Bahía Blanca | Sabado, 02 de marzo

Bahía Blanca | Sabado, 02 de marzo

Bahía Blanca | Sabado, 02 de marzo

Jugadores “parados”, la voz de la figura y todo lo que dejó Bella Vista-Huracán

El “Globo” ganó 4-0, un hincha apagó el fuego que se había generado entre los papeles amontonados y el partido fue larguísimo.

Fotos: Emmanuel Briane y Samanta Marco-La Nueva.

El piso del estadio Carminatti en excelente estado, una final que se pudo desarrollar sin problemas con público de ambos lados y una disparidad en el resultado que no existió en los dos cotejos definitorios del torneo Clausura, cuando habían empatado en el tiempo regular y decidieron en los penales.

Huracán venció 4-0 a Bella Vista en la primera final por el título oficial 2023 de la Liga del Sur y el próximo domingo, en el segundo cotejo de la serie, le alcanzará el empete para ser campeón. El encuentro empezó demorado por un “tapón” de gente en el portón de calle Chile, donde ingresaban los seguidores del Globito.

Se vieron algunas corridas y se oyeron gritos, pero el Comisario de la Seccional Segunda, Marcelo De La Rosa, explicó en el momento que “como estaba por empezar el partido algunos hinchas de Huracán quisieron entrar de prepo pero sin entradas, por eso el desborde, pero actuaron rápido los efectivos (el operativo contó con 120 policías) apostados en ese lugar y todo volvió a la calma”.

Después la superioridad táctica del conjunto del bulevar sobre un elenco Gallego anémico en la ofensiva y muy permeable de mitad de cancha hacia atrás.

Promediando la etapa inicial, sobre la tribuna que ocupaba Huracán, a un costado del arco, se prendieron fuego los papeles (serpentinas) que habían arrojado los hinchas para el recibimiento de su equipo, y un simpatizante del “Globo” pasó por encima del alambrado, saltó hacia el interior del campo de juego y lo apagó a los pisotones.

Consumada su “obra de bien”, se volvió a ir por el mismo lugar por donde ingresó: trepando el cerco perimetral. A los 42 minutos del segundo tiempo, el árbitro Fernando Máqruez, a quien se le detuvo el reloj, dio por finalizado el juego, reanudándolo un rato largo después, situación que ampara el reglamento, por lo que la decisión del juez principal estuvo bien tomada.

Si no reanudaba, debía suspender por alguna causa, y como no hubo nada que lo haya llevado a tomar la determinación de no seguir jugando, reactivó las acciones.

Márquez se equivocó, no tengo dudas que fue un descuido, porque experiencia, paño y muñeca le sobra para dirigir esta o la final que sea. De ahí hasta el final, los jugadores se “pararon” en el campo: se prestaron la pelota y dejaron que pase el tiempo, dando a entender que el resultado era inamovible y que un gol de uno o del otro no iba a tener injerencia en el próximo encuentro ya que hay diferencia de puntos pero no de goles (es decir que si gana el albiverde, por cualquier marcador, hay tercer partido).

“Necesitábamos este triunfo, lo merecimos porque tácticamente fuimos más que el rival a lo largo del partido. Tras el 1-0 nos tranquilizamos, nos soltamos y pudimos sacar a relucir la impronta que mostró este equipo a lo largo de la temporada”, señaló la figura de la cancha: Lucas Der, autor del primer tanto para el Cangrejo.

--¿Fue en off-side?

--Desde una cámara se nota que estoy adelantado y de otra no, pero en el momento que Marcelo (Erbín) va a patear el tiro libre, salgo rápido para deshacerme de mi marca y con la intención de ir a buscar un posible rebote.

El roce en la barrera hizo que el balón venga hacia mi posición, y ahí sí estaría adelantado. En el momento que la pelota sale del pie derecho de Erbín, me encuentro en la misma línea que Reule, mi marcador. Es una jugada muy fina, vi la imagen tres o cuatro veces y estoy convencido de que pico habilitado.

“Con respecto a la diferencia de gol, me sorprendió que no la tengan en cuenta, pero bueno, no es excusa porque sabíamos que las condiciones estaban establecidas desde un primer momento, no es que se inventó ahora”.

--El domingo, con el empate listo.

--Vamos a salir a ganar, a lo Huracán; queremos demostrar porque pretendemos ser campeones.