Bahía Blanca | Viernes, 17 de mayo

Bahía Blanca | Viernes, 17 de mayo

Bahía Blanca | Viernes, 17 de mayo

Comenzó la remodelación de una plaza histórica de la ciudad

Funcionó el cementerio municipal antes de su traslado, en 1885, a su actual emplazamiento. Fue una de las primeras que se creó en nuestra ciudad.

Fotos: Pablo Presti-La Nueva.

Con el retiro de los juegos infantiles, un importante movimiento de tierra sobre calle 9 de Julio y la demolición de los primeros metros de muretes perimetrales comenzó la readecuación y puesta en valor de la plaza Pellegrini, en Moreno y Tucumán, uno de los espacios públicos centenarios que además cuenta con la singularidad de haber sido el último sitio donde funcionó el cementerio municipal antes de su traslado, en 1885, a su actual emplazamiento.

La obra tiene un presupuesto de 98 millones de pesos, un plazo de seis meses y está a cargo de la firma Micser SRL

La plaza será intervenida buscando un “mejoramiento en términos de accesibilidad, seguridad y prioridad al peatón, con un desarrollo paisajístico que favorezca las actividades de esparcimiento, ocio y deportivas”, según indica el pliego de bases y condiciones. 

Si bien a principios del año pasado la comuna consideró reconvertir el paseo en un espacio temático, relacionado con la historia del básquetbol local, el proyecto tendrá otra característica, más allá de destinar un sector a la colocación de un aro de básquet.

A fines de 2018 la plaza alcanzó visibilidad luego de la inesperada demolición de las pérgolas que eran características del lugar. El desprendimiento de un pedazo de mampostería de una de esas obras resultó un llamado de atención sobre el regular estado de esas estructuras, pero en lugar de evaluar su situación para una posible reparación se procedió a su inmediata demolición.

El actual proyecto contempla la recomposición del trazado, respetando el nivel del terreno existente con una adecuación en sus bordes ya que serán demolidos los muretes que la rodean.

Se demolerá la fuente que ocupa el centro del espacio y que desde hace décadas dejó de funcionar como tal. Se contempla la materialización de varios caminos de trazado curvo, enlazando los puntos de acceso al paseo. 

Se construirán nuevas veredas, habrá plantación de árboles y arbustos, iluminación, rampas y espacios de estar. También se colocarán juegos infantiles y se construirán dos pérgolas con perfiles de hierro.

Como equipamiento se ubicarán bancos, mesas con tableros de ajedrez, bicicleteros, cestos, iluminación LED y varios canteros.

Un lugar con historia

En enero de 1911 la municipalidad resolvió crear una plaza en el espacio donde por entonces funcionaba un depósito municipal. Fue el propio jefe comunal, Valentín Vergara, quien atendió el pedido vecinal de un par de años antes de generar ese paseo. 

"La plaza no será muy amplia pero romperá la monotonía del lugar y ofrecerá un sitio de recreo higiénico y de desahogo, contorneado por arboledas y jardines", mencionó este diario.

El agrónomo municipal delineó el paseo, mientras se procedía a la demolición del muro perimetral del cementerio que funcionó en el lugar entre 1864 y 1885. 

Si bien al mudarse la necrópolis se procedió a la exhumación y traslado de varios cuerpos –por caso los del médico Sixto Laspiur y del ingeniero Felipe Caronti— muchos otros han quedado allí para siempre, entre ellos los de la primera partera de la ciudad, Ana María López, y el de Facundo Quiroga, nieto del caudillo riojano homónimo.

Otro componente que caracterizó a la plaza es que todos sus monumentos fueron vandalizados.