Bahía Blanca | Martes, 05 de marzo

Bahía Blanca | Martes, 05 de marzo

Bahía Blanca | Martes, 05 de marzo

Filipinas denunció ataques chinos contra su flota en el mar Meridional

La disputa por el control de esta zona derivó en choques cada vez más frecuentes y agresivos entre Manila y Beijing.

El conflicto amenaza la seguridad y estabilidad local.

Filipinas denunció que este sábado buques chinos lanzaron nuevos ataques contra su flota en el mar Meridional, donde Beijing mantiene vigente un reclamo por su dominio. El Grupo de Trabajo Nacional de Filipinas condenó en un comunicado las “acciones agresivas e ilegales” ocurridas en las últimas horas en el Atolón de Scarborough.

Según agregó el escrito, los incidentes ocurrieron cuando barcos de la oficina de pesca de Manila navegaron hasta el banco para proporcionar combustible, alimentos y presentes navideños a los empleados a bordo de los pesqueros Sanday, Bankaw y Tamblot operando en esta zona.

Al acercarse, un grupo de guardacostas chinos —que el régimen movilizó en un intento de intimidación— inició maniobras peligrosamente agresivas que incluyeron “cañones de agua para obstruir e impedir” su curso.

“Fueron utilizados al menos ocho veces” a una distancia de entre 2.6 y 3.5 kilómetros, precisó el texto y sumó que se desplegaron pequeñas lanchas que se sumaron a las maniobras, junto con una barrera flotante para obstaculizar el paso.

También, los oficiales de Beijing —que aseguraron haber “aplicado medidas de control acordes con la ley” luego de que las naves “se adentraran en aguas adyacentes a la isla de Huangyan”— activaron un dispositivo acústico de largo alcance que provocó “graves molestias temporales e incapacitación a algunos tripulantes filipinos”, una estrategia que ya había sido utilizada en el pasado, aunque en aquella oportunidad con un láser que derivó en cegueras temporales.

“El ejercicio ilegal por parte de China de los poderes de aplicación de la ley marítima, la interferencia con los buques filipinos, el acoso y la intimidación de los pescadores filipinos son violaciones del derecho internacional, en particular de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar”, declaró el portavoz del Servicio de Guardacostas del país, Jay Tarriela, e insistió en que “impedir la distribución de ayuda humanitaria no sólo es ilegal sino también inhumano”.

Por su parte, el Grupo exigió “que el Gobierno chino tome medidas inmediatas para poner fin a estas actividades agresivas y defienda los principios del derecho internacional, y desista de acciones que atenten contra la soberanía filipina y pongan en peligro la vida y el sustento de los pescadores filipinos”.

Estados Unidos se sumó a las condenas y mediante su embajadora en Manila, MaryKay Carlson, manifestó que “este comportamiento pone en peligro vidas y medios de subsistencia” por lo que “estamos con nuestros amigos filipinos, socios y aliados, en apoyo de un Indo-Pacífico libre y abierto”.

El de este sábado fue el más reciente ataque del régimen de Beijing contra Filipinas, y uno de los más agresivos en lo que va del año. Los choques entre las naciones se dan en el marco de una disputa por el control de zonas como los bancos de Scarborough y Second Thomas, en el mar de China Meridional.

Washington se mantiene firme en su apoyo a Manila, su aliado desde hace años, y hasta dijo que se verá obligado a intervenir si las fuerzas, aviones o barcos filipinos son objeto de un ataque armado.

Asimismo, el presidente Ferdinand Marcos Jr. dio luz verde a la llegada de más oficiales a las bases militares en su país en virtud del pacto de defensa de 2014, para reforzar la defensa, y ordenó más patrullas marítimas y aéreas tanto conjuntas como por separado con Estados Unidos y Australia. Se consideran, también, maniobras con Japón y otras naciones afines.

Xi Jinping no tardó en expresar su descontento frente a estas alianzas y advirtió que el despliegue de fuerzas estadounidenses amenazan la paz y la estabilidad regionales. Es por ello que pidió a Washington que se mantenga al margen de esta “disputa puramente asiática”. (Infobae)