Bahía Blanca | Domingo, 26 de mayo

Bahía Blanca | Domingo, 26 de mayo

Bahía Blanca | Domingo, 26 de mayo

El príncipe Harry habló tras el diagnóstico de cáncer del rey Carlos III

Habló sobre el cáncer de su padre, la reconciliación con su familia y la posibilidad de hacerse ciudadano estadounidense.

El rey Carlos III junto al duque de Sussex.

El Príncipe Harry realizó una conmovedora solicitud por la "reconciliación" en el fracturado seno de la familia real británica tras el diagnóstico de cáncer de su padre, el rey Carlos III. En un discurso notablemente conciliador después de la reciente controversia relacionada con el lanzamiento del sitio web de los Sussex y su último desaire al duque de Edimburgo, el joven miembro de la realeza sorprendió al hablar desde Canadá para el programa 'Good Morning America'.

Pareciendo abogar por la reconciliación con los Windsor en un momento en que la ruptura de lazos con ellos parecía casi irreversible, Harry promueve la idea de paz.

"Amo a mi familia. Estoy agradecido de haber podido subir a un avión y visitar a mi padre, y pasar tiempo con él", declaró frente a las cámaras, refiriéndose a su breve visita a Londres tras conocerse el diagnóstico. Sin embargo, también afirmó que ahora tiene "su propia familia en California".

Cuando le preguntaron si una enfermedad en la familia podría tener un "efecto reunificador", el príncipe Harry respondió afirmativamente: "Sí, estoy seguro. A través de todas estas familias veo día a día la fuerza de la unidad familiar uniéndose. Creo que cualquier enfermedad une a las familias".

Sobre la salud de su padre, Harry prefirió no hacer comentarios: "Eso queda entre él y yo". El príncipe Harry elogió a sus hijos, quienes, según él, tienen "un fantástico sentido del humor y nos hacen reír y mantenernos con los pies en la tierra".

Respecto a su vida en los Estados Unidos, la describe como "maravillosa" y asegura que disfruta cada día que pasa allí. Sin embargo, cuando le preguntaaron si se siente estadounidense, respondió: "No", y agregó que aunque ha considerado la posibilidad de convertirse en ciudadano estadounidense, no es su prioridad en este momento.

Un acercamiento al Rey Carlos III y un distanciamiento al Príncipe Guillermo

Estas declaraciones contrastan con el hecho de que Harry no se reunió en Londres ni con el príncipe Guillermo ni con su convaleciente cuñada, Kate Middleton. Expertos en la realeza han interpretado esto como evidencia de que su relación está más allá de cualquier posibilidad de arreglo. Habrá que esperar para ver el posible impacto que las palabras del príncipe Harry, quien se encuentra en Canadá junto a Meghan Markle para promocionar la próxima edición de los Juegos Invictus, puedan tener en la Familia Real.

Mientras tanto, Carlos III continúa cumpliendo con sus obligaciones de Estado y manteniendo su reunión semanal con el primer ministro Rishi Sunak por teléfono, a pesar de haber pospuesto sus compromisos públicos. La reina Camila, por su parte, sigue dedicando todos sus esfuerzos a mantener su agenda de compromisos reales. Recientemente, declaró que su esposo se encontraba "extremadamente bien dadas las circunstancias" y expresó su gratitud por los mensajes de apoyo recibidos del público. El propio monarca también ha agradecido el cariño recibido, destacando que le complace saber que su experiencia inspira a otras personas a someterse a chequeos médicos.

Mientras tanto, otras noticias de la realeza, como los problemas judiciales del novio de la princesa Teodora de Grecia, la medalla de oro otorgada a la reina Sofía por Baleares y el primer acto oficial anunciado por la reina Mary de Dinamarca, siguen generando interés. Además, Meghan Markle también está en el foco mediático, luciendo un look de invierno durante el día y un elegante vestido rojo de Valentino por la noche. (Perfil)