Bahía Blanca | Jueves, 18 de abril

Bahía Blanca | Jueves, 18 de abril

Bahía Blanca | Jueves, 18 de abril

EE.UU: la máxima autoridad en salud habló de redes sociales

El Dr. Vivek H. Murthy, principal portavoz del gobierno, se refirió a las consecuencias del uso de redes sociales en la etapa de desarrollo de los jóvenes. 

Hizo un llamamiento a funcionarios políticos, empresas tecnológicas, investigadores y padres.

El Dr. Vivek H. Murthy es Cirujano General de Estados Unidos, la máxima autoridad en materia de salud pública. Es el jefe operativo del Cuerpo Comisionado del Servicio de Salud Pública de los Estados Unidos (PHSCC) y, por lo tanto, el portavoz principal en el gobierno de los Estados Unidos.

Este martes emitió una advertencia pública en la que alerta de los riesgos que el uso de las redes sociales tiene para los jóvenes.  En un informe de 19 páginas, Murthy señala que, aunque los efectos de las redes sociales en la salud mental de los adolescentes no se conocen del todo y las redes sociales pueden ser beneficiosas para algunos usuarios, "hay abundantes indicadores de que las redes sociales también pueden tener un grave riesgo de daño para la salud mental y el bienestar de niños y adolescentes".

El cirujano general hizo un llamamiento a los funcionarios políticos, las empresas tecnológicas, los investigadores y los padres para que "tomen medidas urgentes" para proteger a los jóvenes de los posibles riesgos.

"Los adolescentes no son adultos más pequeños", dijo Murthy en una entrevista con The New York Times sobre la advertencia. "Están en una etapa distinta de desarrollo y en una fase crítica de desarrollo del cerebro".

El informe señala que "el uso frecuente de las redes sociales puede estar asociado a cambios perceptibles en el cerebro en desarrollo, específicamente en la amígdala (importante para el aprendizaje emocional y el comportamiento) y la corteza prefrontal (importante para el control de los impulsos, la regulación emocional y la moderación del comportamiento social), y podría aumentar la sensibilidad a las recompensas y castigos sociales".

El informe también cita investigaciones que indican que hasta el 95% de los adolescentes declararon utilizar al menos una plataforma de redes sociales, mientras que más de un tercio afirmó utilizar las redes sociales "casi constantemente". Además, casi el 40% de los niños de entre 8 y 12 años utilizan las redes sociales, a pesar de que la edad mínima requerida para la mayoría de los sitios es de 13 años.

Los investigadores han tenido dificultades para comprender el impacto del uso de las redes sociales en la salud mental de los adolescentes. Los datos no son claros e indican que los efectos pueden ser tanto positivos como negativos. Por ejemplo, las redes sociales permiten a algunos jóvenes relacionarse con otros, encontrar una comunidad y expresarse.

Pero las redes sociales también están llenas de "contenidos extremos, inapropiados y nocivos", señala la advertencia, entre ellos contenidos que "normalizan" la autolesión, los trastornos alimentarios y otros comportamientos destructivos.

El ciberacoso está muy extendido. Y el aumento del uso de las redes sociales coincide con una disminución del ejercicio físico, el sueño y otras actividades consideradas vitales para el desarrollo del cerebro.

Además, los espacios de las redes sociales pueden ser especialmente conflictivos para los jóvenes, añade la advertencia: "En la adolescencia temprana, cuando se están formando la identidad y el sentido de la autoestima, el desarrollo del cerebro es especialmente susceptible a las presiones sociales, las opiniones de los pares y la comparación entre pares".

La recomendación se suma a un creciente número de llamamientos a que se tomen medidas en torno a los adolescentes y las redes sociales, conforme los expertos analizan el papel que pueden tener en la actual crisis de salud mental de los adolescentes.

Este mes, la Asociación de Psicología de los EE.UU. publicó la primera guía sobre redes sociales, en la que recomienda a los padres que estén muy atentos al uso que les dan los adolescentes y a las empresas tecnológicas que reconsideren funciones como el scrolling interminable y el botón "Me gusta".

En el comunicado, Murthy expresa la "necesidad urgente" de claridad en varios frentes de investigación. Entre ellos, los tipos de contenido de las redes sociales que causan daño; si se ven afectadas determinadas vías neurológicas, como las relacionadas con la recompensa y la adicción; y qué estrategias podrían utilizarse para proteger la salud mental y el bienestar de niños y adolescentes.

"Nuestros hijos se han convertido en participantes inconscientes de un experimento que lleva décadas", escribió Murthy. "Es fundamental que investigadores independientes y empresas tecnológicas trabajen juntos para avanzar rápidamente en nuestra comprensión del impacto de las redes sociales en niños y adolescentes".

Murthy también reconoció que hasta ahora "la responsabilidad de proteger a la juventud ha recaído predominantemente en los niños, los adolescentes y sus familias".

"Eso es pedirles mucho a los padres: tomar una nueva tecnología que evoluciona rápidamente y que cambia fundamentalmente la forma en que los niños se perciben a sí mismos" y pedir a los padres que la gestionen, dijo Murthy a The Times.

"Así que tenemos que hacer lo que hacemos en otras áreas en las que tenemos problemas de seguridad de los productos, que es establecer normas de seguridad en las que los padres puedan confiar y que realmente se hagan cumplir". (Clarín)