Bahía Blanca | Viernes, 01 de marzo

Bahía Blanca | Viernes, 01 de marzo

Bahía Blanca | Viernes, 01 de marzo

Houston tendrá el reloj de sol más grande del mundo

La estructura hace las veces de arcada entre dos parques al tiempo de ser un mensaje del cuidado energético.

El arquitecto Riccardo Mariano ha diseñado un gran arco rematado con cientos de paneles de energía fotovoltaica, el cual actuará como un reloj de sol en Houston, Texas, Estados Unidos, como parte de la expansión de lugares pantanosos de la ciudad.

Llamado Arco del Tiempo, la obra de arte se cubrirá con módulos fotovoltaicos para generar 400 mil kilovatios-hora de electricidad al año y brindar sombra a los lugareños.

Descrito por Land Art Generator Initiative, impulsor del proyecto, como "el reloj de sol más grande del mundo", la estructura proyectará los rayos del sol sobre el suelo a través de aberturas de vidrio polarizado que se extienden en su techo.

Una serie de aletas de metal, o "branquias" ubicadas debajo del arco enfocarán la luz en una forma elíptica en el piso, donde aparecerá cada hora solar en correspondencia con la posición del sol.

"Arco del Tiempo dirá la hora solar y deleitará a los visitantes con un espectáculo que une lo terrestre y lo celestial", dijo el desarrollador.

La propuesta

Mariano diseñó la estructura como un pabellón orientado al sur para capturar la luz en su piel fotovoltaica, posicionándolo de acuerdo a como el sol interactúa con el sitio.

Una combinación de arcos de celosía de tres cuerdas, vigas y correas soportará la estructura de acero, que se revestirá con una capa de metal galvanizado y se cubrirá con módulos fotovoltaicos fabricados a medida.

La electricidad generada alcanza para alimentar 40 hogares promedio, aunque el proyecto regalará la energía a una instalación cultural vecina.

Según Land Art Generator, el Arco será una obra de arte que satisfaga las necesidades culturales de la infraestructura del siglo XXI. “Creemos que los sitios de diseño, escultura e infraestructura se están haciendo de manera creativa, en respuesta al deseo de tener soluciones interdisciplinarias a la crisis climática".

El Arco servirá además como una "puerta de entrada" al vecindario Second Ward y conectará dos parques, como parte de la iniciativa de la ciudad para brindar mayor acceso a los espacios verdes y mitigar las inundaciones a través de parques urbanos.