tendencia tiene la actitud de molestar, entonces puede crear un tipo de violencia y entonces es mejor que busque otra opción”.

Ante la pregunta sobre si consideraba a todos los homosexuales como depredadores sexuales, el ministro insinuó que sí, indicando que esa era la dirección hacia la que apuntaban sus comentarios.

Además, afirmó que, si bien en la edad adulta cada persona puede tomar sus propias decisiones, en una etapa frágil como la adolescencia es necesario proteger a los jóvenes de influencias a su juicio “pervertidas”.

Giménez mantuvo su posición firme, insistiendo en que no permitiría la admisión de personas homosexuales en instituciones educativas. Sus declaraciones han sido objeto de críticas y cuestionamientos sobre la legalidad y constitucionalidad de tal postura, especialmente en relación con el principio de igualdad consagrado en la Constitución de Paraguay.

Ante las críticas, el ministro ha reafirmado su postura, argumentando que la discriminación solo aplica en casos de discapacidad física, y no en situaciones relacionadas con la orientación sexual. Esta controversia ha avivado el debate sobre los derechos de la comunidad LGBTQ+ en el ámbito educativo y ha generado llamados a la acción para combatir la discriminación y promover la inclusión en las instituciones educativas del país. (Infobae)