Bahía Blanca | Domingo, 27 de noviembre

Bahía Blanca | Domingo, 27 de noviembre

Bahía Blanca | Domingo, 27 de noviembre

"No me quería despedir del Midget por mis problemas de salud, sino por decisión propia"

Claudio Ullmann no la pasó bien y tuvo que dejar su auto olvidado arriba del trailer durante un buen tiempo. 

Foto: Archivo- La Nueva.

Por Tomás Arribas / tarribas@lanueva.com

 

   Mucha agua pasó bajo el puente, pero todavía hay deudas por saldar para el bahiense Claudio Ullmann, uno de los tantos animadores del presente Torneo Invernal de Midget 2022, cuyo quinto y penúltimo capítulo se escribirá el próximo domingo desde las 11.

   El respetado volante de 42 años dejó atrás algunos tristes episodios de salud y decidió regresar al derrape procurando darle un decoroso cierre a su ya dilatada campaña deportiva, interrumpida en más de una oportunidad por razones de fuerza mayor.

   He allí el por qué de la decisión de Claudio, hijo del querido “Chiquito”, entrañable colaborador del Club Midgistas del Sur, y el mayor de los hermanos que supo acelerar en el Héctor Evaristo Plano de Aldea Romana.

Más de 90 máquinas animarán la quinta fecha

   “Una sola vez me bajé para descansar. Pero la última vez fue por problemas de salud, luego de sufrir un pico de estrés que me afectó el sistema nervioso y que ni siquiera me dejaba ir a la pista, porque el frío me hacía mal. La bronca pasó por ahí, bajarme por problemas de salud y no por decisión propia”, explicó Claudio, quien debutó en la especialidad en la temporada 2000/01.

   “Por suerte--agregó--, si bien tengo algunas secuelas, estoy muy bien y en buenas condiciones para correr. Cuando me subo al Midget me tranquilizo y me olvido un poco de todo. Y decidí volver a correr por esa razón, quiero darle un buen cierre a mi campaña y terminar por decisión propia”.

   Con el mismo chasis que disputó su último certamen (NdR: 2018/19), construido en el taller familiar junto a su padre, y un motor preparado por Rubén Schell, Ullmann se apresta a agotar sus últimos cartuchos procurando emular las buenas actuaciones del pasado.

   Curiosamente, luego de sufrir uno de los accidentes más espectaculares en la historia de Aldea Romana, el cual marcara un precedente en seguridad (a partir de allí fue obligatorio el uso de la red en el techo del chasis), Ullmann se reinventó y llegó a su punto más alto.

   Haciendo un poco de memoria, Ullmann supo subir al podio en certámenes estivales (por ejemplo, en la primera fecha del certamen 2015/16) y ser contendiente al playoff en más de una oportunidad. Naturalmente, una de las cuotas pendientes en su tintero…

    “La idea es correr el Invernal y afrontar todo el verano. La rotura del motor en las primeras dos fechas nos cambiaron un poco los planes, ya que todo nuestro presupuesto, que es bastante limitado, tuvimos que destinarlo a las reparaciones. También queríamos hacer un chasis nuevo, pero con ese gasto tan grande en los motores no pudimos comprar los caños”, contó.

   “Mientras seguiremos con lo que tenemos. Y con respecto al motor, Ruben Schell encontró en el banco de pruebas que no estaba funcionando a pleno, pero considerando lo apretado que está el calendario preferimos no desarmarlo e ir con el auto así como está. Cuando termine el Invernal nos abocaremos de lleno a trabajar y ver si podemos armarnos mejor”, agregó.

   --Se te escucha con ganas. ¿A qué pretenden llegar?

   --Sí, estamos motivados. A pesar que no tenemos los recursos ideales queremos darlo todo y ver cuál sería nuestro límite dentro de lo que hay. Los años no son los mismos, el tiempo pasó, hay otras prioridades, los golpes te marcan y, quieras o no, está el trabajo personal y la familia antes que todo. Pero queremos hacerlo lo mejor posible, dentro de lo que se pueda, y creo que, a pesar del poco presupuesto, tenemos un buen conjunto entre chasis y motor.

   “Una de mis últimas temporadas quedamos muy cerca de pelear por el playoff, lo cual sería un sueño. Sé que sería muy difícil lograrlo, pero por lo pronto haremos lo mejor posible para lograr buenos resultados. Espero poder hacer dos o tres temporadas decorosas y cerrar bien mi campaña deportiva”, cerró Claudio.