Bahía Blanca | Sabado, 02 de diciembre

Bahía Blanca | Sabado, 02 de diciembre

Bahía Blanca | Sabado, 02 de diciembre

Comprarán cuatro buques para que Prefectura patrulle el Mar Argentino

La idea es construir dos fuera del país y dos en astilleros nacionales, incorporando así tecnología de punta en industria naval.

Aunque dieron sobradas muestras de su fortaleza y capacidad, 40 años es mucho para un barco, y sobre todo si se trata guardacostas con la misión de surcar aguas siempre desafiantes, como las de nuestro Mar Argentino.

Seguramente es por eso que el gobierno argentino acaba de lanzar una licitación para adquirir cuatro patrulleros oceánicos con destino a la Prefectura Naval Argentina.

Estos serán la generación que reemplace a las cinco unidades “Clase Mantilla” construidas en Astilleros Bazán, Ferrol, España: los ya legendarios GC-24 Mantilla, GC-25 Azopardo, GC-26 Thompson, GC-27 Prefecto Fique y GC-28 Prefecto Derbes.

Su incorporación constituyó un cambio paradigmático en lo que hace a la capacidad operativa y patrimonial de la fuerza, con real presencia en el control del Mar Argentino y, sobre todo, de la pesca ilegal a cargo de buques extranjeros, con 80 pesqueros apresados.

Por eso hoy, tras miles de singladuras y millas navegadas en múltiples operaciones, bajo todo tipo de circunstancias y condiciones de mar, se abre una nueva etapa.

En ese sentido, días atrás se publicó en el Boletín Oficia el llamado a licitación para la adquisición de cuatro patrulleros oceánicos.

Se trata de la licitación pública 0038/2023 y mediante la cual se fijó para el 15 de marzo de 2024, a las 12, la apertura de las ofertas.

La intención es avanzar en la construcción de los buques con transferencia tecnológica, destacándose en tal sentido la idea de trabajar en dos de las embarcaciones en astilleros nacionales.

Precisamente, el Artículo 13 de la licitación establece la construcción de al menos dos de los cuatro buques en astilleros locales nacionales.

Esa tarea se logrará mediante un convenio de transferencia de tecnología entre el adjudicatario y los astilleros nacionales, fortaleciendo a la industria naval argentina y fomentando la colaboración.

Según la revista Escenario Mundial, se busca la construcción de cuatro Offshore Patrol Vessel (OPV) con 80 metros de eslora y 11 de manga, con un desplazamiento de 1.800 toneladas, 6500 millas náuticas de autonomía, 21 nudos de velocidad de persecución y 10 nudos de velocidad de patrulla.

Santiago Rivas, de Pucará.org, sostuvo que la fuerza apunta a buques de unos 80 metros de eslora y recordó que anteriormente había expresado preferencia por los proyectos del astillero Damen, especialmente el modelo Offshore Patrol Vessel 1800 Coast Guard de 83 metros de eslora y 13,7 metros de manga, 20 nudos de velocidad, 4500 millas de alcance, propulsado por cuatro motores Caterpillar 3512C/C con una potencia total de 7.060 bkW a 1800 rpm.

Este puede llevar 70 tripulantes más 21 pasajeros y posee cubierta de vuelo para operar helicópteros de hasta 11 toneladas, aunque no cuenta con hangar. Se lo puede equipar con un Sistema electroóptico de vigilancia, sistemas de comunicaciones tácticas y dos ametralladoras de 12,7 mm.

Cabe recordar que Astilleros Río Santiago (ARS), en Ensenada, viene realizando gestiones para la construcción de Buques Oceánicos Multipropósito (BOM) para la Armada y OPV-80 para la Prefectura.

En su diseño, ARS impulsa patrulleros de 80 metros de eslora y 12,8 de manga, con 1.600 toneladas de esplazamiento y un costo aproximado de US$ 60 millones.

Los buques podrán alcanzar 24 nudos de velocidad máxima y 15 nudos de velocidad crucero y tendrán una autonomía de 7 mil millas náuticas a 15 nudos y 38 tripulantes.

El armamento estará compuesto por un cañón de 30 milímetros y tres Ametralladoras de 12,7mm (1 a control remoto + 2 manuales).

En cuanto al armamento, se mencionan dos plataformas o estaciones de armas controladas remotamente RWS Sea-Rogue S, una para ametralladora calibre 12,7 mm y otra para un cañon de 20 mm en proa.