Bahía Blanca | Miércoles, 22 de mayo

Bahía Blanca | Miércoles, 22 de mayo

Bahía Blanca | Miércoles, 22 de mayo

Un fallo judicial “a la altura” de las fuerzas de seguridad

Revocaron una acción de amparo que beneficiaba a una joven que pretendía ingresar en las filas de la Policía Federal y no cumplía con el requisito de la talla mínima.

El caso se dio en la Capital Federal, pero bien podría suceder en nuestra ciudad o en cualquier otro punto de la Argentina.

Una joven aspirante a ingresar en una fuerza de seguridad fue rechazada por una cuestión de altura y recurrió a la Justicia.

En primera instancia admitieron la acción de amparo de Gretel Ana María Rojas, pero al llegar a la revisión, hace algunos días, la Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal revocó la medida y confirmó que, por su talla, inferior al límite mínimo de 1.60 metro, no podrá ser parte de la Policía Federal Argentina (PFA), tal como lo anhelaba.

Fuentes de la delegación local de esa fuerza reconocieron que no se trata de una medida "caprichosa ni de discrminación", ya que los requisitos de ingreso también existen para la rama masculina.

Rojas reclamaba que se le dejara rendir el examen de admisión y que la exigencia de la estatura era "una limitación arbitraria".

El juez de primera instancia le dio la razón, al considerar que la institución no aportó argumentos técnicos para sustener la denegatoria ni tampoco relacionó esa condición con la buena gestión de la función policial.

A su vez, dijo que el protocolo de la PFA apunta a garantizar "la igualdad de oportunidades" para el ingreso en la fuerza de quienes tienen vocación de servicio.

Autonomía

Sin embargo, los camaristas Sergio Gustavo Fernández y Carlos Manuel Grecco revocaron la medida y aceptaron la apelación de la PFA.

Por un lado explicaron que la declaración de inconstitucionalidad es "la más delicada de las funciones susceptibles de encomendar a un tribunal de justicia", que debe estar a cargo de quien la denuncia la prueba de que ese extremo esté configurado.

"El pronunciamiento en cuestión no ha avanzado sobre la legalidad de la restricción vinculada a la estatura mínima materia de la presente acción de amparo. Ello es así, dado que la actora no ha formulado impugnación al respecto, en tanto se ha limitado a objetar el requisito reglamentario sin hacerlo respecto de la norma", advirtieron los camaristas.

Por otro lado, remarcaron que existe un límite de control judicial y que en casos como el analizado el estado policial o militar cuenta con autonomía funcional derivada del principio de división de los poderes.

"Cabe tener en cuenta que la demandada (PFA) sostuvo que la exigencia relativa a una estatura mínima de las postulantes a cadetes tiende a 'garantizar el carácter operativo y el buen funcionamiento de los servicios de Policía'", agregaron.

A su vez, explicaron que en las acciones de amparo los que optan por esta vía "deben acreditar la existencia de arbitrariedad o ilegalidad manifiesta" y no la demandada, con lo cual el juez de primera instancia "alteró el enfoque del planteo".

Finalmente, la Cámara entendió que "no se configura –de modo notorio– discriminación alguna" ni se observan fines arbitrarios.

Un cambio de 20 años

Hasta el año 2000, al menos en la PFA, las mujeres ocupaban lo que se llamaba "escalafón apoyo" (un grado auxiliar) y no tenían el mismo tratamiento que los hombres, incluso para los ascensos.

Desde esa fecha comenzaron los cambios y hoy cursan la misma carrera, en igualdad de oportunidades.

En la delegación Bahía Blanca hoy la rama femenina ocupa cerca del 30% de la planta total (15 de 57 efectivos), con lugares de poder.

Por ejemplo, el Gabinete Científico Pericial, que trabaja en distintos estudios tanto en nuestra región como en provincias patagónicas, está encabezado por una mujer que tiene el mismo rango que el comisario que conduce la repartición.

Razones de operatividad

Estudios. El límite de la altura, según se asegura, está evaluado a través de estudios clínicos, morfológicos y de operatividad.

Destinos. Por la reglamentación, los aspirantes no necesariamente pueden ser envíados a un área específica (administrativa o pericial, por caso) sino que deben estar disponibles para cualquier función.

Ejemplos. Para personas de menor contextura (hombres y mujeres) es más dificultoso el manejo de las armas (no es lo mismo manipular una pistola Browning que una Pietro Beretta, que es más grande), de los escudos o los bastones y hasta de una moto de alta cilindrada como la que utilizan en la división motorizada de la fuerza.

Límites. Las condiciones de ingreso en la PFA marcan límites de altura tanto en el mínimo como en el máximo. Hombres: de 1.65 a 1.95 metro y en las mujeres, 1.60/1.85.

Otros requisitos. También se requiere ser argentino nativo, tener entre 17 y 25 años y secundario completo (o estar cursando el último año), ser soltero y sin hijos y rendir los exámenes previstos.