Bahía Blanca | Sabado, 01 de abril

Bahía Blanca | Sabado, 01 de abril

Bahía Blanca | Sabado, 01 de abril

Ecuador expulsó al embajador argentino y Cancillería reaccionó en espejo

La relación diplomática entre ambos países quedó debilitada tras la huida de la exministra ecuatoriana María de los Ángeles Duarte, condenada por corrupción.

Guillermo Lasso y Alberto Fernández (foto: Infobae)

El Gobierno expulsó anoche al embajador de Ecuador en Argentina, Xavier Alfonso Monge Yoder, como respuesta exacta a la decisión tomada por la administración ecuatoriana, que declaró persona no grata al embajador argentino en Ecuador, Gabriel Fucks, y le exigió que abandone Quito en un plazo máximo de 72 horas.

“Lamentando por lo tanto la incomprensible decisión del Gobierno ecuatoriano de solicitar el retiro de Ecuador del Embajador Gabriel Fuks, se ha decidido adoptar por nuestra parte la misma situación con respecto al Embajador ecuatoriano en Argentina”, dice el comunicado de la Cancillería argentina.

Tal escalada diplomática sin precedentes sucedió tras la fuga de la exministra de Transporte y Obras Públicas de Ecuador, María de los Ángeles Duarte, sentenciada a ocho años de prisión por corrupción.

Duarte estaba refugiada en la embajada argentina en Ecuador y tenía concedido un pedido de asilo otorgado por Alberto Fernández. Su par ecuatoriano, Guillermo Lasso, dijo al presidente que no correspondía darle asilo a la exministra porque había cometido hechos de corrupción y, acto seguido, se negó a habilitar un salvoconducto que le hubiera permitido a la ex ministra de Rafael Correa abandonar Quito rumbo a Buenos Aires.

Ante la falta de ese salvoconducto diplomático, la justicia de Ecuador tenía permitido apresar a Duarte cuando saliera de la sede diplomática de la Argentina en ese país. En ese escenario, la exministra huyó el sábado hacia Venezuela: tras esquivar a las fuerzas de seguridad de Ecuador que controlaban los accesos de la residencia, se tomó un avión que aterrizó en Caracas y quedó bajo la protección de Nicolás Maduro.

María de los Ángeles Duarte y Rafael Correa durante un acto oficial en Ecuador (foto: Sputnik)

El gobierno argentino comunicó a la presidencia de Ecuador que Duarte había abandonado la embajada sin avisar oficialmente. Una vez en caracas, adonde ingresó sin inconvenientes legales, la exministra informó a Fucks que se encontraba en la capital de Venezuela.

Acto seguido, Duarte concurrió a la embajada de Argentina en Caracas para avisar de su decisión oficialmente. Y la cartera de Santiago Cafiero -para evitar otro roce diplomático con el gobierno de Lasso- emitió un comunicado oficial:

“A las 11 de la mañana (hora local) del día de hoy martes 14 de marzo, la Sra. María de los Ángeles Duarte Pesantes se hizo presente en la sede de la Embajada argentina en Caracas y fue atendida por el Embajador Oscar Laborde, y dos funcionarios de la sede diplomática", comienza el escrito de Cancillería.

Y continúa: "La señora Duarte Pesantes informó que actualmente se encuentra en Caracas -sin brindar explicaciones sobre el modo en el que lo hizo, ni si se encuentra junto a su hijo- y realizó averiguaciones sobre la documentación que nuestro país le pudiera extender. Asimismo, manifestó no tener intenciones de viajar a la Argentina en el corto plazo”.

El embajador argentino Gabriel Fuks y su par ecuatoriano Xavier Monge Yoder (foto: La Nación)

La fuga causó conmoción política en Ecuador y dejó en evidencia que Lasso se encuentra debilitado. La aliada incondicional de Correa esquivó a sus fuerzas de seguridad, a sus servicios de inteligencia, a sus autoridades migratorias y a todos los controles aéreos de su país.

Tras el comunicado que confirmó que Duarte estaba en Venezuela, la relación diplomática con Ecuador se deterioró aún más. Lasso consideró que la Cancillería no había informado todos los detalles de la huida de Duarte de Quito, y decidió expulsar al embajador argentino Fucks, que llegará a Buenos Aires antes que concluya esta semana.

Y a continuación, en una réplica diplomática simétrica, Cafiero anunció que declaraba persona no grata al embajador ecuatoriano Monge Yoder, que debe abandonar el país en 72 horas.

No hay ruptura formal de las relaciones bilaterales, pero los lazos diplomáticos entre Argentina y Ecuador quedaron muy deteriorados. Mientras tanto, Duarte está en Caracas y aguarda que Maduro -algún día- la reciba en el Palacio de Miraflores. (Con información de Infobae)